/ miércoles 9 de noviembre de 2016

27 años de la caída del muro de Berlín y la victoria de Trump, la ironía de hoy

Pareciera una ironía que justo hoy que la capital alemán conmemora los 27 años de la caída del muro de Berlín, Donald Trump, el republicano que prometió construir un muro entre México y EU, haya ganado la presidencia.

No te pierdas: 

Aquel acto que impactó y marco la historia mundial, ahora se celebra bajo la sombra que genera la victoria del magnate, que por el contrario, en lugar de derribar muros, creará muros y vallas para dividir de nuevo a la población impidiendo el paso de los inmigrantes.

A pesar del shock que esta noticia generó alrededor del mundo sobre todo para los seguidores de Hillary Clinton, el acto central de la caída se celebró en el monumento a las víctimas de aquella división, con la asistencia del alcalde-gobernador de Berlín, Michael Müller, y con la participación de alumnos de colegios noruegos, franceses y alemanes.

Recordemos que la caída del muro, el 9 de noviembre de 1989, fue el comienzo de las fronteras abiertas en Europa, justo en momentos en que en muchos países europeos se construyen nuevas vallas.

"Las fronteras abiertas eran el resultado de la conciencia de que no debía volver nunca la guerra pero no hemos aprendido nada, en Europa vuelven a construirse muros, los populistas tienen coyuntura y el resultado electoral de anoche en EU hace temer por la paz del mundo", dijo Hildigund Neubert, presidenta de una iniciativa ciudadana que se encarga de mantener vivo el recuerdo de las personas que murieron en aquella línea de separación.

"El populismo crece en todas partes y hay personas que se sienten con ello estimuladas para recurrir a la violencia", agregó.

A continuación, sin embargo, recordó que la caída de la valla en Berlín había mostrado que era posible la resistencia pacífica.

"La caída del muro no fue un acto violento, el muro era una obra de la violencia. Para recordar eso, los invitó a poner flores en lo que queda" de él, dijo.

Tras esa primera parte del acto, los asistentes se dirigieron a la Capilla de la Reconciliación, que también forma parte del memorial, donde se encendieron velas en memoria de los muertos del muro.

Te recomendamos: 

La historia parece ponerse de cabeza pues pareciera que aquellos valores que se impusieron para derribar aquella valla divisoria en Berlín, ahora han quedado en el olvido para dar paso a un hombre, que de acuerdo a lo manifestado por él, hará todo lo posible por construir los muros que hagan falta.

Con información de EFE

/afa

Pareciera una ironía que justo hoy que la capital alemán conmemora los 27 años de la caída del muro de Berlín, Donald Trump, el republicano que prometió construir un muro entre México y EU, haya ganado la presidencia.

No te pierdas: 

Aquel acto que impactó y marco la historia mundial, ahora se celebra bajo la sombra que genera la victoria del magnate, que por el contrario, en lugar de derribar muros, creará muros y vallas para dividir de nuevo a la población impidiendo el paso de los inmigrantes.

A pesar del shock que esta noticia generó alrededor del mundo sobre todo para los seguidores de Hillary Clinton, el acto central de la caída se celebró en el monumento a las víctimas de aquella división, con la asistencia del alcalde-gobernador de Berlín, Michael Müller, y con la participación de alumnos de colegios noruegos, franceses y alemanes.

Recordemos que la caída del muro, el 9 de noviembre de 1989, fue el comienzo de las fronteras abiertas en Europa, justo en momentos en que en muchos países europeos se construyen nuevas vallas.

"Las fronteras abiertas eran el resultado de la conciencia de que no debía volver nunca la guerra pero no hemos aprendido nada, en Europa vuelven a construirse muros, los populistas tienen coyuntura y el resultado electoral de anoche en EU hace temer por la paz del mundo", dijo Hildigund Neubert, presidenta de una iniciativa ciudadana que se encarga de mantener vivo el recuerdo de las personas que murieron en aquella línea de separación.

"El populismo crece en todas partes y hay personas que se sienten con ello estimuladas para recurrir a la violencia", agregó.

A continuación, sin embargo, recordó que la caída de la valla en Berlín había mostrado que era posible la resistencia pacífica.

"La caída del muro no fue un acto violento, el muro era una obra de la violencia. Para recordar eso, los invitó a poner flores en lo que queda" de él, dijo.

Tras esa primera parte del acto, los asistentes se dirigieron a la Capilla de la Reconciliación, que también forma parte del memorial, donde se encendieron velas en memoria de los muertos del muro.

Te recomendamos: 

La historia parece ponerse de cabeza pues pareciera que aquellos valores que se impusieron para derribar aquella valla divisoria en Berlín, ahora han quedado en el olvido para dar paso a un hombre, que de acuerdo a lo manifestado por él, hará todo lo posible por construir los muros que hagan falta.

Con información de EFE

/afa