/ miércoles 15 de abril de 2020

Se contradicen Salud y López-Gatell, por cremación de cadáveres con Covid-19

La Secretaría de Salud publicó en la Guía de Protocolo para el manejo de los cuerpos que a solicitud de los familiares se pueda cremar su pariente fallecido

A pesar de que el subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud, Hugo López-Gatell, aseguró que no habría cremación de cuerpos por coronavirus, la Secretaría de Salud publicó en la Guía de Protocolo para el manejo de los cuerpos que a solicitud de los familiares se pueda cremar su pariente fallecido.

Durante su conferencia cotidiana del martes, el funcionario aseguró que las cremaciones de fallecidos por COVID-19 no se debían dar "en un país donde existen desapariciones forzadas” y recordó que existe la Ley General de Víctimas que observa que esto no ocurra, “porque en todo momento se debe tener la posibilidad de buscar a las personas desaparecidas", señaló.

Sin embargo, la SSa indicó en su nuevo procedimiento para tratamiento de cadáveres por Coronavirus que, si los familiares del difunto lo acuerdan, se podrá realizar la sepultura, pero aclara que no se permitirá alguna forma de conservación del mismo.

El protocolo señal que el cadáver se entregará en una bolsa para traslado de muertos, donde se puede introducir en un féretro previa desinfección.

“La disposición final del cadáver será lo más pronto posible, preferiblemente mediante cremación; de no ser posible, se practicará la inhumación en sepultura o bóveda. Si el destino final es entierro este se da en las condiciones habituales. Las cenizas pueden ser objeto de manipulación sin que supongan ningún riesgo”, señala la Guía de manejo de cadáveres Covid-19 (SARS-CoV-2).

El personal de la funeraria deberá ser informado de la muerte del paciente por Covid-19 y “no se deben realizar actuaciones de limpieza ni intervenciones de tanatopraxia o tanatoestética sobre el cadáver, si no se puede garantizar el uso correcto de equipo de protección personal apropiado”. Tampoco se deberá realizar embalsamamiento en caso de no contar con equipo de protección personal y capacitación sobre su uso adecuado.

Si se da la atención en un domicilio particular, los deudos, indica el procedimiento, “podrán recibir el pésame de los familiares y conocidos en su hogar siempre y cuando se encuentren asintomáticos, no involucren concentraciones de personas en áreas pequeñas y se asegure la adecuada ventilación del área de recepción y se tomen en cuenta los lineamientos de la Jornada de Sana Distancia.

Foto Roberto Hernández | El Sol de México

También se aconseja evitar la realización de rituales fúnebres que conlleven reuniones o aglomeraciones de personas en contacto con el cuerpo siguiendo los lineamientos de la Jornada de Sana Distancia y se recomienda que de realizarse, sea menor de 4 horas, con féretro cerrado y con menos de 20 personas siempre y cuando el espacio pueda asegurar una sana distancia.

La actualización de la Guía de manejo de cadáveres, señala también que “como parte de la sensibilidad al contexto cultural, es importante respetar la decisión de los familiares de ver el cuerpo si así lo solicitan, después de su extracción de la sala de aislamiento o área de urgencias”.

Señala que “no hay evidencia hasta la fecha” que haya riesgo de infección a partir de cadáveres de Coronavirus, pero recuerda que el contacto con los cadáveres se puede considerar como un riesgo para las personas que entren en contacto directo con ellos.

La modificación de la norma hecha por las autoridades sanitarias para cremar cuerpos obedece al incremento de muertes por el virus y Salud recomendó que los cadáveres puedan ser cremados, aun cuando el subsecretario López-Gatell dijo lo contrario.

Foto Roberto Hernández | El Sol de México

La guía privilegia los principios de precaución y dignidad humana y advierte que estos preceptos se deben cumplir siempre en todo momento de la manipulación del cadáver y enfatiza que todo el personal que interviene en el manejo, traslado y disposición final de los cadáveres confirmados o sospechosos de Coronavirus, tendrán que cumplir las normas de bioseguridad y el uso del equipo de protección personal.

