/ lunes 13 de febrero de 2023

Vacuna mexicana contra la influenza estará lista hasta 2024

La farmacéutica francesa Sanofi adelanta a El Sol de México que se trata del primer bloque producido en nuestro país; la planta que será propiedad del gobierno, hasta 2032

El primer bloque de la vacuna contra la influenza producido en México será posible hasta 2024, debido a que la empresa Sanofi comenzó un proceso de registro sanitario ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Esto después de 16 años de inversión en los que tres presidentes de la República habrían canalizado recursos para comprar y acondicionar la planta de Cuautitlán Izcalli, Estado de México, la cual será transferida al gobierno mexicano en 2032 para que arranque operaciones Azteca Vacuna, según el contrato con la farmacéutica.

Entérate: México se rezaga en la vacunación contra VPH

De acuerdo con un reporte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), se estimaba que se habrían invertido hasta ahora 25 mil millones de pesos. Este diario solicitó a Laboratorios de Biológicos y Reactivos de México (Birmex), la empresa del gobierno a cargo del contrato, informar el monto de la inversión realizado hasta este año, pero no dio respuesta hasta el cierre de esta edición.

En entrevista con El Sol de México, Ricardo Andrés Acosta Riomalo, gerente Médico de Sanofi Vacuna, dijo que la empresa prevé que la vacuna de influenza se produzca en México para el próximo año, y para ello habrá invertido 129 millones de euros (2 mil 574 millones de pesos aproximadamente).

El proyecto está llegando a la última fase para convertirse en una realidad, la producción de vacunas en México está más cercana.

Indicó que el año pasado, después de concretar las pruebas de tecnología se produjo el primer lote de vacunas solo para la validación.

“Tuvimos ya una producción local, fabricada con manos mexicanas para el pueblo mexicano, y en este momento está la última fase de testeo que nos pide la Cofepris para hacer el aval de la planta. Esperamos que para la próxima temporada ya tengamos producción local en un gran porcentaje y poder acceder a la vacuna mexicana en 2024”.

Lo que también comenzó fue la transferencia de conocimiento y tecnología hacia manos mexicanas, lo cual permitiría que baje el costo de las dosis “a muy buena accesibilidad y con alta calidad”.

Acosta Riomalo consideró que la reinversión de la farmacéutica francesa en nuestro país será “muy alta”, toda vez que “de cada diez pesos, seis o siete pesos son reinvertidos en el país en generación de empleo, producción, conocimiento y transferencia de tecnología”.

Recordó que hasta ahora “el camino de la negociación no fue solamente de rosas, por supuesto, hubo dificultades y diferentes puntos de vista, pero hoy es una realidad, ya está firmado el acuerdo”.

Previo a la pandemia de influenza que se originó en nuestro país, como parte de las acciones a escala internacional para prevenir el impacto de un contagio mundial, los gobiernos de los presidentes panistas Vicente Fox y Felipe Calderón emitieron un acuerdo para establecer la obligatoriedad para desarrollar una Estrategia Operativa Multisectorial del Plan Nacional de Preparación y Respuesta ante una Pandemia de Influenza, publicadas en el Diario Oficial de la Federación en julio de 2006 y agosto de 2007.

De acuerdo con el libro blanco de la Secretaría de Salud, el gobierno de Calderón compró en noviembre de 2007 la planta ubicada en Cuautitlán Izcalli, Edomex, y el gobierno realizó una inversión inicial de 493.8 millones de pesos. De ese monto, 237.2 millones de pesos correspondían a la compra de esta y 256.5 millones de pesos a la construcción de nuevos laboratorios.

En mayo de 2008, se suscribió un nuevo contrato entre Birmex y la farmacéutica Sanofi, y se estableció suministrar vacunas contra la influenza estacional, así como transferir tecnología y transformar la planta adquirida, con el fin de producir la vacuna al 100 por ciento en México y adquirir millones de dosis durante 15 años.

Por ello, poco tiempo después de iniciada la pandemia de influenza en México en 2009, nuestro país pudo contar con la vacuna.

El contrato con Sanofi se pactó con una vigencia de 2007 a 2032. La proyección era generar hasta cien millones de dosis de vacunas contra la influenza, con una producción inicial de 20 millones.

Pero ese plan cambió, luego de que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público realizó una modificación al estudio de costo beneficio y se dio el primer “incremento considerable” en la construcción de la planta, al pasar de casi 500 millones de pesos a mil 082.7 millones de pesos.

