/ martes 28 de marzo de 2017

Gabinete negro en el Palacio del Elíseo: ¿Realidad o paranoia?

PARÍS, Francia. (OEM-Informex).- ¿El presidente FrançoisHollande tiene en el Palacio del Elíseo un gabinete negroencargado de espiar a sus adversarios políticos y de montaroperaciones de acción psicológica?

Eso es, en todo caso, lo que afirma un grupo de dirigentes deprimer nivel del partido de derecha conservadora Los Republicanos(LR). En un “mensaje de información” dirigido a la responsablede la Fiscalía Nacional Financiera, Éliane Houlette, y al fiscalde París, François Molins, esos barones del partido sarkozystareclaman una investigación judicial sobre la existencia de una“estructura clandestina” que habría funcionado durante loscinco años del Gobierno de Hollande en la sede de la presidenciafrancesa.

La iniciativa fue firmada por Bruno Retailleau (jefe de campañadel candidato presidencial de LR, François Fillon), ChristianJacob (líder del grupo parlamentario en la Cámara de Diputados),Valérie Pécresse (presidenta de la región parisina), PhilippeBas (titular de la Comisión Legislativa del Senado), NatalieKosciusko-Morizet (responsable de LR en el Concejo de París) y LucChatel, portavoz de Fillon.

El grupo, sin embargo, aún no tradujo esa acusación en unadenuncia formal y se limitó a remitir a la justicia 12 párrafosdiseminados en las 264 páginas del libro Bienvenue Place Beauvau.Police : les secrets inavouables d’un quinquennat (Bienvenido aPlace Beauveau. Policía: los secretos inconfesables de unquinquenio),que acaba de salir en París. Place Beauvau es unaminúscula plazoleta donde está ubicada la sede del Ministerio delInterior francés, justo enfrente del Palacio del Elíseo.

Los tres periodistas que escribieron ese documento —OliviaRecasens, Didier Hassoux y Christophe Labbé— reconocen quedurante su larga investigación trataron de probar la existencia deun gabinete negro, pero nunca pudieron encontrar evidenciasconcretas capaces de confirmar sus sospechas. El escándalo habíaestallado el jueves pasado, cuando el propio Fillon lanzó laprimera denuncia durante un programa de televisión difundido a lahora de mayor audiencia.

“Un candidato presidencial debe respetar un mínimo dedignidad y de responsabilidad. Fillon está lejos de cumplir conesos requisitos”, replicó Hollande.

El objetivo de la derecha, según la mayoría de los expertos,consiste en provocar un escándalo de grandes proporciones pararevitalizar la campaña de Fillon y galvanizar a sus militantesdespués de la decepción provocada por sus problemas judiciales. A25 días de la primera vuelta de la elección presidencial,prevista para el 23 de abril, Fillon ocupa el tercer lugar en lossondeos.

con 17 por ciento de intenciones de votos.

El candidato inicialmente basó su campaña en su imagen deprobidad, pero perdió la confianza de sus electores cuando fueinculpado por la justicia por “malversación” y “desvío yapropiación indebida de fondos públicos” en relación con losempleos ficticios como asistentes parlamentarios acordados a suesposa y dos hijos, y otra falsa ocupación laboral de su mujer enla Revista de Dos Mundos.

También fue imputado por “no haber declarado a la AltaAutoridad para la Transparencia de la Vida Pública un préstamo de50 mil euros concedido por un poderoso empresario. Su imagenvolvió a ser salpicada cuando se supo que un “mecenas” leregaló varios trajes por valor de 35 mil 500 euros. A fines de lasemana pasada, Fillon tuvo que admitir haber recibido como regalo,“sin ninguna contrapartida”, dos relojes de lujo valuados en 10mil y 12 mil euros respectivamente.

Pese a los esfuerzos del candidato y sus principalescolaboradores, la opinión pública reaccionó con escepticismo aesas denuncias. En primer lugar porque su imagen y su credibilidadresultaron fuertemente deterioradas en los últimos dos meses.Pero, sobre todo, porque los autores del libro admiten que nuncapudieron hallar la menor evidencia sobre la supuesta “estructuraclandestina”.

