/ viernes 17 de julio de 2020

Pie de Nota | San Gatell o Lucifer

El subsecretario de Salud se ha convertido en el cura del pueblo al que se acude para tener algún norte, preguntar por las penitencias a pagar, ser regañado o para encontrar algo de esperanza

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, se ha convertido en el cura del pueblo al que se acude para tener algún norte, preguntar por las penitencias a pagar, ser regañado, escuchar sermón o para encontrar algo de esperanza.

Y creo que ese es el problema con el subsecretario. Básicamente queremos que nos resuelva la vida, la cual se multiplicó en cuanto a complejidades y penas desde marzo pasado.

¿Cuándo se va a aplanar esa maldita curva?, ¿qué me pasa si no uso cubrebocas?, ¿cuántos muertos va a haber?, ¿por qué no se aplanó la curva cuando nos dijo?, ¿por qué fulano tiene otros datos?, ¿qué actividades hay que reactivar primero?, ¿para qué estamos aquí?, ¿cuál es el significado de la vida?

Foto: Cuartoscuro

El subsecretario tiene la obligación de emitir la información necesaria cuantas veces sea necesario para que tomemos las decisiones correctas; sin embargo, sostengo que su persona ha cobrado demasiada importancia en medio de la pandemia más mortal de los últimos 100 años.

El conocimiento científico del subsecretario es indudable. Con un vasto currículum centrado en el estudio y combate epidemiológico es el hombre adecuado para el problema que se nos presenta. Pero creer que esa sapiencia se traduce inmediatamente en habilidades de comunicación, sagacidad política y liderazgo es un despropósito.

Es por ello que su gestión de la pandemia no ha estado libre de culpas: el aparente caos del desconfinamiento en México, las gráficas tramposas, los regaños a la prensa, la falta de autocrítica, la tacañería en las pruebas para Covid, las inconsistencias en los datos, los muertos que no debieron ser.

Foto: Cuartoscuro

¿Hasta dónde llegan las responsabilidades del subsecretario en el impacto del Covid en México?, ¿qué tanto afectaron los necios y necesitados que nunca dejaron las calles, la abandonada infraestructura médica o las altas tasas de obesidad y diabetes?, ¿qué se pudo hacer diferente?

Me inclino a pensar que aún nos falta información y suficiente perspectiva histórica para hacer un análisis más o menos acertado. Aún no sabemos dónde acaba el liderazgo fallido y empieza la responsabilidad colectiva.

Lo que si sabemos es que hace mucho las responsabilidades del subsecretario sobrepasan su nivel salarial por cualquiera que sea y eso es culpa nuestra, quienes buscamos respuestas en sus conferencias como los feligreses en el púlpito; del gobierno del presidente López Obrador, que gusta de los personalismos y los liderazgos carismáticos. Sospecho también que del subsecretario mismo, quien cada vez se ve más cómodo en el papel de rockstar.

Foto: Cuartoscuro

De la noche a la mañana lo convertimos en el oráculo del pueblo a falta de certezas. El problema es que la ciencia no vaticina, sino que estudia y estima con base en condiciones actuales y pasadas. Y cuando esas estimaciones fallan es cuando hay desilusión entre los creyentes.

Que le pregunten a los economistas, que como cuenta el chiste pasan la primera mitad del año diciendo qué va a pasar y la segunda mitad explicando por qué no pasó.

En su mayoría la dinámica que el subsecretario López-Gatell guarda con la opinión pública es un espejo de la de su jefe: el hombre con las respuestas o de la completa incompetencia, al que se le ama o al que se le odia.

Foto: Cuartoscuro

Muestra de ello han sido las campañas a favor o en contra de su persona, que se debaten entre los reclamos absurdos y la cursi salamería. Léanse los hashtags #RenunciaGatell o #HugoAguantaElPuebloSeLevanta, que nada construyen más allá de la pena ajena.

Su éxito o fracaso es el del presidente López Obrador y sabemos sobradamente las polaridades políticas y sociales que su gobierno genera. Además de apellido ambos comparten destino.

La rifa del tigre le dicen.

Aquí puedes leer más del autor ⬇




Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, se ha convertido en el cura del pueblo al que se acude para tener algún norte, preguntar por las penitencias a pagar, ser regañado, escuchar sermón o para encontrar algo de esperanza.

Y creo que ese es el problema con el subsecretario. Básicamente queremos que nos resuelva la vida, la cual se multiplicó en cuanto a complejidades y penas desde marzo pasado.

¿Cuándo se va a aplanar esa maldita curva?, ¿qué me pasa si no uso cubrebocas?, ¿cuántos muertos va a haber?, ¿por qué no se aplanó la curva cuando nos dijo?, ¿por qué fulano tiene otros datos?, ¿qué actividades hay que reactivar primero?, ¿para qué estamos aquí?, ¿cuál es el significado de la vida?

