/ martes 17 de enero de 2017

Se rebela al Papa Francisco la Orden de los Caballeros de Malta

  • No tiene intención de colaborar con la Comisióninvestigativa creada por el Vaticano para aclarar las modalidadesde la remoción del Gran Canciller

CIUDAD DEL VATICANO. (OEM-Informex).- La Orden de los Caballerosde Malta se rebela a la autoridad del papa Francisco, provocando unnuevo contencioso en el interior de la Iglesia. Con un acto inusualpero explicable, la Orden religiosa católica, fundada en el sigloXI, no tiene ninguna intención de colaborar con la Comisióninvestigativa creada por el Vaticano para aclarar las  modalidadesde la remoción del Gran Canciller. Y ello en aras de la tutela dela soberanía de la Orden también respecto a la Santa Sede.

El Gran Magisterio de la “Soberana Orden Militar yHospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta”(éste es su nombre original) afirmó que “la sustitución delGran Canciller fue un acto interno de la Orden” y por lo tanto,considerando “la irrelevancia jurídica, ha decidido no colaborarcon la Comisión, con el fin de tutelar la propia esfera desoberanía respecto a iniciativas tendientes objetivamente a poneren discusión o a limitar dicha esfera”.

Todo comenzó antes de la pasada Navidad. La Orden acababa desustituir al Gran Canciller, el alemán Albrecht Freiherr vonBoeselager, con el maltés John Edward Critien: la motivación fuela de no haber impedido la distribución de profilácticos enÁfrica, a pesar de que esta acción habría tenido por objetofrenar el contagio del “sida”.

Las modalidades de la sustitución no convencieron al Vaticano.Fue así que la Secretaría de Estado, encabezada por el cardenalPietro Parolin, con el aval de Francisco, decidió instituir laComisión investigativa formada por cinco prelados.

En síntesis, la culpa de von Boeselager habría sido la dehaber inclusive favorecido la distribución de condones en algunasáreas del mundo, y en particular en países africanos, a travésde las estructuras médicas y los voluntarios de la misma Ordenpresentes en esas zonas. En otras palabras, el Gran Cancillerhabría prácticamente promovido una iniciativa contraria a ladoctrina católica.

A este respecto, cabe señalar que en algunos ambientes de laIglesia el uso del profiláctico está permitido“oficiosamente”, o por lo menos no está condenado,precisamente cuando uno de los cónyuges está enfermo de“sida”, tratando así de evitar el contagio de la pareja.

La sustitución fue decidida con el “visto bueno” delcardenal patrono de la Orden, el cardenal estadounidense RaymondLeo Burke, cargo que Francisco le asignó tras “destituirlo” deun puesto de indudable prestigio: el de Prefecto del TribunalSupremo de la Signatura Apostólica, que es el máximo órgano dela justicia de la Iglesia. Esta decisión fue considerada unaespecie de “castigo” a Burke por su abierta y declaradaoposición a las “aperturas” de Bergoglio, comenzando por lacontrovertida cuestión de la comunión a los divorciados que hanvuelto a contraer nupcias.

Es más, Raymond Leo Burke, uno de los “lideres” del mundoconservador eclesiástico, contrario a la línea del pontíficeargentino, por considerarla  “demasiado innovadora”, escribiórecientemente una carta a Francisco, junto con otros trespurpurados, en la cual se le pide formalmente que aclare algunospuntos “controvertidos”, como el de los divorciados vueltos acasar, que aparecen en el texto pos-sinodal  de Bergoglio“Amoris Laetitia”, acusándolo de “crear confusión” entrelos fieles.

  • No tiene intención de colaborar con la Comisióninvestigativa creada por el Vaticano para aclarar las modalidadesde la remoción del Gran Canciller

CIUDAD DEL VATICANO. (OEM-Informex).- La Orden de los Caballerosde Malta se rebela a la autoridad del papa Francisco, provocando unnuevo contencioso en el interior de la Iglesia. Con un acto inusualpero explicable, la Orden religiosa católica, fundada en el sigloXI, no tiene ninguna intención de colaborar con la Comisióninvestigativa creada por el Vaticano para aclarar las  modalidadesde la remoción del Gran Canciller. Y ello en aras de la tutela dela soberanía de la Orden también respecto a la Santa Sede.