No obstante, la opinión pública se excita siempre frente a lafórmula de gabinete negro, que evoca la época en que toda lacorrespondencia del país era controlada por la policía de lamonarquía. Esa práctica continuó durante los 11 años que JosephFouché ocupó el temible Ministerio de Policía de NapoleónBonaparte.

Otro casi emblemático, más reciente, fue el centro clandestinode escuchas telefónicas e intercepción del correo, creado duranteel Gobierno de François Mitterrand en un subsuelo del Elíseo. Elpresidente socialista, que quería preservar el secreto sobre laexistencia de una hija nacida de una relación morganática, hizoespiar a decenas de personas, entre ellas varios periodistas, elescritor Jean-Edern Hallier e incluso la actriz Carole Bouquet.

Desde la época de Fouchet, todos los gobiernos fueron acusadosde espiar y de montar campañas de desprestigio contra susadversarios. Una buena parte de esas incriminaciones forma partedel folklore político y depende del nivel de paranoia de losprotagonistas, como acaba de demostrar Donald Trump con susdenuncias de espionaje telefónico contra Barack Obama.

PARÍS, Francia. (OEM-Informex).- ¿El presidente FrançoisHollande tiene en el Palacio del Elíseo un gabinete negroencargado de espiar a sus adversarios políticos y de montaroperaciones de acción psicológica?

Eso es, en todo caso, lo que afirma un grupo de dirigentes deprimer nivel del partido de derecha conservadora Los Republicanos(LR). En un “mensaje de información” dirigido a la responsablede la Fiscalía Nacional Financiera, Éliane Houlette, y al fiscalde París, François Molins, esos barones del partido sarkozystareclaman una investigación judicial sobre la existencia de una“estructura clandestina” que habría funcionado durante loscinco años del Gobierno de Hollande en la sede de la presidenciafrancesa.

La iniciativa fue firmada por Bruno Retailleau (jefe de campañadel candidato presidencial de LR, François Fillon), ChristianJacob (líder del grupo parlamentario en la Cámara de Diputados),Valérie Pécresse (presidenta de la región parisina), PhilippeBas (titular de la Comisión Legislativa del Senado), NatalieKosciusko-Morizet (responsable de LR en el Concejo de París) y LucChatel, portavoz de Fillon.

El grupo, sin embargo, aún no tradujo esa acusación en unadenuncia formal y se limitó a remitir a la justicia 12 párrafosdiseminados en las 264 páginas del libro Bienvenue Place Beauvau.Police : les secrets inavouables d’un quinquennat (Bienvenido aPlace Beauveau. Policía: los secretos inconfesables de unquinquenio),que acaba de salir en París. Place Beauvau es unaminúscula plazoleta donde está ubicada la sede del Ministerio delInterior francés, justo enfrente del Palacio del Elíseo.

Los tres periodistas que escribieron ese documento —OliviaRecasens, Didier Hassoux y Christophe Labbé— reconocen quedurante su larga investigación trataron de probar la existencia deun gabinete negro, pero nunca pudieron encontrar evidenciasconcretas capaces de confirmar sus sospechas. El escándalo habíaestallado el jueves pasado, cuando el propio Fillon lanzó laprimera denuncia durante un programa de televisión difundido a lahora de mayor audiencia.

“Un candidato presidencial debe respetar un mínimo dedignidad y de responsabilidad. Fillon está lejos de cumplir conesos requisitos”, replicó Hollande.

El objetivo de la derecha, según la mayoría de los expertos,consiste en provocar un escándalo de grandes proporciones pararevitalizar la campaña de Fillon y galvanizar a sus militantesdespués de la decepción provocada por sus problemas judiciales. A25 días de la primera vuelta de la elección presidencial,prevista para el 23 de abril, Fillon ocupa el tercer lugar en lossondeos.

con 17 por ciento de intenciones de votos.

