/ sábado 8 de agosto de 2020

Vivimos aterrorizados: colega de Pablo Morrugares, periodista asesinado en Iguala

El director del diario La Tarde, en Iguala, exigió justicia para el reportero de 48 años, quien ya había sufrido un atentado en 2016 y tenía medidas de protección

El periodista Julio César Zubillaga se estremece cuando su hija pregunta por qué lo quieren matar. Tras el asesinato en Iguala, Guerrero, de su colega Pablo Morrugares, recibió amenazas de muerte.

Zubillaga ayudó a arreglar el cuerpo de Pablo Morrugares, del diario digital PM Noticias, luego de que sujetos armados lo asesinaron junto con un policía que lo custodiaba, el domingo pasado en un restaurante de Iguala.

El director del diario La Tarde exigió justicia para el reportero de 48 años, quien ya había sufrido un atentado en 2016 y tenía medidas de protección.

"Fue un asesinato brutal, yo vi cómo quedó Pablo, lo tuve que vestir para los que quisieran despedirlo, pero sólo vinieron menos de cuatro colegas. Todos tienen miedo, vivimos aterrorizados", cuenta a la AFP.

➡️ Ataques de AMLO contra prensa incitan a la violencia: SIP

Al día siguiente recibió amenazas de muerte por redes sociales, y el martes un comando disparó contra el local del Diario de Iguala donde imprime su periódico.

"Al menos 10 periodistas de Iguala tienen amenazas de muerte" de grupos delincuenciales, señaló el directivo, quien ahora clama protección al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Foto: Archivo Cuartoscuro

Otros tres comunicadores han sido asesinados en México en lo que va de 2020: Jorge Armenta, Víctor Álvarez y María Elena Ferral.

Desde el año 2000, las víctimas superan el centenar y 92% de los casos siguen impunes, según organizaciones de prensa.

Amenazas cumplidas

A principios de año, en redes sociales circularon videos de grupos armados amenazando a rivales y a varios periodistas.

Las intimidaciones no son una novedad para los reporteros, "pero estamos viendo que ya las están cumpliendo", afirma Zubillaga.

➡️SIP alerta sobre la amenaza de supervivencia del periodismo en la democracia

Para protegerse, el director, de 51 años, cambia constantemente de domicilio y rutas y hace tiempo que no pasea con su familia.

"Lo más cruel para mí es llegar a la casa y que mi hija más pequeña me pregunte: 'papá, ¿por qué te quieren matar? ¿Cuánto tiempo vas a vivir?'", dice por teléfono, con la voz quebrada, el periodista con 35 años de carrera.

Ante esta situación, los reporteros de Iguala han optado por la autocensura.

"Muchos no quieren hablar, mucho menos publicar. Estás entre el fuego cruzado", comenta bajo anonimato un periodista que tuvo que abandonar la ciudad porque su vida estaba en riesgo.

"Un grupo te amenaza por publicar tal o cual información y el otro (su antagónico) por no publicarla", añade.

El grupo criminal Los Tlacos amenazó de muerte a los periodistas de Iguala tras acusarlos de servir a su rival, Guerreros Unidos, reportó el miércoles pasado la revista Proceso.

En respuesta, los reporteros de la ciudad acordaron la autocensura, según la publicación.

Momentos antes de su asesinato, Morrugares reportó un crimen en una zona que, afirmó, era controlada por Los Tlacos.

Los narcotraficantes de Guerreros Unidos han sido vinculados por la justicia mexicana a la desaparición de 43 alumnos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, ocurrida en Iguala en septiembre de 2014.

"No pasa nada"

Para la ONG Reporteros Sin Fronteras (RSF), la situación en Iguala es de las más preocupantes en México, uno de los países más peligroso del mundo para la profesión, comentó Balbina Flores, delegada de la organización.

"Parece que si se mata a un periodista no pasa nada, por eso esto no para", denunció Flores.

Desde 2006, cuando el gobierno lanzó una ofensiva militar antidrogas, México enfrenta una creciente ola de violencia.

➡️ Matan al periodista José Castillo en Ciudad Obregón, Sonora

Hasta la fecha han sido asesinadas 293 mil 336 personas, según datos oficiales que no precisan cuántas son víctimas del crimen organizado.

Organismos internacionales como la ONU han externado su preocupación por la violencia en contra de comunicadores en México. En los últimos 20 años, 133 periodistas fueron asesinados en el país, de acuerdo la organización de apoyo a periodistas Artículo 19.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

El periodista Julio César Zubillaga se estremece cuando su hija pregunta por qué lo quieren matar. Tras el asesinato en Iguala, Guerrero, de su colega Pablo Morrugares, recibió amenazas de muerte.

Zubillaga ayudó a arreglar el cuerpo de Pablo Morrugares, del diario digital PM Noticias, luego de que sujetos armados lo asesinaron junto con un policía que lo custodiaba, el domingo pasado en un restaurante de Iguala.

El director del diario La Tarde exigió justicia para el reportero de 48 años, quien ya había sufrido un atentado en 2016 y tenía medidas de protección.

"Fue un asesinato brutal, yo vi cómo quedó Pablo, lo tuve que vestir para los que quisieran despedirlo, pero sólo vinieron menos de cuatro colegas. Todos tienen miedo, vivimos aterrorizados", cuenta a la AFP.

