/ viernes 16 de abril de 2021

Pie de Nota | El Gran Carnal

Este gobierno, el de la 4T, el hipercentralista, el que nunca se equivoca ahora tendrá acceso a los datos biométricos de los mexicanos

Este gobierno, el de la 4T, el hipercentralista, el que nunca se equivoca, el siempre honesto, el de la aplanadora electoral y de la mayoría legislativa, ahora tendrá acceso a los datos biométricos de los mexicanos.

Como informó esta casa editorial, tras la aprobación a la reforma a la Ley General de Telecomunicaciones y Radiocomunicación los usuarios de telefonía celular deberán aportar, además de los datos de identidad más personales, sus huellas dactilares y el iris de los ojos, para así formar un Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil que estará a cargo del IFT.

Como bien cabeceó El Sol de México dichas informaciones, "si no das tus datos personales y biométricos, te cancelarán servicio del celular".

Era cuestión de tiempo para la formación de un registro nacional de datos biométricos.

Desde hace años el sector financiero ha ido empujando a los biométricos y su recolección como mecanismo de seguridad, mientras que el SAT toma este tipo de datos al registrar a los contribuyentes.

Foto: Archivo

Al mismo tiempo, un creciente número de naciones ha construido bases nacionales de datos biométricos como respuesta a necesidades de seguridad, comprobación de identidad y hacienda, siendo Estonia uno de los ejemplos más exitosos.

El uso de biométricos es una parada más en la progresiva e inevitable digitalización de la vida cotidiana.

La captura de estos datos hace posible tecnologías disruptivas y de amplios beneficios como el uso seguro de servicios financieros digitales, la compra en tiendas sin cajeros como las de Amazon en California, el reconocimiento facial en cámaras para la seguridad pública, o el monitoreo de la salud a través de dispositivos móviles.

Es así que no sorprende esta reducción de la privacidad de los ciudadanos. Es la moneda que debemos de pagar por vivir en este mundo hiperconectado.

Aquí el problema es que los legisladores mexicanos, y en especial los de Morena, tienen el mal hábito de querer legislar sobre materias tecnológicas cuyos alcances no comprenden del todo.

Foto: Federico Xolocotzi

Las legislaciones que se han montado o querido montar a los modelos de negocio de empresas como Airbnb, Uber, Twitter, Facebook, bicicletas sin anclaje o los monopatines son ejemplos de ello.

En una primera instancia está el uso autoritario y violatorio de la privacidad que pudiese hacer el gobierno de estos datos centralizados.

Es de destacar que al momento no se tiene evidencia de este escenario, aunque los temores están bien argumentados. El Covid-19 ha sido particularmente revelador de cómo los gobiernos están dispuestos a reducir las libertades individuales.

Segundo, en México el acceso a Internet es un derecho constitucional desde 2013, el cual claramente está siendo violado si se considera que para una mayoría de mexicanos su principal punto de entrada son los teléfonos celulares.

Y tercero, preocupan particularmente las nulas garantías que hasta el momento se han dado para que toda la información biométrica vaya a estar segura.

Falta ver cómo queda la reglamentación para la conformación de la base nacional de datos biométricos, para lo cual el IFT tiene 180 días para armar.

Sin embargo, ésta debe pasar forzosamente por reconocer los gravísimos riesgos que supone la actividad del hackeo en México (el tercer país más hackeado del mundo, según Kaspersky) e implementa tecnologías de vanguardia como el blockchain para asegurar que la información biométrica esté segura.

Por ejemplo, apenas en julio la agencia de noticias china Xinhua informó que hackers estaban vendiendo datos de reconocimiento facial por apenas 8 centavos de dólar por rostro.

Si el Big Brother chino no puede detener fugas de información de este calibre resulta ominoso pensar las pifias de las que es capaz El Gran Carnal de aquí.

Los morenistas nos acaban de poner a todos en el filo de la navaja.

Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias


Este gobierno, el de la 4T, el hipercentralista, el que nunca se equivoca, el siempre honesto, el de la aplanadora electoral y de la mayoría legislativa, ahora tendrá acceso a los datos biométricos de los mexicanos.

Como informó esta casa editorial, tras la aprobación a la reforma a la Ley General de Telecomunicaciones y Radiocomunicación los usuarios de telefonía celular deberán aportar, además de los datos de identidad más personales, sus huellas dactilares y el iris de los ojos, para así formar un Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil que estará a cargo del IFT.

Como bien cabeceó El Sol de México dichas informaciones, "si no das tus datos personales y biométricos, te cancelarán servicio del celular".

Era cuestión de tiempo para la formación de un registro nacional de datos biométricos.