Hasta 2015 se habían canalizado 957.4 millones de pesos, pero en un estudio realizado a petición del entonces gobierno a la consultora Jacobs Engieneering, se conoció que “se tenía una planta incompleta que requería aproximadamente mil millones de pesos adicionales y seis años más para su conclusión y puesta en operación”.

Pero en esa segunda etapa comenzaron los primeros ajustes de costo, los cuales han provocado que tanto el presidente Andrés Manuel López Obrador como el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, hayan hecho señalamientos de que se cometieron presuntos actos de corrupción.

La primera planta de producción de vacunas contra la influenza de Sanofi en nuestro país está en Ocoyoacac, Edomex. / Archivo: Romina Solís

En mayo de 2021, el subsecretario dijo que durante la administración de Enrique Peña Nieto (PRI) se desmanteló a Birmex, por lo que urgió a su rescate. Dijo que “se usó a Birmex como puente para forzar la adquisición de vacunas a título de exclusividad con una empresa productora francesa, y que el gobierno estuviera forzado a tener a este como proveedor único y que los precios aumentaran”.

Agregó que “las instituciones de salud en México eran espacios de corrupción en varios campos”.

De la revisión a los informes de la Auditoría Superior de la Federación sobre el contrato para crear Azteca Vacunas se desprende que en la gestión del priista se realizaron diversos ajustes que modificaron los términos del acuerdo.

Los ajustes para que se otorgara un presupuesto plurianual y se comprara en gran volumen, no prosperaron ante la Secretaría de Hacienda.

Para noviembre de 2017, se habían firmado ocho convenios modificatorios en espera de que Birmex pudiera conseguir contratos espejo para alcanzar los volúmenes de compra requeridos en el acuerdo.

Se ajustó el número de dosis autorizadas por la Secretaría de Salud y Hacienda y en diciembre se formalizó un noveno convenio que volvió a modificar las dosis a entregar, toda vez que la planta “no contaba con la capacidad óptima para soportar las cargas de las instalaciones necesarias”.

Pero se advirtió que la reducción de las cantidades mínimas acordadas impactaría la tasa de retorno de la inversión y afectaba la proyección económica.

El 27 de febrero de 2020, de manera conjunta, personal de la Auditoría y Birmex visitaron la planta y verificaron la construcción de la nave de la misma y que había iniciado la etapa del montaje de todas las instalaciones del laboratorio.

A decir de la farmacéutica, en 2019 se concluyó la construcción del edificio de la nueva planta en Cuautitlán Izcalli.

En 2020, se terminó la instalación de los equipos dentro de la planta, lo que permitió que se entregará al gobierno el máximo histórico de vacunas contra la influenza en un año atípico por la pandemia, y para este 2021 arrancó la calificación de los equipos con la idea de realizar las primeras pruebas de tecnología.

Con ello quedó en condiciones para solicitar el trámite de licencia sanitaria ante la Cofepris.

A decir de Andreu Comas, investigador y epidemiólogo de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, los señalamientos de supuesta corrupción no se han comprobado.

“No hay denuncias penales, no hay gente en la cárcel. De lo que cortaron como los fideicomisos no han presentado ninguna sola evidencia y tampoco castigo”.

Aseguró que “no ha pasado nada con eso”, por lo que, si queremos dejar de depender del mercado externo en el área de vacunas, el gobierno y la industria deben apoyar a la academia para que se impulse el desarrollo de vacunas; sin ese vínculo la producción es imposible.

Advirtió que en lo que queda de la actual administración “es imposible hacer que Birmex se vuelva a colocar como la productora de vacunas que fue en la década de los 90. A lo mucho, si nos va bien, será posible que en 2024 tengamos la primera producción de la planta”, pero el principal problema es el impacto en la salud de los mexicanos.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Ricardo Andrés Acosta Riomalo, gerente Médico de Sanofi Vacuna, recordó que tan solo hasta hace dos semanas los casos de influenza en México sumaban ocho mil 300 contagios, lo que supera los ocurridos en los últimos cinco años.

Los casos de influenza rebasan el registro de la temporada estacional 2018-2019, cuando se sumaron siete mil 400 contagios.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

El primer bloque de la vacuna contra la influenza producido en México será posible hasta 2024, debido a que la empresa Sanofi comenzó un proceso de registro sanitario ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Esto después de 16 años de inversión en los que tres presidentes de la República habrían canalizado recursos para comprar y acondicionar la planta de Cuautitlán Izcalli, Estado de México, la cual será transferida al gobierno mexicano en 2032 para que arranque operaciones Azteca Vacuna, según el contrato con la farmacéutica.