El traslado del cadáver a la morgue señala la guía que se tendrá que hacer “los antes posible”, siguiendo las recomendaciones de bioseguridad, como uso de guantes quirúrgicos, mascarillas N-95 al momento de la necropsia, bata impermeable con manga larga y protección ocular.

Durante este proceso de traslado, se podrá permitir el acceso a los familiares y amigos, restringiéndose éste, a los más cercanos, los cuales recibirán recomendaciones de no establecer contacto físico con el cadáver ni con las superficies o su entorno para que evitar contaminaciones.

Respecto al manejo del cadáver, éste deberá introducirse en una bolsa de traslado biodegradable y se tendrá que identificar claramente el cuerpo, notificando al camillero para su transporte al mortuorio.

Respecto al estudio a la necropsia, se podrá realizar únicamente si se garantiza que es en un ambiente seguro y cumple con las recomendaciones de biosegurdiad y uso adecuado del equipo de protección personal y, además, la habitación deberá tener ventilación adecuada para el procedimiento.

Luego de este procedimiento, se indica que “en caso de que los familiares no acudan a reclamar el cuerpo se deberá dar aviso inmediato a trabajo social para tratar de localizarlos y en caso de no encontrarlos, se dará aviso a la autoridad correspondiente a fin de que se proceda conforme a derecho”.

Te recomendamos ⬇️

Lee también⬇️


A pesar de que el subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud, Hugo López-Gatell, aseguró que no habría cremación de cuerpos por coronavirus, la Secretaría de Salud publicó en la Guía de Protocolo para el manejo de los cuerpos que a solicitud de los familiares se pueda cremar su pariente fallecido.

Durante su conferencia cotidiana del martes, el funcionario aseguró que las cremaciones de fallecidos por COVID-19 no se debían dar "en un país donde existen desapariciones forzadas” y recordó que existe la Ley General de Víctimas que observa que esto no ocurra, “porque en todo momento se debe tener la posibilidad de buscar a las personas desaparecidas", señaló.

Sin embargo, la SSa indicó en su nuevo procedimiento para tratamiento de cadáveres por Coronavirus que, si los familiares del difunto lo acuerdan, se podrá realizar la sepultura, pero aclara que no se permitirá alguna forma de conservación del mismo.

El protocolo señal que el cadáver se entregará en una bolsa para traslado de muertos, donde se puede introducir en un féretro previa desinfección.

“La disposición final del cadáver será lo más pronto posible, preferiblemente mediante cremación; de no ser posible, se practicará la inhumación en sepultura o bóveda. Si el destino final es entierro este se da en las condiciones habituales. Las cenizas pueden ser objeto de manipulación sin que supongan ningún riesgo”, señala la Guía de manejo de cadáveres Covid-19 (SARS-CoV-2).

El personal de la funeraria deberá ser informado de la muerte del paciente por Covid-19 y “no se deben realizar actuaciones de limpieza ni intervenciones de tanatopraxia o tanatoestética sobre el cadáver, si no se puede garantizar el uso correcto de equipo de protección personal apropiado”. Tampoco se deberá realizar embalsamamiento en caso de no contar con equipo de protección personal y capacitación sobre su uso adecuado.

Si se da la atención en un domicilio particular, los deudos, indica el procedimiento, “podrán recibir el pésame de los familiares y conocidos en su hogar siempre y cuando se encuentren asintomáticos, no involucren concentraciones de personas en áreas pequeñas y se asegure la adecuada ventilación del área de recepción y se tomen en cuenta los lineamientos de la Jornada de Sana Distancia.

Foto Roberto Hernández | El Sol de México

También se aconseja evitar la realización de rituales fúnebres que conlleven reuniones o aglomeraciones de personas en contacto con el cuerpo siguiendo los lineamientos de la Jornada de Sana Distancia y se recomienda que de realizarse, sea menor de 4 horas, con féretro cerrado y con menos de 20 personas siempre y cuando el espacio pueda asegurar una sana distancia.