Foto: Cuartoscuro

El subsecretario tiene la obligación de emitir la información necesaria cuantas veces sea necesario para que tomemos las decisiones correctas; sin embargo, sostengo que su persona ha cobrado demasiada importancia en medio de la pandemia más mortal de los últimos 100 años.

El conocimiento científico del subsecretario es indudable. Con un vasto currículum centrado en el estudio y combate epidemiológico es el hombre adecuado para el problema que se nos presenta. Pero creer que esa sapiencia se traduce inmediatamente en habilidades de comunicación, sagacidad política y liderazgo es un despropósito.

Es por ello que su gestión de la pandemia no ha estado libre de culpas: el aparente caos del desconfinamiento en México, las gráficas tramposas, los regaños a la prensa, la falta de autocrítica, la tacañería en las pruebas para Covid, las inconsistencias en los datos, los muertos que no debieron ser.

Foto: Cuartoscuro

¿Hasta dónde llegan las responsabilidades del subsecretario en el impacto del Covid en México?, ¿qué tanto afectaron los necios y necesitados que nunca dejaron las calles, la abandonada infraestructura médica o las altas tasas de obesidad y diabetes?, ¿qué se pudo hacer diferente?

Me inclino a pensar que aún nos falta información y suficiente perspectiva histórica para hacer un análisis más o menos acertado. Aún no sabemos dónde acaba el liderazgo fallido y empieza la responsabilidad colectiva.

Lo que si sabemos es que hace mucho las responsabilidades del subsecretario sobrepasan su nivel salarial por cualquiera que sea y eso es culpa nuestra, quienes buscamos respuestas en sus conferencias como los feligreses en el púlpito; del gobierno del presidente López Obrador, que gusta de los personalismos y los liderazgos carismáticos. Sospecho también que del subsecretario mismo, quien cada vez se ve más cómodo en el papel de rockstar.

Foto: Cuartoscuro

De la noche a la mañana lo convertimos en el oráculo del pueblo a falta de certezas. El problema es que la ciencia no vaticina, sino que estudia y estima con base en condiciones actuales y pasadas. Y cuando esas estimaciones fallan es cuando hay desilusión entre los creyentes.

Que le pregunten a los economistas, que como cuenta el chiste pasan la primera mitad del año diciendo qué va a pasar y la segunda mitad explicando por qué no pasó.

En su mayoría la dinámica que el subsecretario López-Gatell guarda con la opinión pública es un espejo de la de su jefe: el hombre con las respuestas o de la completa incompetencia, al que se le ama o al que se le odia.

Foto: Cuartoscuro

Muestra de ello han sido las campañas a favor o en contra de su persona, que se debaten entre los reclamos absurdos y la cursi salamería. Léanse los hashtags #RenunciaGatell o #HugoAguantaElPuebloSeLevanta, que nada construyen más allá de la pena ajena.

Su éxito o fracaso es el del presidente López Obrador y sabemos sobradamente las polaridades políticas y sociales que su gobierno genera. Además de apellido ambos comparten destino.

La rifa del tigre le dicen.

Aquí puedes leer más del autor ⬇




Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Sociedad

Ola de violencia provoca nuevo éxodo en Zacatecas

A inicios de este mes, 30 familias de las Atarjeas y seis de El Romerillo y La Cañada fueron desplazadas

México

Cambio climático empujó a 100 mil mexicanos fuera de su hogar

Abandonan su hogar por desastres naturales como las sequías, frentes fríos, inundaciones y huracanes

Sociedad

Otros 9 mil haitianos buscan llegar a México desde Panamá

El contingente de niños, mujeres y hombres salió de Haití por el conflicto político que hay en su país

Mundo

Terremoto de 7.5 grados sacude Perú, hay daños materiales

El país latinoamericano sufrió de dos movimientos telúricos durante la mañana de este domingo

México

Cambio climático empujó a 100 mil mexicanos fuera de su hogar

Abandonan su hogar por desastres naturales como las sequías, frentes fríos, inundaciones y huracanes

Cultura

Condecoran a Giorgio Armani como Cavaliere

El jefe de Estado, Sergio Mattarella, entregó personalmente este distintivo en el romano palacio del Quirinale

Gossip

Lady Gaga y Tony Bennet sintetizan 10 años de amistad en un concierto

Los cantantes  estrenan hoy One last time: An evening with Tony Bennett and Lady Gaga; el especial de televisión, se verá hoy sólo en Estados Unidos, en México se estrenará en fecha por confirmar a través de Paramount +

Gossip

Los 90's vuelven a la Arena Ciudad de México

Con la reaparición del grupo que lidera Sergio Mayer y la participación de Ana Torroja, Kabah, Lynda, JNS, Benny y Erick Rubía, entre otros, el espectáculo que reúne lo mejor de la música de los noventas se presentó frente a 25 mil asistentes. 

Mundo

Corrupción y narco marcan elecciones en Honduras

El fantasma del comunismo y los asesinatos políticos hicieron de esta campaña una de las más violentas