Entérate: México se rezaga en la vacunación contra VPH

De acuerdo con un reporte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), se estimaba que se habrían invertido hasta ahora 25 mil millones de pesos. Este diario solicitó a Laboratorios de Biológicos y Reactivos de México (Birmex), la empresa del gobierno a cargo del contrato, informar el monto de la inversión realizado hasta este año, pero no dio respuesta hasta el cierre de esta edición.

En entrevista con El Sol de México, Ricardo Andrés Acosta Riomalo, gerente Médico de Sanofi Vacuna, dijo que la empresa prevé que la vacuna de influenza se produzca en México para el próximo año, y para ello habrá invertido 129 millones de euros (2 mil 574 millones de pesos aproximadamente).

El proyecto está llegando a la última fase para convertirse en una realidad, la producción de vacunas en México está más cercana.

Indicó que el año pasado, después de concretar las pruebas de tecnología se produjo el primer lote de vacunas solo para la validación.

“Tuvimos ya una producción local, fabricada con manos mexicanas para el pueblo mexicano, y en este momento está la última fase de testeo que nos pide la Cofepris para hacer el aval de la planta. Esperamos que para la próxima temporada ya tengamos producción local en un gran porcentaje y poder acceder a la vacuna mexicana en 2024”.

Lo que también comenzó fue la transferencia de conocimiento y tecnología hacia manos mexicanas, lo cual permitiría que baje el costo de las dosis “a muy buena accesibilidad y con alta calidad”.

Acosta Riomalo consideró que la reinversión de la farmacéutica francesa en nuestro país será “muy alta”, toda vez que “de cada diez pesos, seis o siete pesos son reinvertidos en el país en generación de empleo, producción, conocimiento y transferencia de tecnología”.

Recordó que hasta ahora “el camino de la negociación no fue solamente de rosas, por supuesto, hubo dificultades y diferentes puntos de vista, pero hoy es una realidad, ya está firmado el acuerdo”.

Previo a la pandemia de influenza que se originó en nuestro país, como parte de las acciones a escala internacional para prevenir el impacto de un contagio mundial, los gobiernos de los presidentes panistas Vicente Fox y Felipe Calderón emitieron un acuerdo para establecer la obligatoriedad para desarrollar una Estrategia Operativa Multisectorial del Plan Nacional de Preparación y Respuesta ante una Pandemia de Influenza, publicadas en el Diario Oficial de la Federación en julio de 2006 y agosto de 2007.

De acuerdo con el libro blanco de la Secretaría de Salud, el gobierno de Calderón compró en noviembre de 2007 la planta ubicada en Cuautitlán Izcalli, Edomex, y el gobierno realizó una inversión inicial de 493.8 millones de pesos. De ese monto, 237.2 millones de pesos correspondían a la compra de esta y 256.5 millones de pesos a la construcción de nuevos laboratorios.

En mayo de 2008, se suscribió un nuevo contrato entre Birmex y la farmacéutica Sanofi, y se estableció suministrar vacunas contra la influenza estacional, así como transferir tecnología y transformar la planta adquirida, con el fin de producir la vacuna al 100 por ciento en México y adquirir millones de dosis durante 15 años.

Por ello, poco tiempo después de iniciada la pandemia de influenza en México en 2009, nuestro país pudo contar con la vacuna.

El contrato con Sanofi se pactó con una vigencia de 2007 a 2032. La proyección era generar hasta cien millones de dosis de vacunas contra la influenza, con una producción inicial de 20 millones.

Pero ese plan cambió, luego de que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público realizó una modificación al estudio de costo beneficio y se dio el primer “incremento considerable” en la construcción de la planta, al pasar de casi 500 millones de pesos a mil 082.7 millones de pesos.

Hasta 2015 se habían canalizado 957.4 millones de pesos, pero en un estudio realizado a petición del entonces gobierno a la consultora Jacobs Engieneering, se conoció que “se tenía una planta incompleta que requería aproximadamente mil millones de pesos adicionales y seis años más para su conclusión y puesta en operación”.

Pero en esa segunda etapa comenzaron los primeros ajustes de costo, los cuales han provocado que tanto el presidente Andrés Manuel López Obrador como el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, hayan hecho señalamientos de que se cometieron presuntos actos de corrupción.

La primera planta de producción de vacunas contra la influenza de Sanofi en nuestro país está en Ocoyoacac, Edomex. / Archivo: Romina Solís

En mayo de 2021, el subsecretario dijo que durante la administración de Enrique Peña Nieto (PRI) se desmanteló a Birmex, por lo que urgió a su rescate. Dijo que “se usó a Birmex como puente para forzar la adquisición de vacunas a título de exclusividad con una empresa productora francesa, y que el gobierno estuviera forzado a tener a este como proveedor único y que los precios aumentaran”.

