/ domingo 30 de abril de 2023

Yo puedo pasar hambre, mi hija no: Elizabeth, migrante salvadoreña

La mujer de 32 años dijo que el único alimento de Hannah, un día antes, fue el relleno de un sándwich; el no ingerir tres comidas al día era una situación que ya vivía en su país

Mientras juega en la plaza pública Bruno Giordanno, en la alcaldía Cuauhtémoc de la Ciudad de México, Elizabeth observa a escasos metros a Hannah, su hija de un año 11 meses. Momentos después, una mujer se acerca a regalarle una gelatina, alimento que le da a la niña para hacer frente al hambre que las aqueja desde que salieron de El Salvador y emprendieron su recorrido a Estados Unidos, junto con su esposo y un grupo de vecinos.

La mujer de 32 años dijo que el único alimento de Hannah, un día antes, fue el relleno de un sándwich; el no ingerir tres comidas al día era una situación que ya vivía en su país, donde la pobreza a su parecer es generalizada, por lo que dejar su patria fue la única solución que encontró.

Puede interesarte: Inauguran Casa del Migrante en la Cuauhtémoc sin concluir obras

“No te voy a decir que fue fácil, no, no hay nada fácil. Nos ha tocado pasar hambre, nos ha tocado pasar frío, nos ha tocado dormir en la calle, pero gracias a Dios en el camino mucha gente nos ha ayudado, más que nada por ella (Hannah), que es los más importante, porque yo puedo dormir en la calle, puedo pasar dos o tres días sin comer, pero ella no”.

De acuerdo con Elizabeth, cruzar México hasta llegar a la frontera representa peligros para ella y su niña, pero está dispuesta a asumirlos, con el fin de brindarle mejores condiciones de vida.

“Yo veo a mi hija como una profesional, veo a mi hija bien, realizada, eso es lo que yo quiero, es lo que yo busco. Eso es lo que yo quiero para mi hija, que lo que yo no tuve lo pueda tener ella, que viva bien”.

Sobre la forma en la que planea ingresar a Estados Unidos, Elizabeth explicó que su meta es hacerlo de manera legal, mediante un permiso, para evitar más complicaciones.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“Yo sé que Dios me va a hacer ese favorcito y va a hacer que yo pase. Yo no quiero entrar ilegal, como dicen, yo quiero entrar bien por mi hija, porque yo no ando sola, ando con mi hija y tengo fe de que voy a entrar”.

Hannah cumplirá dos años el próximo 7 de mayo y pasará el Día del Niño en México, su madre no sabe si aún continuarán en la calle

Mientras juega en la plaza pública Bruno Giordanno, en la alcaldía Cuauhtémoc de la Ciudad de México, Elizabeth observa a escasos metros a Hannah, su hija de un año 11 meses. Momentos después, una mujer se acerca a regalarle una gelatina, alimento que le da a la niña para hacer frente al hambre que las aqueja desde que salieron de El Salvador y emprendieron su recorrido a Estados Unidos, junto con su esposo y un grupo de vecinos.

La mujer de 32 años dijo que el único alimento de Hannah, un día antes, fue el relleno de un sándwich; el no ingerir tres comidas al día era una situación que ya vivía en su país, donde la pobreza a su parecer es generalizada, por lo que dejar su patria fue la única solución que encontró.

Puede interesarte: Inauguran Casa del Migrante en la Cuauhtémoc sin concluir obras

“No te voy a decir que fue fácil, no, no hay nada fácil. Nos ha tocado pasar hambre, nos ha tocado pasar frío, nos ha tocado dormir en la calle, pero gracias a Dios en el camino mucha gente nos ha ayudado, más que nada por ella (Hannah), que es los más importante, porque yo puedo dormir en la calle, puedo pasar dos o tres días sin comer, pero ella no”.

De acuerdo con Elizabeth, cruzar México hasta llegar a la frontera representa peligros para ella y su niña, pero está dispuesta a asumirlos, con el fin de brindarle mejores condiciones de vida.

“Yo veo a mi hija como una profesional, veo a mi hija bien, realizada, eso es lo que yo quiero, es lo que yo busco. Eso es lo que yo quiero para mi hija, que lo que yo no tuve lo pueda tener ella, que viva bien”.

Sobre la forma en la que planea ingresar a Estados Unidos, Elizabeth explicó que su meta es hacerlo de manera legal, mediante un permiso, para evitar más complicaciones.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“Yo sé que Dios me va a hacer ese favorcito y va a hacer que yo pase. Yo no quiero entrar ilegal, como dicen, yo quiero entrar bien por mi hija, porque yo no ando sola, ando con mi hija y tengo fe de que voy a entrar”.

Hannah cumplirá dos años el próximo 7 de mayo y pasará el Día del Niño en México, su madre no sabe si aún continuarán en la calle

Elecciones 2024

Acusaciones de corrupción protagonizan segundo debate CDMX

Taboada relacionó a Brugada con el “Señor de las Ligas” y la morenista insiste en ligarlo con el Cartel Inmobiliario

Finanzas

La ley Fintech nos quedó chica de manera muy rápida, asegura el sector

Las empresas tecnológicas financieras buscan dar otros servicios que requieren de una regulación más profunda

CDMX

Vecinos de Benito Juárez gastan hasta 40 mil pesos para limpiar cisternas

El Sacmex aún no visita dos condominios de la alcaldía Benito Juárez afectados por el agua sucia

Mundo

Han muerto cerca de 36 rehenes a manos de Hamas, acusa Israel

Entre más pasa el tiempo, la exigencia de que regresen a casa se vuelca una sola voz en Israel

CDMX

Juzgados en CDMX recortan servicio por la ola de calor

Las oficinas de Avenida Juárez 8 darán servicio alternado para disminuir la estancia de usuarios y reducir la temperatura al interior

Mundo

Ecuador se inclina por endurecer la mano contra el crimen organizado

Las preguntas sobre seguridad planteadas por el presidente Daniel Noboa en el referéndum de este domingo recibieron el respaldo ciudadano