➡️ Ataques de AMLO contra prensa incitan a la violencia: SIP

Al día siguiente recibió amenazas de muerte por redes sociales, y el martes un comando disparó contra el local del Diario de Iguala donde imprime su periódico.

"Al menos 10 periodistas de Iguala tienen amenazas de muerte" de grupos delincuenciales, señaló el directivo, quien ahora clama protección al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Foto: Archivo Cuartoscuro

Otros tres comunicadores han sido asesinados en México en lo que va de 2020: Jorge Armenta, Víctor Álvarez y María Elena Ferral.

Desde el año 2000, las víctimas superan el centenar y 92% de los casos siguen impunes, según organizaciones de prensa.

Amenazas cumplidas

A principios de año, en redes sociales circularon videos de grupos armados amenazando a rivales y a varios periodistas.

Las intimidaciones no son una novedad para los reporteros, "pero estamos viendo que ya las están cumpliendo", afirma Zubillaga.

➡️SIP alerta sobre la amenaza de supervivencia del periodismo en la democracia

Para protegerse, el director, de 51 años, cambia constantemente de domicilio y rutas y hace tiempo que no pasea con su familia.

"Lo más cruel para mí es llegar a la casa y que mi hija más pequeña me pregunte: 'papá, ¿por qué te quieren matar? ¿Cuánto tiempo vas a vivir?'", dice por teléfono, con la voz quebrada, el periodista con 35 años de carrera.

Ante esta situación, los reporteros de Iguala han optado por la autocensura.

"Muchos no quieren hablar, mucho menos publicar. Estás entre el fuego cruzado", comenta bajo anonimato un periodista que tuvo que abandonar la ciudad porque su vida estaba en riesgo.

"Un grupo te amenaza por publicar tal o cual información y el otro (su antagónico) por no publicarla", añade.

El grupo criminal Los Tlacos amenazó de muerte a los periodistas de Iguala tras acusarlos de servir a su rival, Guerreros Unidos, reportó el miércoles pasado la revista Proceso.

En respuesta, los reporteros de la ciudad acordaron la autocensura, según la publicación.

Momentos antes de su asesinato, Morrugares reportó un crimen en una zona que, afirmó, era controlada por Los Tlacos.

Los narcotraficantes de Guerreros Unidos han sido vinculados por la justicia mexicana a la desaparición de 43 alumnos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, ocurrida en Iguala en septiembre de 2014.

"No pasa nada"

Para la ONG Reporteros Sin Fronteras (RSF), la situación en Iguala es de las más preocupantes en México, uno de los países más peligroso del mundo para la profesión, comentó Balbina Flores, delegada de la organización.

"Parece que si se mata a un periodista no pasa nada, por eso esto no para", denunció Flores.

Desde 2006, cuando el gobierno lanzó una ofensiva militar antidrogas, México enfrenta una creciente ola de violencia.

➡️ Matan al periodista José Castillo en Ciudad Obregón, Sonora

Hasta la fecha han sido asesinadas 293 mil 336 personas, según datos oficiales que no precisan cuántas son víctimas del crimen organizado.

Organismos internacionales como la ONU han externado su preocupación por la violencia en contra de comunicadores en México. En los últimos 20 años, 133 periodistas fueron asesinados en el país, de acuerdo la organización de apoyo a periodistas Artículo 19.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Política

Diputados aprueban en comisiones eliminación de 109 fideicomisos

Con esta eliminación, el Gobierno federal obtendrá 68 mil 478 millones de pesos para que empleé en programas sociales y la atención de la pandemia por Covid-19

Justicia

Juez ordena reabrir caso del periodista asesinado Javier Valdez

Hoy un juez admitió las pruebas en contra de uno de los autores materiales de su asesinato

Mundo

Periodistas piden a CIDH actuar ante ataques en El Salvador

Los firmantes, entre ellos Rubén Blades y Diego Luna, solicitaron al organismo internacional que "monitoree de manera especial y con extrema urgencia la situación al más breve plazo"

Mundo

#Data | Trump tiene un mes para acortar la ventaja de Biden

Según The Economist, desde junio las probabilidades de que el ex vicepresidente Biden gane se han mantenido estables

Tecnología

Disfruta eventos deportivos como nunca antes con LG OLED TV

Con tamaños de hasta 88 pulgadas y más de 100 millones de píxeles auto iluminados, los televisores OLED de LG muestran cada movimiento sin ningún cambio de color, desenfoque o parpadeo

Deportes

Heat y Lakers inician inédita final en la NBA

Lakers como Heat solamente han perdido tres partidos en los playoffs, solventando sus respectivas series con cierta comodidad

Futbol

Tras casi un año, la selección mexicana vuelve a la acción

El cuadro de Martino enfrentara esta noche a Guatemala

Tenis

Novak Djokovic se clasifica a segunda ronda de Roland Garros

El servio venció a Ymer y sigue en busca del título 18

Gossip

Rock en Español de los 90 tendrá serie

Hari Sama prepara junto a Max Zunino la serie Los últimos análogos con lo mejor de la música de esa época para la productora francesa Gaumont Film