/ martes 14 de mayo de 2019

Senado aprueba reformas para garantizar derechos de trabajadoras del hogar

La iniciativa busca regular a las personas trabajadoras del hogar, y con ello darles beneficios sociales como la seguridad social y la seguridad de recibir una remuneración por su labor

Con el apoyo de todas las bancadas, el Senado de la República aprobó reformas constitucionales por las cuales se busca regular a las personas trabajadoras del hogar, y con ello darles beneficios sociales como la seguridad social y la seguridad de recibir una remuneración por su labor.

Con 117 votos a favor se avaló el dictamen que les turnó su colegisladora, la Cámara de Diputados, y por el cual se les quita la posibilidad de percibir un pago mayor al de dos salarios mínimos así como la obligación del empleador a registrar ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), el contrato que celebre con la persona trabajadora del hogar.

Anteriormente el dictamen que fue aprobado por el Senado, como cámara de origen, y enviado a la Cámara de Diputados para su revisión, incluía “que en ningún caso podrá ser menor a dos salarios mínimos vigentes” y estimaron que sea la Comision Nacional Reguladora de Salarios (Conasami).

Igualmente, se modificó que, en tanto, no entren en vigor estas disposiciones con respecto a la seguridad social, será el patrón quien garantice la atención médica y los gastos por concepto de sepelio; aunque el anterior dictamen establecía la obligatoriedad de que la STPS estableciera los protocolos de inspección correspondientes en un lapso de 180 días a partir de su publicación.

Además, omite la inspección de trabajo en los hogares y deja esta facultad sólo para las empresas y establecimientos. Sobre la inspección menciona que se dará especial atención de tratarse de personas migrantes, o que pertenezcan a un grupo vulnerable o menores de 18 años.

En las modificaciones también contempla que en caso de que la persona trabajadora del hogar sea un adolescente y tenga que habitar en el domicilio en donde realiza sus actividades y presta sus servicios, su empleador deberá garantizarle un espacio seguro.

También establece que en caso de que la persona empleadora requiera que la trabajadora del hogar utilice uniforme o ropa de trabajo, el costo de los mismos quedará a cargo de la persona empleadora.

Por otra parte, se suprime el artículo cuarto transitorio relacionado con el establecimiento de protocolos de inspección correspondientes.

Es de mencionar que se modificaron los transitorios a fin de hacer referencia al cumplimiento a la resolución del Amparo Directo 9/2018, emitida por la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Esta tiene que ver con la implementación del programa piloto de afiliación para las trabajadoras del hogar al seguro social por parte el Instituto Mexicano del Seguro Social, y el cual tiene una vigencia de 18 meses, a fin de que una vez transcurridos éstos entregue un informe al Poder Legislativo con los avances logrados y problemáticas encontradas, mismas que servirán de base para las iniciativas legales que con mayor detalle definirán en su momento los aspectos de supervisión, inspección, salarios mínimos por oficio, así como las formalidades administrativas que se consideren necesarias para lograr la certidumbre y plena efectividad que se requiere.

Por este motivo, la reforma aprobada esta tarde entrará en vigor dentro de un plazo de 24 meses, ya que se tendrá que esperar a que el programa piloto termine y que transcurran seis meses para que éstas puedan entrar en vigor y pueda funcionar correctamente en su implementación.

Dentro de los avances alcanzados por el pleno de la Cámara de senadores se enmarcan la definición que se les da a las personas trabajadoras , a las cuales refiere como aquellas que de manera remunerada realicen actividades de cuidados, aseo, asistencia o cualquier otra inherente al hogar en el marco de una relación laboral que no importe para la persona empleadora beneficio económico directo.

Contempla que el trabajo del hogar debe fijarse mediante contrato por escrito, que incluya como mínimo: referencias de la persona empleadora y de la persona trabajadora del hogar; domicilio; inicio y duración del contrato; tipo de trabajo a realizar; remuneración; horas de trabajo; vacaciones; alimento y alojamiento, cuando proceda; y contempla también el régimen obligatorio del seguro social.

Con el apoyo de todas las bancadas, el Senado de la República aprobó reformas constitucionales por las cuales se busca regular a las personas trabajadoras del hogar, y con ello darles beneficios sociales como la seguridad social y la seguridad de recibir una remuneración por su labor.

Con 117 votos a favor se avaló el dictamen que les turnó su colegisladora, la Cámara de Diputados, y por el cual se les quita la posibilidad de percibir un pago mayor al de dos salarios mínimos así como la obligación del empleador a registrar ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), el contrato que celebre con la persona trabajadora del hogar.

Anteriormente el dictamen que fue aprobado por el Senado, como cámara de origen, y enviado a la Cámara de Diputados para su revisión, incluía “que en ningún caso podrá ser menor a dos salarios mínimos vigentes” y estimaron que sea la Comision Nacional Reguladora de Salarios (Conasami).

