/ viernes 7 de agosto de 2020

Universitarios | Mayor matrícula por crisis económica

Las Universidades privadas enfrentan el reto de retener al mayor número de alumnos, mientras que las públicas tendrán que dar a sus estudiantes un programa que mezcle clases a distancia y presenciales

Las universidades públicas del país se enfrentan a la llegada de un mayor número de alumnos como consecuencia de la crisis económica que viven las familias como consecuencia de Covid-19 para mantener a sus hijos en las instituciones particulares, mientras que en estas últimas se hacen esfuerzos para ofrecer descuentos de hasta el 30 por ciento para mantener su matricula y ampliar las plataformas tecnológicas que les permitan brindar no sólo clases a los jóvenes sino también áreas de simulación para talleres, laboratorios y acceso a bibliotecas.

Uno de los principales desafíos que tienen las universidades públicas del país es dotar a sus alumnos de escasos recursos de tabletas para que puedan retomar sus clases de manera abierta, distancia, virtual o en combinación de alguna de ellas con lo presencial, ahora mejor conocida como opción híbrida.

➡️ El regreso a clases en la "nueva normalidad" durante la pandemia de Covid-19

La Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) que entregó 3 mil 865 tabletas a los alumnos en condiciones vulnerables de acceso a la tecnología e Internet marcó una línea que han seguido otras instituciones como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) quien hace unos días lanzó su campaña de donación para que la Fundación de la institución pueda brindar tabletas a los alumnos de menor ingresos económicos y garantizar con ello que puedan dar continuidad a sus estudios.

Al iniciar el trimestre escolar el pasado mes de mayo en medio de la epidemia de Covid-19 a través del Proyecto Emergente de Enseñanza Remota la UAM sentó un precedente de clases totalmente virtuales, a través de videoconferencias (zoom), redes sociales, foros, mensajes, usando correos electrónicos y con el acceso a la plataforma de sus bibliotecas.

Foto: Cuartoscuro

Para Roberto Rodríguez, investigador de la (UNAM), otro reto que enfrentarán las instituciones al iniciar las clases es retener al mayor número de alumnos y a pesar de que hay estimaciones de Naciones Unidad que señalan que más de un millón de alumnos abandonarán la escuela debió a la crisis económica, considera que el número podría ser superior en hasta 25 por ciento adicional a eso porque hay señalamientos de que alcanzar el semáforo verde para regresar a la normalidad se podría prolongar hasta el mes de enero.

Al hacer una revisión del panorama nacional, el estudioso afirma que existen cosas novedosas para enfrentar la epidemia como que las universidades han tenido que adaptar en poco tiempo los planes y programas de estudio para reorganizar las licenciaturas e ingenierías para en la modalidad virtual se pueda dar prioridad a la enseñanza teórica.

La parte práctica de las carreras se ofrecería en el momento en el que las instituciones puedan retomar con mayor seguridad sanitaria la presencia de alumnos y profesores en las aulas.

Una de esas alternativas es la que mostrará la Universidad Iberoamericana en la Ciudad de México, según explicó Sylvia Schmelkes, vicerrectora de la institución, a lo largo del verano, además de capacitar a la plantilla de profesores en el uso de nuevas herramientas y plataformas tecnológicas se diseñó un plan de estudios que permitirá adelantar la parte teórica de las diferentes carreras.

En otras en donde no es posible como el caso de la ingeniería electrónica los alumnos recibirán al inicio del ciclo escolar un kit en el que los estudiantes podrán realizar simulaciones de laboratorio en esa especialidad, pero desde su casa.

La funcionaria dijo que la institución toma la experiencia de Open University en Inglaterra que cuenta con todas sus opciones educativas en diferentes plataformas, de manera que se realiza la compra de software que acompañará a los alumnos de Química y otros laboratorios, aunque reconoció que no en toda es posible ello como la Arquitectura o las áreas de medicina en donde la práctica o laboratorios requieren otro tipo de experiencias.

La presencia de los alumnos en las aulas será, como lo ha marcado la SEP, hasta que el semáforo verde sanitario se haya autorizado por la Secretaría de Salud, mientras tanto la educación que se impartirá será en el modelo híbrido a partir del lunes 10 de agosto, de manera virtual durante el arranque y presencial a partir de que la autoridad lo determine.

Foto: Cuartoscuro

Sylvia Schmelkes aseguró que el armado de esta nueva modalidad implicó “un enorme sacrifico para la institución debido a que los grupos fueron armados ala mitad de los que se tenía antes. Es decir, se contrato a un mayor número de maestros para evitar la concentración de alumnos por aula”.

