/ miércoles 20 de marzo de 2019

Sedena creará fusiles para combatir narcos

Presenta a la SHCP proyecto de inversión para desarrollar un prototipo con las características del Barrett calibre .50 de alto poder, uno de los preferidos del narco

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) busca fabricar fusiles de alto poder calibre .50, del tipo Barrett, para aumentar la capacidad de las fuerzas armadas, principalmente las que se encuentran desplegadas en Sinaloa, Tamaulipas y Chihuahua.

Barrett Firearms Manufacturing Inc vende este tipo de equipos a fuerzas militares y policiales de al menos 30 países como Alemania, Arabia Saudita, Brasil, Bélgica, Chile, Colombia, Dinamarca, España, Estados Unidos, Filipinas, Finlandia, Francia, Grecia, Guatemala, Holanda, Israel, Italia, Jamaica, Indonesia, Noruega, Perú, Portugal, Reino Unido, Suecia, Turquía, Venezuela, El Salvador y México.

Los fusiles Barrett calibre .50 están entre las tres armas más decomisadas al narco por el Ejército Mexicano. Uno de los modelos del fabricante estadounidense, el M82, penetra fácilmente los chalecos antibalas Tipo IV y la mayoría de materiales de construcción de un edificio. Con la potencia añadida debido a su tamaño, este equipo puede además perforar blindajes ligeros y vidrio blindado de nivel 8 (considerado el más fuerte de los que existen).

La Sedena quiere un fusil de este tipo, pero de fabricación nacional. El primer paso es diseñar un prototipo. Para ello, la Sedena presentó a la Secretaría de Hacienda un proyecto de inversión por 24 millones 186 mil 399 pesos para la adquisición de la infraestructura necesaria, la investigación y el desarrollo. El monto, precisa el documento consultado por El Sol de México, será ejercido este año y el siguiente.

Ese monto provendrá del propio presupuesto autorizado por la Sedena para este año, precisa el documento.

La Secretaría ejercerá este año 93 mil 670 millones de pesos, un incremento de 16 por ciento en los recursos frente al argumento del Ejecutivo de que la Sedena asumirá un importante rol en materia de seguridad, pues ahora contará con elementos de la policía militar quienes conformarán, junto con las policías naval y federal, la fabricación de este tipo de armas.

Gráfico: Rodolfo Gómez García

En particular, señala que con este proyecto se beneficiarán 10 millones de habitantes de los estados de Sinaloa, Tamaulipas y Chihuahua, donde están desplegadas las unidades militares que realizan recorridos de vigilancia y patrullaje.

“La Dirección General de Industria Militar contará con los medios de ejecución necesarios para poder llevar a cabo la creación de tecnología propia que permita abatir costos y alcanzar una independencia tecnológica en la fabricación de armamento calibre .50, dotando a un total de 81 unidades del Ejército Mexicano con la cantidad requerida de fusiles de precisión calibre .50”.

Las unidades militares podrán realizar 354 mil 780 recorridos de vigilancia y patrullaje por año, precisa la Sedena.

La investigación y desarrollo militar se llevará a cabo en coordinación con universidades públicas, instituciones públicas y/o centros públicos de investigación superior.

EL DIAGNÓSTICO

El documento al cual tuvo acceso este diario detalla que en sus misiones de vigilancia y patrullaje de zonas estratégicas de seguridad nacional el Ejército Mexicano opera con un déficit de 324 fusiles de precisión calibre .50.

Un total de 81 unidades del ejército no pueden realizar correctamente sus actividades de vigilancia y patrullaje donde se requiere intervención con fuego sobre blancos a distancias mayores a mil 500 metros, debido a que carecen de fusiles de precisión de largo alcance capaces, describe la Sedena. Estas 81 unidades, agrega, realizan patrullajes de vigilancia tres veces al día, de tal manera que se dejan de realizar de manera eficiente 972 operaciones diarias, lo cual representa 354 mil 780 recorridos sin efectividad cada año.

En su argumentación, la Sedena describe una situación hipotética en la que se vea comprometida la seguridad nacional y se requieran fusiles de precisión.

El escenario que describe la Sedena es el siguiente: Se tiene información militar de que un grupo guerrillero extranjero intenta ingresar a nuestro país por la frontera Sur, para lo cual se despliegan unidades de vigilancia y patrullaje. Una unidad del Ejército Mexicano observa un helicóptero que está descendiendo guerrilleros extranjeros en nuestro país. La orden que recibe es que inutilicen la aeronave, sin embargo esta aeronave se encuentra a una distancia aproximada de mil 700 metros. Si la unidad militar que recibe la orden cuenta con un fusil de precisión calibre .50 podrá abatir la aeronave, en caso contrario, los guerrilleros extranjeros descenderán en territorio nacional y la aeronave despegará.

