/ domingo 15 de enero de 2017

Al menos dos heridos en tiroteo en campo de refugiados en Líbano

Al menos dos personas resultaron hoy heridas en un tiroteo en el campo de refugiados palestinos de Ain el Helu, el mas grande del Líbano y situado en las afueras de la ciudad de Sidón (sur), informó la Agencia Nacional de Noticias (ANN).

El incidente se produjo tras la instalación de cámaras de seguridad alrededor de la oficina de la fuerza de seguridad palestina en el barrio de Menchieh, en Ain el Helu, agregó la agencia.

Entérate: 

Por otro lado, la cadena de televisión MTV anunció que el tiroteo dejó cuatro heridos, y que continúa por el momento.

La tensión continúa en el campo de Ain el Helu, a pesar de que se acordara un alto el fuego en el mes de diciembre para terminar con las hostilidades entre combatientes de Al Fatah y de grupos palestinos islamistas.

Lee también: 

Este campo de refugiados es frecuentemente escenario de combates entre los grupos rivales para hacerse con su control.

Solo sus entradas y salidas están bajo la vigilancia del Ejército libanés, que deja en manos de los comités populares palestinos la seguridad en su interior.

Al menos dos personas resultaron hoy heridas en un tiroteo en el campo de refugiados palestinos de Ain el Helu, el mas grande del Líbano y situado en las afueras de la ciudad de Sidón (sur), informó la Agencia Nacional de Noticias (ANN).

El incidente se produjo tras la instalación de cámaras de seguridad alrededor de la oficina de la fuerza de seguridad palestina en el barrio de Menchieh, en Ain el Helu, agregó la agencia.

Entérate: 

Por otro lado, la cadena de televisión MTV anunció que el tiroteo dejó cuatro heridos, y que continúa por el momento.

La tensión continúa en el campo de Ain el Helu, a pesar de que se acordara un alto el fuego en el mes de diciembre para terminar con las hostilidades entre combatientes de Al Fatah y de grupos palestinos islamistas.

Lee también: 

Este campo de refugiados es frecuentemente escenario de combates entre los grupos rivales para hacerse con su control.

Solo sus entradas y salidas están bajo la vigilancia del Ejército libanés, que deja en manos de los comités populares palestinos la seguridad en su interior.