Antes de la epidemia la institución tenía 2 mil profesores y ahora tendrá 2 mil 800. En el caso de la matrícula comentó que para este ciclo escolar contarán con una matricula semejante a la del año pasado debido a que se mantuvo un descuento de 20 por ciento debido a que las clases se brindan de forma virtual y este año los alumnos no hicieron examen de ingreso a primer grado.

Relató que a pesar de que las clases iniciarán de forma virtual, la institución ha aprovechado el tiempo para realizar modificaciones a las instalaciones como el brindar mayor ventilación, organizar la manera en que los edificios serán ocupados para que al salir los alumnos cuenten con la señalización correspondiente que les permita la circulación sin concentraciones, además de la instalación de los filtros sanitarios, el uso del cubrebocas, separadores de acrílicos para las áreas de comida y la actuación permanente de una Comisión del Regreso que vigilará cada una de las etapas de esa nueva fase escolar.

➡️ ¿Qué documentos necesito para inscripciones a educación básica?

En la Universidad Panamericana, Claudia Ortega Barba, directora de la Escuela de Pedagogía, informó que las clases serán virtuales y las actividades académicas de licenciatura y posgrado, así como las asesorías estudiantiles operarán a través de sesiones online con la finalidad de dar continuidad a la formación profesional los alumnos, puesto que “nos interesa su bienestar físico, mental y espiritual. Del mismo modo para colaborar con la disminución de riesgo de contagio por coronavirus y planear con certeza las actividades académicas”.

En ese modelo híbrido los alumnos acudirán, en semáforo verde sanitario, de manera alternada con el acompañamiento del sistema virtual, de manera que algunos seguirán la clase de los maestros desde su casa y una tercera parte en el aula, a fin de mantener la convivencia y la colaboración de los jóvenes.

De igual manera se busca que en este semestre las materias teóricas se adelantarán y cuando haya posibilidades de retornar a las aulas las clases en talleres y laboratorios se puedan retomar.

Comentó que en el periodo interanual la institución se preparó para equipar algunas de las aulas que lo requerían con equipo de audio y video a fin de que en algunos casos sea el maestro quien se desplace a la institución y desde ahí pueda hacer el enlace con sus estudiantes.

En la parte financiera la Universidad Panamericana desarrolló un Fondo de Solidaridad con el cual se brinda opciones de financiamiento económico para que los alumnos puedan continuar sin ninguna interrupción. Los beneficios podrían repetirse como ocurrió en el último tramo del ciclo anterior cuando se otorgaron descuentos de 10 por ciento, apoyo financiero para terminar el semestre y las familias que requirieron un apoyo mayor, tuvieron atención especializada para buscar solución a su caso.

Foto: Cuartsocuro

En el caso de la UNAM y en el Instituto Politécnico Nacional, ambas instituciones hicieron públicos sus protocolos de regreso a clases una vez que determinen las fechas y lo harán con un modelo híbrido de enseñanza: presencial y de forma virtual, alternando la asistencia de los alumnos, alternado o escalonado.

En el caso de la UNAM se hará el regreso “cuando la contingencia sanitaria lo permita”, mientras el Politécnico tiene como fecha previsible de arranque el 28 de septiembre.

Al publicar el Lineamiento de reactivación de actividades en el marco de Covi-19 y el Plan Integral de Regreso a Clases bajo el esquema de la Nueva Normalidad las dos instituciones definieron los criterios con los cuales se preparan para iniciar un nuevo ciclo escolar.

El Instituto dijo que el semestre iniciará con programa de recuperación del 26 de agosto al 18 de septiembre, dirigido a los estudiantes que no acreditaron alguna de las asignaturas.

Por lo que los grupos de estudiantes se dividirán y la mitad asistirá a actividades presenciales durante una semana, mientras la otra mitad del grupo realizará actividades a distancia indicadas por los docentes, y se irán alternando ambos grupos de forma subsecuente.

Mencionó que para que este esquema tenga el éxito esperado y beneficie la formación de los estudiantes, “es necesaria la participación activa y comprometida de los profesores, las academias, los alumnos, las autoridades, los jefes de carrera o departamento académico; además de hacer uso de todos los elementos y herramientas tecnológicas e informáticas para lograr el propósito señalado”.

El plan establecerá un mecanismo de asistencia alternada, a través de un esquema de rotación de personas, de manera que siempre se disponga de personal para continuar la actividad académica, administrativa y de servicios de cada unidad para que los estudiantes avancen en su formación académica.