Igualmente, se modificó que, en tanto, no entren en vigor estas disposiciones con respecto a la seguridad social, será el patrón quien garantice la atención médica y los gastos por concepto de sepelio; aunque el anterior dictamen establecía la obligatoriedad de que la STPS estableciera los protocolos de inspección correspondientes en un lapso de 180 días a partir de su publicación.

Además, omite la inspección de trabajo en los hogares y deja esta facultad sólo para las empresas y establecimientos. Sobre la inspección menciona que se dará especial atención de tratarse de personas migrantes, o que pertenezcan a un grupo vulnerable o menores de 18 años.

En las modificaciones también contempla que en caso de que la persona trabajadora del hogar sea un adolescente y tenga que habitar en el domicilio en donde realiza sus actividades y presta sus servicios, su empleador deberá garantizarle un espacio seguro.

También establece que en caso de que la persona empleadora requiera que la trabajadora del hogar utilice uniforme o ropa de trabajo, el costo de los mismos quedará a cargo de la persona empleadora.

Por otra parte, se suprime el artículo cuarto transitorio relacionado con el establecimiento de protocolos de inspección correspondientes.

Es de mencionar que se modificaron los transitorios a fin de hacer referencia al cumplimiento a la resolución del Amparo Directo 9/2018, emitida por la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Esta tiene que ver con la implementación del programa piloto de afiliación para las trabajadoras del hogar al seguro social por parte el Instituto Mexicano del Seguro Social, y el cual tiene una vigencia de 18 meses, a fin de que una vez transcurridos éstos entregue un informe al Poder Legislativo con los avances logrados y problemáticas encontradas, mismas que servirán de base para las iniciativas legales que con mayor detalle definirán en su momento los aspectos de supervisión, inspección, salarios mínimos por oficio, así como las formalidades administrativas que se consideren necesarias para lograr la certidumbre y plena efectividad que se requiere.

Por este motivo, la reforma aprobada esta tarde entrará en vigor dentro de un plazo de 24 meses, ya que se tendrá que esperar a que el programa piloto termine y que transcurran seis meses para que éstas puedan entrar en vigor y pueda funcionar correctamente en su implementación.

Dentro de los avances alcanzados por el pleno de la Cámara de senadores se enmarcan la definición que se les da a las personas trabajadoras , a las cuales refiere como aquellas que de manera remunerada realicen actividades de cuidados, aseo, asistencia o cualquier otra inherente al hogar en el marco de una relación laboral que no importe para la persona empleadora beneficio económico directo.

Contempla que el trabajo del hogar debe fijarse mediante contrato por escrito, que incluya como mínimo: referencias de la persona empleadora y de la persona trabajadora del hogar; domicilio; inicio y duración del contrato; tipo de trabajo a realizar; remuneración; horas de trabajo; vacaciones; alimento y alojamiento, cuando proceda; y contempla también el régimen obligatorio del seguro social.

Justicia

Declinan 13 aspirantes a magistrados anticorrupción

Anteriormente los legisladores dejaron plantados a los aspirantes, por lo que se levantó la sesión previa por falta de quórum

Política

Diputados exhortan a Congreso de BC dejar sin efectos "ley Bonilla"

Los diputados de Baja California aprobaron una reforma para alargar de dos a cinco años la gestión del gobernador electo Jaime Bonilla

Sociedad

Semar descarta daño ambiental por derrame en Guaymas

El Departamento de protección al medio ambiente de la Marina indicó que no se percibieron manchas o restos de ácido sulfúrico dispersas o vertiéndose al mar

Finanzas

Disruptores | Jalecitos: miedo no es fracasar, sino dejar de intentarlo

La plataforma de los hermanos Vélez Sánchez vincula a quienes ofrecen sus habilidades y oficios con los clientes que requieren un servicio

Finanzas

Pemex censura riesgos para refinería Dos Bocas

Una versión abierta del Plan de Negocios de la petrolera considera que los costos y plazos de ejecución de la obra pueden cambiar

CDMX

Avanza conexión de universidades al C5

Son 18 planteles los que han entregado las especificaciones técnicas para realizar este enlace

Finanzas

Pemex retomaría obras en su planta de Tula

El plan tiene su origen desde 2013, cuando se planteó con el propósito de elaborar productos de mayor valor a partir de la conversión de residuales

Sociedad

México dará buenas noticias a Pompeo sobre migración

En un documento de la Cancillería se establece que se redujo en 40 por ciento el flujo migratorio hacia EU

CDMX

Voluntarios de Sentika se concentran en el Centro

La plataforma une a todos los interesados en colaborar en las actividades de constatación de daños e información de necesidades en caso de un sismo o emergencia