/ lunes 8 de mayo de 2023

¿Por qué todos queremos tener la razón? Lo que Sócrates nos enseña en tiempos de polarización

La incapacidad de escuchar y reconocer opiniones diferentes a las nuestras es un síntoma de que muchos hemos dejado de escuchar… Y ahí es donde entra la sabiduría del pensador griego

Una queja común hoy en día es que la política e incluso la sociedad en su conjunto están rotas. Con frecuencia, cada dilema se reduce a un punto muerto polarizado entre dos visiones en competencia y a la convicción de todos de que la suya es la correcta. Y tal vez esa insistencia en tener razón es la causa raíz de la fisura social.

Como estudiosos de la religión y la filosofía, argumentaríamos que nuestro aparente estancamiento apunta a una falta de humildad epistémica o intelectual, es decir, una incapacidad para reconocer, empatizar y, en última instancia, comprometerse con opiniones y perspectivas diferentes a las propias. En otras palabras, hemos dejado de escuchar.

Otras personas leyeron: Ver la política como ciencia ficción

Entonces, ¿por qué la humildad intelectual es tan escasa? La respuesta podría ser que la humildad va en contra del miedo de la mayoría de las personas a equivocarse.

La respuesta podría ser que la humildad va en contra del miedo de la mayoría de las personas a equivocarse

Pero pensamos que el problema es más complejo y quizás más interesante. Creemos que la humildad epistémica presenta algo así como un doble peligro que hace que ser humilde sea aterrador, y lo ha sido desde que Sócrates lo puso por primera vez en el corazón de la filosofía occidental.

Sabiendo que no sabes

Si tu mejor amigo te dijera que eres el más sabio de todos los seres humanos, tal vez te inclinarías a sonreír de acuerdo e invitar a tu amigo a tomar una cerveza. Pero cuando el antiguo Sócrates ateniense recibió esta noticia, respondió con sincera y absoluta incredulidad, a pesar de que su amigo lo había confirmado con el oráculo de Delfos, la autoridad adivinadora del mundo antiguo.

A pesar de su relativa vejez, Sócrates se embarcó de inmediato en un viaje para encontrar a alguien más sabio que él y pasó muchos días buscando a los sabios del mundo antiguo, una búsqueda que Platón relata en su Apología de Sócrates.

¿El problema? Descubrió que los sabios pensaban que sabían más de lo que realmente sabían. Eventualmente, Sócrates concluyó que él mismo era, de hecho, el más sabio de todos los hombres, porque al menos “sabía que no sabía”.

Esto no quiere decir que Sócrates no supiera nada: demuestra una y otra vez que sabía mucho. Más bien, reconoció que había limitaciones definidas en el conocimiento que podía reclamar.

Este es el nacimiento de la "humildad epistémica" en la filosofía occidental: el reconocimiento de que los puntos ciegos y las deficiencias de uno son una invitación para la investigación y el crecimiento intelectual continuos.

Provocando a los poderosos

Pero esa mentalidad puede parecer peligrosa para otras personas, especialmente si se sienten absolutamente seguras de sus convicciones.

En la antigua Atenas, tanto como hoy, el ser percibido como correcto se traducía en dinero y poder. La cultura de la ciudad-estado estuvo dominada por los sofistas, que enseñaban retórica a nobles y políticos, y los poetas, antiguos dramaturgos. El teatro griego y la poesía épica estaban estrechamente relacionados con la religión, y sus creadores eran tratados como portavoces de la verdad estética y moral.

Además, el teatro y la poesía también fueron importantes generadores de dinero, lo que motivó a los artistas a adoptar una mentalidad de "fracasar rápido, fracasar mejor", con miras a eventualmente demostrar que tenían razón y que les pagaran.

Al interrogar críticamente a los ídolos y las opiniones polarizadas de su cultura, Sócrates amenazó a los detentadores del poder de su ciudad. Una figura que cuestiona constantemente es una amenaza directa para las personas que se pasan la vida defendiendo una creencia incuestionable, ya sea en sí mismos, en sus superiores o en sus dioses.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

* Académicos de Estudios Religiosos y Filosofía de las Universidades de Texas y UMass Lowell.


Una queja común hoy en día es que la política e incluso la sociedad en su conjunto están rotas. Con frecuencia, cada dilema se reduce a un punto muerto polarizado entre dos visiones en competencia y a la convicción de todos de que la suya es la correcta. Y tal vez esa insistencia en tener razón es la causa raíz de la fisura social.