“Cada dependencia politécnica deberá establecer el número de personas que habrán de permanecer en aulas, laboratorios, talleres y oficinas, de manera que asegure conservar el principio de la sana distancia aproximada de 1.50 metros entre las personas”, dijo.

Señaló que el personal docente tendrá flexibilidad de horario, debiendo cubrir sus actividades docentes frente a grupo y la atención a los alumnos. Indicó además que se fortalecerá el programa de capacitación a estudiantes y docentes en el manejo de plataformas digitales de enseñanza para continuar con un sistema híbrido de enseñanza-aprendizaje.

Mientras que en la UNAM el documento que regulará el ciclo escolar señala que quienes asistan de forma escalonada a las instalaciones universitarias se solicita privilegiar el uso de cubrebocas, caretas o pantallas, se hará la detección de personal de investigación, académicos y estudiantes vulnerables, así como la instalación de filtro sanitarios, señala el Lineamiento general para el regreso a las actividades universitarias en el marco de la epidemia.

“Se establecerán roles para la asistencia de los estudiantes a actividades presenciales. Para ello, y con base en los aforos establecidos, la lista de integrantes a cada grupo se partirá, asignando la asistencia alternada para los estudiantes según la partición adoptada. De ser posible, y para favorecer la organización, se procurará que la división se haga por el mismo orden alfabético”.

A partir de ello se programarán todas las actividades docentes para que “los estudiantes puedan tener semanas presenciales y semanas virtuales”.

La Universidad Autónoma Metropolitana aplicó hace una semana el primer examen de ingreso en línea a sus programas de licenciatura a más de 50 mil jóvenes.

El examen se aplicó en el marco de la nueva normalidad en México, en particular en la zona metropolitana y el estado de México, los aspirantes hicieron el examen desde una computadora portátil, laptop o de escritorio, con cámara y micrófono, conectada a Internet en casa o en otro espacio con las condiciones requeridas, aunque no será posible que utilicen teléfono celular ni tableta.

En las entidades federativas la Universidad Autónoma de Puebla y la Universidad de Guadalajara, dos de las instituciones que tradicionalmente reciben una alta demanda de ingreso determinaron que en este año no habrá alumnos rechazados para quienes deseen ingresar a sus opciones de bachillerato, darán cupo a todos los alumnos.

Foto: Cuartoscuro

“Esta alternativa no puede ser generalizada porque el problema es más bien tecnológico, aquellos que quieran ingresar tiene como desafío contar con las herramientas: una computadora o tableta con acceso a una banda ancha, con posibilidades de conectarse en video u audio, acceso a internet y datos”, aseguró Roberto Rodríguez.

El impacto de la epidemia, advierte, también hará crecer el número de alumnos que solicitarán ingresar a las instituciones públicas en el corto tiempo, tan sólo en la UNAM en este año el número de demandantes a una de las opciones de licenciatura rebasó los 300 mil alumnos y de ellos sólo el 8 por ciento tendrá un espacio, en el caso de la UAM sólo podrá recibir a 20 por ciento y el IPN un poco más.

➡️UNAM suspende intercambios al extranjero por Covid-19

Para el investigador una alternativa adicional en el sistema de educación superior no sólo las universidades sino también de algunos institutos tecnológicos es el apoyo en esta fase de las televisoras universitarias, debido a que la mayor parte de las universidades cuentan con ese recurso.

Las alternativas son diversas para brindar apoyo a los alumnos y puedan continuar con sus clases desde casa o con el acceso a la tecnología, una de esas es la que ofrecerá El Colegio de México, en donde los estudiantes que no cuenten con una computadora podrán acudir a la institución en donde se habilitarán espacios para que puedan acceder a un equipo que les permita seguir los webinar, acceder a bibliotecas o talleres



Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Las universidades públicas del país se enfrentan a la llegada de un mayor número de alumnos como consecuencia de la crisis económica que viven las familias como consecuencia de Covid-19 para mantener a sus hijos en las instituciones particulares, mientras que en estas últimas se hacen esfuerzos para ofrecer descuentos de hasta el 30 por ciento para mantener su matricula y ampliar las plataformas tecnológicas que les permitan brindar no sólo clases a los jóvenes sino también áreas de simulación para talleres, laboratorios y acceso a bibliotecas.