Agregó que “las instituciones de salud en México eran espacios de corrupción en varios campos”.

De la revisión a los informes de la Auditoría Superior de la Federación sobre el contrato para crear Azteca Vacunas se desprende que en la gestión del priista se realizaron diversos ajustes que modificaron los términos del acuerdo.

Los ajustes para que se otorgara un presupuesto plurianual y se comprara en gran volumen, no prosperaron ante la Secretaría de Hacienda.

Para noviembre de 2017, se habían firmado ocho convenios modificatorios en espera de que Birmex pudiera conseguir contratos espejo para alcanzar los volúmenes de compra requeridos en el acuerdo.

Se ajustó el número de dosis autorizadas por la Secretaría de Salud y Hacienda y en diciembre se formalizó un noveno convenio que volvió a modificar las dosis a entregar, toda vez que la planta “no contaba con la capacidad óptima para soportar las cargas de las instalaciones necesarias”.

Pero se advirtió que la reducción de las cantidades mínimas acordadas impactaría la tasa de retorno de la inversión y afectaba la proyección económica.

El 27 de febrero de 2020, de manera conjunta, personal de la Auditoría y Birmex visitaron la planta y verificaron la construcción de la nave de la misma y que había iniciado la etapa del montaje de todas las instalaciones del laboratorio.

A decir de la farmacéutica, en 2019 se concluyó la construcción del edificio de la nueva planta en Cuautitlán Izcalli.

En 2020, se terminó la instalación de los equipos dentro de la planta, lo que permitió que se entregará al gobierno el máximo histórico de vacunas contra la influenza en un año atípico por la pandemia, y para este 2021 arrancó la calificación de los equipos con la idea de realizar las primeras pruebas de tecnología.

Con ello quedó en condiciones para solicitar el trámite de licencia sanitaria ante la Cofepris.

A decir de Andreu Comas, investigador y epidemiólogo de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, los señalamientos de supuesta corrupción no se han comprobado.

“No hay denuncias penales, no hay gente en la cárcel. De lo que cortaron como los fideicomisos no han presentado ninguna sola evidencia y tampoco castigo”.

Aseguró que “no ha pasado nada con eso”, por lo que, si queremos dejar de depender del mercado externo en el área de vacunas, el gobierno y la industria deben apoyar a la academia para que se impulse el desarrollo de vacunas; sin ese vínculo la producción es imposible.

Advirtió que en lo que queda de la actual administración “es imposible hacer que Birmex se vuelva a colocar como la productora de vacunas que fue en la década de los 90. A lo mucho, si nos va bien, será posible que en 2024 tengamos la primera producción de la planta”, pero el principal problema es el impacto en la salud de los mexicanos.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Ricardo Andrés Acosta Riomalo, gerente Médico de Sanofi Vacuna, recordó que tan solo hasta hace dos semanas los casos de influenza en México sumaban ocho mil 300 contagios, lo que supera los ocurridos en los últimos cinco años.

Los casos de influenza rebasan el registro de la temporada estacional 2018-2019, cuando se sumaron siete mil 400 contagios.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Finanzas

Reportan fallas en transferencias y pagos en bancos

Banorte, Scotiabank, Citibanamex, HSBC, BBVA y Santander han presentado intermitencias en sus servicios

Finanzas

A dos semanas de las elecciones, peso pierde 8.8% frente al dólar

Con ello, el peso mexicano hiló dos semanas en terreno negativo, pues el 7 de junio también concluyó con una baja semanal de 8.21 por ciento

Sociedad

Lydia Cacho reacciona a muerte de Jean Succar Kuri: "el fin de la pesadilla"

La periodista celebró que tras 21 años de lucha, hoy se sienta un alivio para las víctimas y para ella

Sociedad

Rescatan a 8 migrantes en Tierra Blanca, Veracruz, tras enfrentamiento armado

De acuerdo con testigos, corporaciones armadas encontraron una casa de seguridad en la calle Agrarista del municipio de Tierra Blanca

CDMX

Continúa búsqueda de posibles fugas de hidrocarburos en la GAM

Habitantes de la alcaldía manifiestan su preocupación por posibles afectaciones a su salud

Política

Discusión de Pensiones del Bienestar en manos de la ministra Ortíz Ahlf

El proyecto fue turnado a la ministra Loretta Ortíz Alhf, quien será la encargada de decidir si se discute o no la impugnación presentada por la oposición política