Como estudiosos de la religión y la filosofía, argumentaríamos que nuestro aparente estancamiento apunta a una falta de humildad epistémica o intelectual, es decir, una incapacidad para reconocer, empatizar y, en última instancia, comprometerse con opiniones y perspectivas diferentes a las propias. En otras palabras, hemos dejado de escuchar.

Otras personas leyeron: Ver la política como ciencia ficción

Entonces, ¿por qué la humildad intelectual es tan escasa? La respuesta podría ser que la humildad va en contra del miedo de la mayoría de las personas a equivocarse.

La respuesta podría ser que la humildad va en contra del miedo de la mayoría de las personas a equivocarse

Pero pensamos que el problema es más complejo y quizás más interesante. Creemos que la humildad epistémica presenta algo así como un doble peligro que hace que ser humilde sea aterrador, y lo ha sido desde que Sócrates lo puso por primera vez en el corazón de la filosofía occidental.

Sabiendo que no sabes

Si tu mejor amigo te dijera que eres el más sabio de todos los seres humanos, tal vez te inclinarías a sonreír de acuerdo e invitar a tu amigo a tomar una cerveza. Pero cuando el antiguo Sócrates ateniense recibió esta noticia, respondió con sincera y absoluta incredulidad, a pesar de que su amigo lo había confirmado con el oráculo de Delfos, la autoridad adivinadora del mundo antiguo.

A pesar de su relativa vejez, Sócrates se embarcó de inmediato en un viaje para encontrar a alguien más sabio que él y pasó muchos días buscando a los sabios del mundo antiguo, una búsqueda que Platón relata en su Apología de Sócrates.

¿El problema? Descubrió que los sabios pensaban que sabían más de lo que realmente sabían. Eventualmente, Sócrates concluyó que él mismo era, de hecho, el más sabio de todos los hombres, porque al menos “sabía que no sabía”.

Esto no quiere decir que Sócrates no supiera nada: demuestra una y otra vez que sabía mucho. Más bien, reconoció que había limitaciones definidas en el conocimiento que podía reclamar.

Este es el nacimiento de la "humildad epistémica" en la filosofía occidental: el reconocimiento de que los puntos ciegos y las deficiencias de uno son una invitación para la investigación y el crecimiento intelectual continuos.

Provocando a los poderosos

Pero esa mentalidad puede parecer peligrosa para otras personas, especialmente si se sienten absolutamente seguras de sus convicciones.

En la antigua Atenas, tanto como hoy, el ser percibido como correcto se traducía en dinero y poder. La cultura de la ciudad-estado estuvo dominada por los sofistas, que enseñaban retórica a nobles y políticos, y los poetas, antiguos dramaturgos. El teatro griego y la poesía épica estaban estrechamente relacionados con la religión, y sus creadores eran tratados como portavoces de la verdad estética y moral.

Además, el teatro y la poesía también fueron importantes generadores de dinero, lo que motivó a los artistas a adoptar una mentalidad de "fracasar rápido, fracasar mejor", con miras a eventualmente demostrar que tenían razón y que les pagaran.

Al interrogar críticamente a los ídolos y las opiniones polarizadas de su cultura, Sócrates amenazó a los detentadores del poder de su ciudad. Una figura que cuestiona constantemente es una amenaza directa para las personas que se pasan la vida defendiendo una creencia incuestionable, ya sea en sí mismos, en sus superiores o en sus dioses.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

* Académicos de Estudios Religiosos y Filosofía de las Universidades de Texas y UMass Lowell.


Justicia

Investigación contra Zaldívar por denuncia anónima es legítima: PJF

La SCJN informó que ya se investiga la filtración de la investigación contra el exministro y colaboradores

Política

Aprueban en lo general reformas a la Ley de Amparo

El Senado aprobó en lo general la reforma a la Ley de Amparo, que impide al Poder Judicial otorgar amparos en contra de obras y decisiones de AMLO

Elecciones 2024

Evelyn Parra desaira debate entre candidatos en Venustiano Carranza

Ofrecen abanderadas de MC y Va por la Ciudad de México mejorar la inseguridad imperante y empujar el desarrollo económico de la alcaldía

Elecciones 2024

"Seguiré luchando", dice Cabeza de Vaca tras retiro de su candidatura

El ex gobernador panista de Tamaulipas aseguró que se violaron los principios de la presunción de inocencia

CDMX

Balacera en Tláhuac deja cuatro muertos

Balacera en la alcaldía Tláhuac deja cuatro personas muertas

Política

Meta eliminó cuentas que promovían "guerra sucia": Morena

Meta eliminó las cuentas tras el resultado de una investigación que realizó la misma compañía a raíz de una denuncia impuesta por Morena en marzo