Uno de los principales desafíos que tienen las universidades públicas del país es dotar a sus alumnos de escasos recursos de tabletas para que puedan retomar sus clases de manera abierta, distancia, virtual o en combinación de alguna de ellas con lo presencial, ahora mejor conocida como opción híbrida.

➡️ El regreso a clases en la "nueva normalidad" durante la pandemia de Covid-19

La Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) que entregó 3 mil 865 tabletas a los alumnos en condiciones vulnerables de acceso a la tecnología e Internet marcó una línea que han seguido otras instituciones como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) quien hace unos días lanzó su campaña de donación para que la Fundación de la institución pueda brindar tabletas a los alumnos de menor ingresos económicos y garantizar con ello que puedan dar continuidad a sus estudios.

Al iniciar el trimestre escolar el pasado mes de mayo en medio de la epidemia de Covid-19 a través del Proyecto Emergente de Enseñanza Remota la UAM sentó un precedente de clases totalmente virtuales, a través de videoconferencias (zoom), redes sociales, foros, mensajes, usando correos electrónicos y con el acceso a la plataforma de sus bibliotecas.

Foto: Cuartoscuro

Para Roberto Rodríguez, investigador de la (UNAM), otro reto que enfrentarán las instituciones al iniciar las clases es retener al mayor número de alumnos y a pesar de que hay estimaciones de Naciones Unidad que señalan que más de un millón de alumnos abandonarán la escuela debió a la crisis económica, considera que el número podría ser superior en hasta 25 por ciento adicional a eso porque hay señalamientos de que alcanzar el semáforo verde para regresar a la normalidad se podría prolongar hasta el mes de enero.

Al hacer una revisión del panorama nacional, el estudioso afirma que existen cosas novedosas para enfrentar la epidemia como que las universidades han tenido que adaptar en poco tiempo los planes y programas de estudio para reorganizar las licenciaturas e ingenierías para en la modalidad virtual se pueda dar prioridad a la enseñanza teórica.

La parte práctica de las carreras se ofrecería en el momento en el que las instituciones puedan retomar con mayor seguridad sanitaria la presencia de alumnos y profesores en las aulas.

Una de esas alternativas es la que mostrará la Universidad Iberoamericana en la Ciudad de México, según explicó Sylvia Schmelkes, vicerrectora de la institución, a lo largo del verano, además de capacitar a la plantilla de profesores en el uso de nuevas herramientas y plataformas tecnológicas se diseñó un plan de estudios que permitirá adelantar la parte teórica de las diferentes carreras.

En otras en donde no es posible como el caso de la ingeniería electrónica los alumnos recibirán al inicio del ciclo escolar un kit en el que los estudiantes podrán realizar simulaciones de laboratorio en esa especialidad, pero desde su casa.

La funcionaria dijo que la institución toma la experiencia de Open University en Inglaterra que cuenta con todas sus opciones educativas en diferentes plataformas, de manera que se realiza la compra de software que acompañará a los alumnos de Química y otros laboratorios, aunque reconoció que no en toda es posible ello como la Arquitectura o las áreas de medicina en donde la práctica o laboratorios requieren otro tipo de experiencias.

La presencia de los alumnos en las aulas será, como lo ha marcado la SEP, hasta que el semáforo verde sanitario se haya autorizado por la Secretaría de Salud, mientras tanto la educación que se impartirá será en el modelo híbrido a partir del lunes 10 de agosto, de manera virtual durante el arranque y presencial a partir de que la autoridad lo determine.

Foto: Cuartoscuro

Sylvia Schmelkes aseguró que el armado de esta nueva modalidad implicó “un enorme sacrifico para la institución debido a que los grupos fueron armados ala mitad de los que se tenía antes. Es decir, se contrato a un mayor número de maestros para evitar la concentración de alumnos por aula”.

Antes de la epidemia la institución tenía 2 mil profesores y ahora tendrá 2 mil 800. En el caso de la matrícula comentó que para este ciclo escolar contarán con una matricula semejante a la del año pasado debido a que se mantuvo un descuento de 20 por ciento debido a que las clases se brindan de forma virtual y este año los alumnos no hicieron examen de ingreso a primer grado.

Relató que a pesar de que las clases iniciarán de forma virtual, la institución ha aprovechado el tiempo para realizar modificaciones a las instalaciones como el brindar mayor ventilación, organizar la manera en que los edificios serán ocupados para que al salir los alumnos cuenten con la señalización correspondiente que les permita la circulación sin concentraciones, además de la instalación de los filtros sanitarios, el uso del cubrebocas, separadores de acrílicos para las áreas de comida y la actuación permanente de una Comisión del Regreso que vigilará cada una de las etapas de esa nueva fase escolar.