El Gran Magisterio de la “Soberana Orden Militar yHospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta”(éste es su nombre original) afirmó que “la sustitución delGran Canciller fue un acto interno de la Orden” y por lo tanto,considerando “la irrelevancia jurídica, ha decidido no colaborarcon la Comisión, con el fin de tutelar la propia esfera desoberanía respecto a iniciativas tendientes objetivamente a poneren discusión o a limitar dicha esfera”.

Todo comenzó antes de la pasada Navidad. La Orden acababa desustituir al Gran Canciller, el alemán Albrecht Freiherr vonBoeselager, con el maltés John Edward Critien: la motivación fuela de no haber impedido la distribución de profilácticos enÁfrica, a pesar de que esta acción habría tenido por objetofrenar el contagio del “sida”.

Las modalidades de la sustitución no convencieron al Vaticano.Fue así que la Secretaría de Estado, encabezada por el cardenalPietro Parolin, con el aval de Francisco, decidió instituir laComisión investigativa formada por cinco prelados.

En síntesis, la culpa de von Boeselager habría sido la dehaber inclusive favorecido la distribución de condones en algunasáreas del mundo, y en particular en países africanos, a travésde las estructuras médicas y los voluntarios de la misma Ordenpresentes en esas zonas. En otras palabras, el Gran Cancillerhabría prácticamente promovido una iniciativa contraria a ladoctrina católica.

A este respecto, cabe señalar que en algunos ambientes de laIglesia el uso del profiláctico está permitido“oficiosamente”, o por lo menos no está condenado,precisamente cuando uno de los cónyuges está enfermo de“sida”, tratando así de evitar el contagio de la pareja.

La sustitución fue decidida con el “visto bueno” delcardenal patrono de la Orden, el cardenal estadounidense RaymondLeo Burke, cargo que Francisco le asignó tras “destituirlo” deun puesto de indudable prestigio: el de Prefecto del TribunalSupremo de la Signatura Apostólica, que es el máximo órgano dela justicia de la Iglesia. Esta decisión fue considerada unaespecie de “castigo” a Burke por su abierta y declaradaoposición a las “aperturas” de Bergoglio, comenzando por lacontrovertida cuestión de la comunión a los divorciados que hanvuelto a contraer nupcias.

Es más, Raymond Leo Burke, uno de los “lideres” del mundoconservador eclesiástico, contrario a la línea del pontíficeargentino, por considerarla  “demasiado innovadora”, escribiórecientemente una carta a Francisco, junto con otros trespurpurados, en la cual se le pide formalmente que aclare algunospuntos “controvertidos”, como el de los divorciados vueltos acasar, que aparecen en el texto pos-sinodal  de Bergoglio“Amoris Laetitia”, acusándolo de “crear confusión” entrelos fieles.

Justicia

Adame advierte a candidatos de alta incidencia delictiva

Exhorta secretario de Gobierno a no hacer proselitismo en zonas de riesgo de Guerrero; busca el mandatario estrategia para comicios tranquilos

Política

Pedro Kumamoto en busca de redignificar la política

Candidaturas Independientes no son sinónimo de ser honestos y buenos, dijo

Finanzas

AMLO, por la apertura energética: Alfonso Romo

El consejero de Morena asegura que el candidato presidencial está abiertos a la inversión privada

Metrópoli

Piden auditar dinero para afectados

Resulta delicado que ocho mil millones sean secuestrados por diputados: Mikel Arriola

Mundo

Holanda, al borde de ser narcoEstado

La falta de personal y recursos impide lidiar con cuatro de cada cinco casos de drogas y prostitución

México

Castigan a estudiantes por usar lengua indígena

Según el INEE 60% de las escuelas tiene maestros que hablan lengua indígena

Política

Quiero redignificar la política: Kumamoto

Candidaturas Independientes no son sinónimo de ser honestos y buenos, dijo

Finanzas

AMLO, por la apertura energética: Alfonso Romo

El consejero de Morena asegura que el candidato presidencial está abiertos a la inversión privada