AUTOSUFICIENCIA ARMAMENTISTA

La Fábrica de Armas de la Dirección General de Industria Militar tiene como misión fabricar el armamento que requieren las unidades del Ejército Mexicano para el correcto cumplimiento de sus misiones de seguridad nacional, pero no se cuenta con un prototipo e información de ingeniería necesaria para producir a nivel industrial fusiles de precisión calibre .50.

El costo de comprar un equipo de la marca Barrett (el que se ha adquirido durante los últimos años) es de 427 mil 376 pesos, por lo que para cubrir el déficit de 324 fusiles de precisión calibre .50 se requieren 138 millones 469 mil 824 pesos.

Según la Sedena, la Fábrica de Armas cuenta con la mayoría de la maquinaria necesaria para producir en serie este tipo de fusil, por lo que después de tener el prototipo desarrollado (con una inversión de 24 millones 186 mil pesos), se estima que el costo de fabricación de cada arma será de 70 mil pesos, más la adquisición de la mira telescópica por 45 mil pesos.

Así, según los cálculos de la Secretaría, la fabricación de esa cantidad de fusiles costaría 37 millones 260 mil pesos, 73 por ciento menos que comprarlos a la estadounidense Barrett.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) busca fabricar fusiles de alto poder calibre .50, del tipo Barrett, para aumentar la capacidad de las fuerzas armadas, principalmente las que se encuentran desplegadas en Sinaloa, Tamaulipas y Chihuahua.

Barrett Firearms Manufacturing Inc vende este tipo de equipos a fuerzas militares y policiales de al menos 30 países como Alemania, Arabia Saudita, Brasil, Bélgica, Chile, Colombia, Dinamarca, España, Estados Unidos, Filipinas, Finlandia, Francia, Grecia, Guatemala, Holanda, Israel, Italia, Jamaica, Indonesia, Noruega, Perú, Portugal, Reino Unido, Suecia, Turquía, Venezuela, El Salvador y México.

Los fusiles Barrett calibre .50 están entre las tres armas más decomisadas al narco por el Ejército Mexicano. Uno de los modelos del fabricante estadounidense, el M82, penetra fácilmente los chalecos antibalas Tipo IV y la mayoría de materiales de construcción de un edificio. Con la potencia añadida debido a su tamaño, este equipo puede además perforar blindajes ligeros y vidrio blindado de nivel 8 (considerado el más fuerte de los que existen).

La Sedena quiere un fusil de este tipo, pero de fabricación nacional. El primer paso es diseñar un prototipo. Para ello, la Sedena presentó a la Secretaría de Hacienda un proyecto de inversión por 24 millones 186 mil 399 pesos para la adquisición de la infraestructura necesaria, la investigación y el desarrollo. El monto, precisa el documento consultado por El Sol de México, será ejercido este año y el siguiente.

Ese monto provendrá del propio presupuesto autorizado por la Sedena para este año, precisa el documento.

La Secretaría ejercerá este año 93 mil 670 millones de pesos, un incremento de 16 por ciento en los recursos frente al argumento del Ejecutivo de que la Sedena asumirá un importante rol en materia de seguridad, pues ahora contará con elementos de la policía militar quienes conformarán, junto con las policías naval y federal, la fabricación de este tipo de armas.

Gráfico: Rodolfo Gómez García

En particular, señala que con este proyecto se beneficiarán 10 millones de habitantes de los estados de Sinaloa, Tamaulipas y Chihuahua, donde están desplegadas las unidades militares que realizan recorridos de vigilancia y patrullaje.

“La Dirección General de Industria Militar contará con los medios de ejecución necesarios para poder llevar a cabo la creación de tecnología propia que permita abatir costos y alcanzar una independencia tecnológica en la fabricación de armamento calibre .50, dotando a un total de 81 unidades del Ejército Mexicano con la cantidad requerida de fusiles de precisión calibre .50”.

Las unidades militares podrán realizar 354 mil 780 recorridos de vigilancia y patrullaje por año, precisa la Sedena.

La investigación y desarrollo militar se llevará a cabo en coordinación con universidades públicas, instituciones públicas y/o centros públicos de investigación superior.

EL DIAGNÓSTICO

El documento al cual tuvo acceso este diario detalla que en sus misiones de vigilancia y patrullaje de zonas estratégicas de seguridad nacional el Ejército Mexicano opera con un déficit de 324 fusiles de precisión calibre .50.