➡️ ¿Qué documentos necesito para inscripciones a educación básica?

En la Universidad Panamericana, Claudia Ortega Barba, directora de la Escuela de Pedagogía, informó que las clases serán virtuales y las actividades académicas de licenciatura y posgrado, así como las asesorías estudiantiles operarán a través de sesiones online con la finalidad de dar continuidad a la formación profesional los alumnos, puesto que “nos interesa su bienestar físico, mental y espiritual. Del mismo modo para colaborar con la disminución de riesgo de contagio por coronavirus y planear con certeza las actividades académicas”.

En ese modelo híbrido los alumnos acudirán, en semáforo verde sanitario, de manera alternada con el acompañamiento del sistema virtual, de manera que algunos seguirán la clase de los maestros desde su casa y una tercera parte en el aula, a fin de mantener la convivencia y la colaboración de los jóvenes.

De igual manera se busca que en este semestre las materias teóricas se adelantarán y cuando haya posibilidades de retornar a las aulas las clases en talleres y laboratorios se puedan retomar.

Comentó que en el periodo interanual la institución se preparó para equipar algunas de las aulas que lo requerían con equipo de audio y video a fin de que en algunos casos sea el maestro quien se desplace a la institución y desde ahí pueda hacer el enlace con sus estudiantes.

En la parte financiera la Universidad Panamericana desarrolló un Fondo de Solidaridad con el cual se brinda opciones de financiamiento económico para que los alumnos puedan continuar sin ninguna interrupción. Los beneficios podrían repetirse como ocurrió en el último tramo del ciclo anterior cuando se otorgaron descuentos de 10 por ciento, apoyo financiero para terminar el semestre y las familias que requirieron un apoyo mayor, tuvieron atención especializada para buscar solución a su caso.

Foto: Cuartsocuro

En el caso de la UNAM y en el Instituto Politécnico Nacional, ambas instituciones hicieron públicos sus protocolos de regreso a clases una vez que determinen las fechas y lo harán con un modelo híbrido de enseñanza: presencial y de forma virtual, alternando la asistencia de los alumnos, alternado o escalonado.

En el caso de la UNAM se hará el regreso “cuando la contingencia sanitaria lo permita”, mientras el Politécnico tiene como fecha previsible de arranque el 28 de septiembre.

Al publicar el Lineamiento de reactivación de actividades en el marco de Covi-19 y el Plan Integral de Regreso a Clases bajo el esquema de la Nueva Normalidad las dos instituciones definieron los criterios con los cuales se preparan para iniciar un nuevo ciclo escolar.

El Instituto dijo que el semestre iniciará con programa de recuperación del 26 de agosto al 18 de septiembre, dirigido a los estudiantes que no acreditaron alguna de las asignaturas.

Por lo que los grupos de estudiantes se dividirán y la mitad asistirá a actividades presenciales durante una semana, mientras la otra mitad del grupo realizará actividades a distancia indicadas por los docentes, y se irán alternando ambos grupos de forma subsecuente.

Mencionó que para que este esquema tenga el éxito esperado y beneficie la formación de los estudiantes, “es necesaria la participación activa y comprometida de los profesores, las academias, los alumnos, las autoridades, los jefes de carrera o departamento académico; además de hacer uso de todos los elementos y herramientas tecnológicas e informáticas para lograr el propósito señalado”.

El plan establecerá un mecanismo de asistencia alternada, a través de un esquema de rotación de personas, de manera que siempre se disponga de personal para continuar la actividad académica, administrativa y de servicios de cada unidad para que los estudiantes avancen en su formación académica.

“Cada dependencia politécnica deberá establecer el número de personas que habrán de permanecer en aulas, laboratorios, talleres y oficinas, de manera que asegure conservar el principio de la sana distancia aproximada de 1.50 metros entre las personas”, dijo.

Señaló que el personal docente tendrá flexibilidad de horario, debiendo cubrir sus actividades docentes frente a grupo y la atención a los alumnos. Indicó además que se fortalecerá el programa de capacitación a estudiantes y docentes en el manejo de plataformas digitales de enseñanza para continuar con un sistema híbrido de enseñanza-aprendizaje.

Mientras que en la UNAM el documento que regulará el ciclo escolar señala que quienes asistan de forma escalonada a las instalaciones universitarias se solicita privilegiar el uso de cubrebocas, caretas o pantallas, se hará la detección de personal de investigación, académicos y estudiantes vulnerables, así como la instalación de filtro sanitarios, señala el Lineamiento general para el regreso a las actividades universitarias en el marco de la epidemia.

