imagotipo

Trump tendrá que renunciar a su participación en hotel

  • Agencia NTMX
  • en Mundo

  • De lo contrario, incurrirá en una violación del contrato de arrendamiento.

WASHINGTON, DC. (Notimex).- La agencia que administra la infraestructura inmobiliaria del Gobierno federal determinó que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, debe renunciar a su participación en un lujoso hotel que opera en esta ciudad, o de lo contrario, incurrirá en una violación del contrato de arrendamiento.

De acuerdo con cuatro legisladores demócratas, la Administración General de Servicios (GSA) concluyó que la retención de Trump de su participación en el Hotel Internacional Trump, presentará un conflicto de intereses una vez que asuma la presidencia el próximo 20 de enero.

La revisión del contrato entre la Corporación Trump y la GSA fue solicitada por los legisladores Elijah Cummings, Peter DeFazio, Gerald E. Connoly y Andre Carson a fin de clarificar un posible conflicto de intereses en el contrato a 60 años por 180 millones de dólares.

“El Administrador Adjunto informó a nuestro personal que la evaluación de la GSA es que el señor Trump estará en quebranto del contrato de arrendamiento en el momento que asuma la presidencia el 20 de enero del 2017, a menos que se deslinde de todos los intereses financieros en el contrato”, indicaron en una misiva.

De acuerdo con la misma, el funcionario precisó además que esta separación no solo debe ser de la operación administrativa “pero de todos los intereses de propiedad”.

En la carta dirigida a Denis Turner Roth, Administrador de la GSA, los demócratas notaron un apartado del contrato que establece que “ningún miembro o delegado del Congreso o funcionario electo del Gobierno deberá ser admitido como parte del contrato o ser parte de los beneficios que resulten”.

Los legisladores solicitaron información adicional para continuar su investigación, incluyendo las proyecciones sobre las ganancias que generará el hotel.

El lujoso inmueble, ubicado a dos cuadras de la Casa Blanca, fue habilitado en el histórico edificio de la vieja oficina de correos, sobre la calle Pelsylvania, y el cual permaneció de forma parcial desocupado por años.

El hotel, escenario de protestas contra el republicano, fue inaugurado el mes pasado por Trump y sus cuatro hijos, y se ha convertido en fuente controversia por denuncias de que la Corporación Trump ha invitado a gobiernos extranjeros a rentar salones para celebrar eventos oficiales.

El equipo de transición dijo este día por separado que Trump responderá a este tema en la conferencia de prensa que ofrecerá para explicar cómo se separará de sus negocios antes que asuma la presidencia para evitar conflictos de intereses, y sobre la cual no hay un fecha precisa.