Desde hace años el sector financiero ha ido empujando a los biométricos y su recolección como mecanismo de seguridad, mientras que el SAT toma este tipo de datos al registrar a los contribuyentes.

Foto: Archivo

Al mismo tiempo, un creciente número de naciones ha construido bases nacionales de datos biométricos como respuesta a necesidades de seguridad, comprobación de identidad y hacienda, siendo Estonia uno de los ejemplos más exitosos.

El uso de biométricos es una parada más en la progresiva e inevitable digitalización de la vida cotidiana.

La captura de estos datos hace posible tecnologías disruptivas y de amplios beneficios como el uso seguro de servicios financieros digitales, la compra en tiendas sin cajeros como las de Amazon en California, el reconocimiento facial en cámaras para la seguridad pública, o el monitoreo de la salud a través de dispositivos móviles.

Es así que no sorprende esta reducción de la privacidad de los ciudadanos. Es la moneda que debemos de pagar por vivir en este mundo hiperconectado.

Aquí el problema es que los legisladores mexicanos, y en especial los de Morena, tienen el mal hábito de querer legislar sobre materias tecnológicas cuyos alcances no comprenden del todo.

Foto: Federico Xolocotzi

Las legislaciones que se han montado o querido montar a los modelos de negocio de empresas como Airbnb, Uber, Twitter, Facebook, bicicletas sin anclaje o los monopatines son ejemplos de ello.

En una primera instancia está el uso autoritario y violatorio de la privacidad que pudiese hacer el gobierno de estos datos centralizados.

Es de destacar que al momento no se tiene evidencia de este escenario, aunque los temores están bien argumentados. El Covid-19 ha sido particularmente revelador de cómo los gobiernos están dispuestos a reducir las libertades individuales.

Segundo, en México el acceso a Internet es un derecho constitucional desde 2013, el cual claramente está siendo violado si se considera que para una mayoría de mexicanos su principal punto de entrada son los teléfonos celulares.

Y tercero, preocupan particularmente las nulas garantías que hasta el momento se han dado para que toda la información biométrica vaya a estar segura.

Falta ver cómo queda la reglamentación para la conformación de la base nacional de datos biométricos, para lo cual el IFT tiene 180 días para armar.

Sin embargo, ésta debe pasar forzosamente por reconocer los gravísimos riesgos que supone la actividad del hackeo en México (el tercer país más hackeado del mundo, según Kaspersky) e implementa tecnologías de vanguardia como el blockchain para asegurar que la información biométrica esté segura.

Por ejemplo, apenas en julio la agencia de noticias china Xinhua informó que hackers estaban vendiendo datos de reconocimiento facial por apenas 8 centavos de dólar por rostro.

Si el Big Brother chino no puede detener fugas de información de este calibre resulta ominoso pensar las pifias de las que es capaz El Gran Carnal de aquí.

Los morenistas nos acaban de poner a todos en el filo de la navaja.

Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias


Mundo

EU aceptará viajeros inmunizados con dos diferentes vacunas

Solo se admitirán pruebas de inmunización con aquellos tipos de vacunas que hayan sido aprobadas por la OMS

CDMX

CDMX aplicará segunda dosis a personas de 18 a 29 años en cinco alcaldías

Se aplicará la vacuna de AstraZeneca en Cuauhtémoc, Milpa Alta, Magdalena Contreras, Venustiano Carranza y Pfizer en Cuajimalpa

Política

Gobernador de Tamaulipas acusa hackeo a su WhatsApp

Es importante proteger las cuentas de redes sociales para evitar un ataque cibernético

Política

Monreal pide "recato y prudencia" tras declaraciones de Bartlett sobre reforma energética

El funcionario señala que hay que esperar que el Constituyente Permanente decida sobre las modificaciones constitucionales de la reforma

Futbol

Lazio vs Inter termina en tremenda pelea y con polémica

Inter tuvo su primera derrota en la Serie A italiana por 3-1 contra Lazio

Mundo

Bill Clinton presenta mejoría tras ser hospitalizado por una infección

El expresidente de Estados Unidos, hospitalizado desde el martes, se encuentra en la unidad de cuidados intensivos por motivos de "seguridad y privacidad"

Mundo

Extraditan a EU al colombiano Álex Saab, presunto testaferro de Nicolás Maduro

Washington acusa a Saab de blanquear 350 millones de dólares para pagar corruptelas de Maduro a través del sistema financiero estadounidense

Mundo

Papa Francisco pide crear salario universal y liberar patentes de vacuna anticovid

El pontífice señaló la necesidad de cambiar el actual sistema socioeconómico y pidió a gobiernos, políticos, empresas y líderes religiosos que ayuden en este objetivo