La actualización de la Guía de manejo de cadáveres, señala también que “como parte de la sensibilidad al contexto cultural, es importante respetar la decisión de los familiares de ver el cuerpo si así lo solicitan, después de su extracción de la sala de aislamiento o área de urgencias”.

Señala que “no hay evidencia hasta la fecha” que haya riesgo de infección a partir de cadáveres de Coronavirus, pero recuerda que el contacto con los cadáveres se puede considerar como un riesgo para las personas que entren en contacto directo con ellos.

La modificación de la norma hecha por las autoridades sanitarias para cremar cuerpos obedece al incremento de muertes por el virus y Salud recomendó que los cadáveres puedan ser cremados, aun cuando el subsecretario López-Gatell dijo lo contrario.

Foto Roberto Hernández | El Sol de México

La guía privilegia los principios de precaución y dignidad humana y advierte que estos preceptos se deben cumplir siempre en todo momento de la manipulación del cadáver y enfatiza que todo el personal que interviene en el manejo, traslado y disposición final de los cadáveres confirmados o sospechosos de Coronavirus, tendrán que cumplir las normas de bioseguridad y el uso del equipo de protección personal.

El traslado del cadáver a la morgue señala la guía que se tendrá que hacer “los antes posible”, siguiendo las recomendaciones de bioseguridad, como uso de guantes quirúrgicos, mascarillas N-95 al momento de la necropsia, bata impermeable con manga larga y protección ocular.

Durante este proceso de traslado, se podrá permitir el acceso a los familiares y amigos, restringiéndose éste, a los más cercanos, los cuales recibirán recomendaciones de no establecer contacto físico con el cadáver ni con las superficies o su entorno para que evitar contaminaciones.

Respecto al manejo del cadáver, éste deberá introducirse en una bolsa de traslado biodegradable y se tendrá que identificar claramente el cuerpo, notificando al camillero para su transporte al mortuorio.

Respecto al estudio a la necropsia, se podrá realizar únicamente si se garantiza que es en un ambiente seguro y cumple con las recomendaciones de biosegurdiad y uso adecuado del equipo de protección personal y, además, la habitación deberá tener ventilación adecuada para el procedimiento.

Luego de este procedimiento, se indica que “en caso de que los familiares no acudan a reclamar el cuerpo se deberá dar aviso inmediato a trabajo social para tratar de localizarlos y en caso de no encontrarlos, se dará aviso a la autoridad correspondiente a fin de que se proceda conforme a derecho”.

Te recomendamos ⬇️

Lee también⬇️


Sociedad

'Coyotes' elevan costos a migrantes para el paso en la frontera sur

Supuestos trabajadores de Migración en Guatemala agrupan a extranjeros y los trasladan a Ciudad Hidalgo desde Tecún Umán

Gossip

Aquí te decimos cuáles son las cinco series más vistas de Netflix

Las producciones realizadas por la plataforma se vuelven de las favoritas de los usuarios

CDMX

Policía de CDMX devuelve a su dueño mochila con ¡30 mil pesos!

Al regresarle su mochila, el joven reveló que el dinero era para la compra de un tanque de oxígeno

Política

Sin ánimo y sin cubrebocas, AMLO inaugura cuartel de la Guardia Nacional en SLP

Mientras el país sucumbe a la delincuencia, el tabasqueño habla de lo que es la felicidad, da clase de historia e ignora a los ciudadanos

Mundo

Club privado de Trump pierde miembros por miedo a ser relacionados con el expresidente

Desde la llegada de Trump a este club de millonarios el día que terminó su mandato, el ambiente es "depresivo" y la gente está "cancelando" sus membresías

Mundo

Saqueos y protestas se registran en Holanda por toque de queda en pandemia

Las autoridades desplegaron al menos un cañón de agua y perros policías en donde se encontraban cientos de manifestantes

Justicia

Dictan auto de formal prisión a extitular de la Policía Federal por Caso Ayotzinapa

Se trata de Luis N y se presume que tuvo conocimiento de la detención de los estudiantes