“Se establecerán roles para la asistencia de los estudiantes a actividades presenciales. Para ello, y con base en los aforos establecidos, la lista de integrantes a cada grupo se partirá, asignando la asistencia alternada para los estudiantes según la partición adoptada. De ser posible, y para favorecer la organización, se procurará que la división se haga por el mismo orden alfabético”.

A partir de ello se programarán todas las actividades docentes para que “los estudiantes puedan tener semanas presenciales y semanas virtuales”.

La Universidad Autónoma Metropolitana aplicó hace una semana el primer examen de ingreso en línea a sus programas de licenciatura a más de 50 mil jóvenes.

El examen se aplicó en el marco de la nueva normalidad en México, en particular en la zona metropolitana y el estado de México, los aspirantes hicieron el examen desde una computadora portátil, laptop o de escritorio, con cámara y micrófono, conectada a Internet en casa o en otro espacio con las condiciones requeridas, aunque no será posible que utilicen teléfono celular ni tableta.

En las entidades federativas la Universidad Autónoma de Puebla y la Universidad de Guadalajara, dos de las instituciones que tradicionalmente reciben una alta demanda de ingreso determinaron que en este año no habrá alumnos rechazados para quienes deseen ingresar a sus opciones de bachillerato, darán cupo a todos los alumnos.

Foto: Cuartoscuro

“Esta alternativa no puede ser generalizada porque el problema es más bien tecnológico, aquellos que quieran ingresar tiene como desafío contar con las herramientas: una computadora o tableta con acceso a una banda ancha, con posibilidades de conectarse en video u audio, acceso a internet y datos”, aseguró Roberto Rodríguez.

El impacto de la epidemia, advierte, también hará crecer el número de alumnos que solicitarán ingresar a las instituciones públicas en el corto tiempo, tan sólo en la UNAM en este año el número de demandantes a una de las opciones de licenciatura rebasó los 300 mil alumnos y de ellos sólo el 8 por ciento tendrá un espacio, en el caso de la UAM sólo podrá recibir a 20 por ciento y el IPN un poco más.

➡️UNAM suspende intercambios al extranjero por Covid-19

Para el investigador una alternativa adicional en el sistema de educación superior no sólo las universidades sino también de algunos institutos tecnológicos es el apoyo en esta fase de las televisoras universitarias, debido a que la mayor parte de las universidades cuentan con ese recurso.

Las alternativas son diversas para brindar apoyo a los alumnos y puedan continuar con sus clases desde casa o con el acceso a la tecnología, una de esas es la que ofrecerá El Colegio de México, en donde los estudiantes que no cuenten con una computadora podrán acudir a la institución en donde se habilitarán espacios para que puedan acceder a un equipo que les permita seguir los webinar, acceder a bibliotecas o talleres



Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Política

Gobierno federal competirá con cadenas de TV comercial

El plan, al terminar el sexenio, es que la televisión pública llegue a 90 por ciento del territorio nacional

Política

Muñoz Ledo desea concluir su vida política como dirigente de Morena

El Diputado dice que las candidaturas para el 2021 al Congreso se darán de manera imparcial

Finanzas

Sectur pone bajo la lupa a Pueblos Mágicos

La Sectur analizará las 121 poblaciones con el distintivo para definir cuáles lo conservarán

Finanzas

Se incorporan 608 mil a trabajar en agosto, señala Inegi

La tasa de desocupación laboral disminuyó ligeramente al pasar de 5.4% en julio a 5.2% en agosto

Sociedad

Cierran penal de Puente Grande, Jalisco

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana determinará en su momento el destino final del inmueble

Mundo

Cumbre del G20 de noviembre será virtual

La pandemia obligó al grupo a llevar cabo todas sus reuniones por videoconferencia desde marzo

Sociedad

#Data | Mexicanos, entre los menos respaldados para combatir el Covid

Apenas el 17% de los hogares con niños en México han recibido apoyo monetario en tiempos de pandemia

Sociedad

Evolución | El virus aumentó la brecha de género laboral

En medio de un tímido regreso a la normalidad, a las mujeres les cuesta más trabajo encontrar un empleo

Política

Muñoz Ledo desea concluir su vida política como dirigente de Morena

El Diputado dice que las candidaturas para el 2021 al Congreso se darán de manera imparcial