Un total de 81 unidades del ejército no pueden realizar correctamente sus actividades de vigilancia y patrullaje donde se requiere intervención con fuego sobre blancos a distancias mayores a mil 500 metros, debido a que carecen de fusiles de precisión de largo alcance capaces, describe la Sedena. Estas 81 unidades, agrega, realizan patrullajes de vigilancia tres veces al día, de tal manera que se dejan de realizar de manera eficiente 972 operaciones diarias, lo cual representa 354 mil 780 recorridos sin efectividad cada año.

En su argumentación, la Sedena describe una situación hipotética en la que se vea comprometida la seguridad nacional y se requieran fusiles de precisión.

El escenario que describe la Sedena es el siguiente: Se tiene información militar de que un grupo guerrillero extranjero intenta ingresar a nuestro país por la frontera Sur, para lo cual se despliegan unidades de vigilancia y patrullaje. Una unidad del Ejército Mexicano observa un helicóptero que está descendiendo guerrilleros extranjeros en nuestro país. La orden que recibe es que inutilicen la aeronave, sin embargo esta aeronave se encuentra a una distancia aproximada de mil 700 metros. Si la unidad militar que recibe la orden cuenta con un fusil de precisión calibre .50 podrá abatir la aeronave, en caso contrario, los guerrilleros extranjeros descenderán en territorio nacional y la aeronave despegará.

AUTOSUFICIENCIA ARMAMENTISTA

La Fábrica de Armas de la Dirección General de Industria Militar tiene como misión fabricar el armamento que requieren las unidades del Ejército Mexicano para el correcto cumplimiento de sus misiones de seguridad nacional, pero no se cuenta con un prototipo e información de ingeniería necesaria para producir a nivel industrial fusiles de precisión calibre .50.

El costo de comprar un equipo de la marca Barrett (el que se ha adquirido durante los últimos años) es de 427 mil 376 pesos, por lo que para cubrir el déficit de 324 fusiles de precisión calibre .50 se requieren 138 millones 469 mil 824 pesos.

Según la Sedena, la Fábrica de Armas cuenta con la mayoría de la maquinaria necesaria para producir en serie este tipo de fusil, por lo que después de tener el prototipo desarrollado (con una inversión de 24 millones 186 mil pesos), se estima que el costo de fabricación de cada arma será de 70 mil pesos, más la adquisición de la mira telescópica por 45 mil pesos.

Así, según los cálculos de la Secretaría, la fabricación de esa cantidad de fusiles costaría 37 millones 260 mil pesos, 73 por ciento menos que comprarlos a la estadounidense Barrett.

Finanzas

Acaba Covid-19 con cifra de empleo de 2019

En tres semanas de crisis sanitaria, 346 mil 878 personas perdieron su trabajo, lo que supera la cifra de contrataciones del año pasado

Sociedad

Fuerza Aérea reduce operaciones por contingencia sanitaria

De las poco más de 352 aeronaves con las que cuenta la FAM al menos 34 siguen operando para cumplir misiones contempladas en el Plan DN-III-E

México

México registra 26 mil 519 casos de Covid-19: Ssa

El crecimiento de los casos “continúa y va acrecentándose", dijo José Luis Alomía Zegarra, director general de Epidemiología

Mundo

Todavía no sabemos cuánto costará reconstruir Notre Dame: rector

A unos días de cumplir un año del incendio, todavía no se sabe cuánto dinero ni tiempo costará la reconstrucción, frenada ahora por el Covid-19

Mundo

UE busca rescatar a la economía del Covid-19

Los Estados miembros reprochan a Holanda bloquear el Mecanismo Europeo de Estabilidad

Mundo

Cuarentena dispara las ventas de vodka y whisky en Rusia

En la última semana de marzo, las ventas de vodka en las mayores cadenas minoristas de Rusia aumentaron un 31% en términos interanuales

Finanzas

Empresas adeudan al SAT más de 548 mil mdp

El SAT exige además el pago de 361 mil 875 millones de pesos derivados de auditorías realizadas a las empresas durante 2019

Finanzas

Disruptores | Money Man: La corona del Zar

La empresa de Yannik del Ponte Bonilla presta dinero a personas sin antecedentes bancarios, con pocas preguntas, un alto riesgo y con entrega casi inmediata

Política

Partidos no pueden donar su presupuesto: INE

La ruta es renunciar a una parte o a la totalidad de sus prerrogativas a partir de mayo, pues ya las depositaron