El candidato inicialmente basó su campaña en su imagen deprobidad, pero perdió la confianza de sus electores cuando fueinculpado por la justicia por “malversación” y “desvío yapropiación indebida de fondos públicos” en relación con losempleos ficticios como asistentes parlamentarios acordados a suesposa y dos hijos, y otra falsa ocupación laboral de su mujer enla Revista de Dos Mundos.

También fue imputado por “no haber declarado a la AltaAutoridad para la Transparencia de la Vida Pública un préstamo de50 mil euros concedido por un poderoso empresario. Su imagenvolvió a ser salpicada cuando se supo que un “mecenas” leregaló varios trajes por valor de 35 mil 500 euros. A fines de lasemana pasada, Fillon tuvo que admitir haber recibido como regalo,“sin ninguna contrapartida”, dos relojes de lujo valuados en 10mil y 12 mil euros respectivamente.

Pese a los esfuerzos del candidato y sus principalescolaboradores, la opinión pública reaccionó con escepticismo aesas denuncias. En primer lugar porque su imagen y su credibilidadresultaron fuertemente deterioradas en los últimos dos meses.Pero, sobre todo, porque los autores del libro admiten que nuncapudieron hallar la menor evidencia sobre la supuesta “estructuraclandestina”.

No obstante, la opinión pública se excita siempre frente a lafórmula de gabinete negro, que evoca la época en que toda lacorrespondencia del país era controlada por la policía de lamonarquía. Esa práctica continuó durante los 11 años que JosephFouché ocupó el temible Ministerio de Policía de NapoleónBonaparte.

Otro casi emblemático, más reciente, fue el centro clandestinode escuchas telefónicas e intercepción del correo, creado duranteel Gobierno de François Mitterrand en un subsuelo del Elíseo. Elpresidente socialista, que quería preservar el secreto sobre laexistencia de una hija nacida de una relación morganática, hizoespiar a decenas de personas, entre ellas varios periodistas, elescritor Jean-Edern Hallier e incluso la actriz Carole Bouquet.

Desde la época de Fouchet, todos los gobiernos fueron acusadosde espiar y de montar campañas de desprestigio contra susadversarios. Una buena parte de esas incriminaciones forma partedel folklore político y depende del nivel de paranoia de losprotagonistas, como acaba de demostrar Donald Trump con susdenuncias de espionaje telefónico contra Barack Obama.

Finanzas

Casi listos los 10 capítulos que modernizarán el TLCAN: Guajardo

El secretario reiteró que la renegociación que México efectúa es bajo la premisa de “tener al final una historia de ganar, ganar”

Política

Meade, AMLO y Anaya se comprometen a combatir la corrupción

Los principales temas que preocupan a los mexicanos -y que han dominado la precampaña electoral- son la corrupción y la violencia que, el último año, alcanzó la cifra récord de 25,339 homicidios entre enero y diciembre

Sociedad

Suspenden clases en municipios afectados por el sismo en Oaxaca

La verificación de los planteles en la Costa y en otras regiones del Estado, es el primer paso para elaborar los dictámenes correspondientes

CDMX

SEP anuncia que este lunes hay clases normales en la CDMX tras sismo

Durante el fin de semana se realizó una revisión en los cerca de cinco mil planteles de educación básica, esto a través de la la Autoridad Educativa Federal en la Ciudad de México

Mundo

Venezuela insiste en que Maduro irá a cumbre Américas en Perú

Esto a pesar de que el gobierno peruano le retiró la invitación, señaló hoy el ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza.

Justicia

Peritajes confirman que restos corresponden a agentes de la AIC retenidos por el CJNG

Los restos fueron hallados el pasado 15 de febrero en el kilómetro 148 de Bahía de Banderas

CDMX

Presenta Mancera iniciativa sobre Fondo de Vivienda tras 19-S

Forma parte de las acciones de reconstrucción tras el sismo del 19 de septiembre y la cual enviará a la Asamblea Legislativa

Política

Morena perfila a Gómez Urrutia como candidato plurinominal al Senado

También figuran en la lista el exdirigente nacional panista, Germán Martínez Cázares; la comandanta de la policía comunitaria, Nestora Salgado, y Ricardo Monreal