/ lunes 11 de enero de 2016

Asalto a centro comercial de Bagdad deja 18 muertos y 50 heridos

Bagdad, Irak.- Al menos 18 personas murieron y 50 resultaron heridas durante una asalto armado a un centro comercial de esta capital, cuya autoría se adjudicó el grupo extremista Estado Islámico (EI).

Después de un tiroteo de más de 90 minutos, la explosión de un coche bomba y otra detonación al interior del centro comercial El Jawaher, ubicado en el barrio chiita de Jadida, en el este de Bagdad, las fuerzas de seguridad iraquíes lograron poner fin al asalto.

Un grupo de hombres armados irrumpió esta tarde el centro comercial, disparando fusiles y armas automáticas, para tomar como rehenes a decenas de personas que se encontraban al interior, luego de detonar en las afueras un coche bomba, que dejó al menos siete muertos y 27 heridos.

Un portavoz del ministerio iraquí del Interior confirmó en un mensaje a través de la televisión local, que las fuerzas de seguridad pusieron fin al "ataque terrorista" en centro comercial El Jawaher, tras fuerte enfrentamiento con los asaltantes, que duró más de hora y media.

“Las fuerzas iraquíes rodearon el edificio y desembarcaron tropas en el techo. Se enfrentaron a los atacantes dentro, matando a dos de ellos, arrestando a otros cuatro y pusieron fin a la disputa”, destacó el funcionario, tras calificar el incidente como un toma de rehenes.

La policía confirmó que al menos a 18 personas perecieron y 50 más resultaron heridos a causa de la detonación del coche bomba, el tiroteo y la detonación provocada por uno de los sospechosos al interior, quien perdió la vida, según reporte de la televisión Al Yazira.

Entre las víctimas fatales se encuentran al menos cuatro uniformados, según fuentes la policía y responsables médicos, que hablaron a condición de anonimato porque no estaban autorizados para informar a los periodistas.

Tras el ataque armado, las autoridades cerraron la fortificada Zona Verde del centro de Bagdad, donde se ubican varias embajadas extranjeras y edificios de gobierno.

Además, las autoridades ordenaron el despliegue policías y elementos de las fuerzas de seguridad a las avenidas principales carreteras de acceso a la capital, así como a otros centros comerciales y puentes de varias zonas de Bagdad, ante la posibilidad de más ataques.

Las autoridades iraquíes confirmaron que entre 70 y 75 personas que estaban dentro del centro comercial habrían sido tomadas como rehenes en esta la situación, que calificó como "un ataque terrorista", el cual afirmó, ningún grupo ha reivindicado.

Sin embargo, en un comunicado difundido en Internet, el grupo extremista Estado Islámico, se responsabilizó del ataque armado contra el centro comercial y de la detonación del coche bomba, que estaba dirigido contra la comunidad chiita, mayoritaria en Irak.

El grupo extremista radical, que controla amplías zonas de Irak y el vecino Siria a menudo se dirige ataques con bombas en mercados, plazas y otros sitios concurridos, en venganza a la ofensiva militar lanzada en su contra,

El mes pasado, el EI, que mantiene en su poder gran parte del norte y el oeste de Irak, sufrió una gran derrota frente a las fuerzas iraquíes, que lograron arrebatarle el control de la ciudad occidental de Ramadi, capital de la provincia de Anbar.

El grupo yihadista es reconocido por los crímenes atroces que comete en nombre del Islam, como decapitaciones, lapidaciones, quemando vivas a sus víctimas o lanzándolas desde azoteas de edificios.

El Estado Islámico surgió en 2003 como una rama de la red Al Qaeda, aunque después se separó y tomó el control de amplias zonas de Siria e Irak, en donde en junio de 2014 estableció un califato que encabeza su líder al Abu Bakr al Baghdadi. ||Notimex||

/parg

Bagdad, Irak.- Al menos 18 personas murieron y 50 resultaron heridas durante una asalto armado a un centro comercial de esta capital, cuya autoría se adjudicó el grupo extremista Estado Islámico (EI).

Después de un tiroteo de más de 90 minutos, la explosión de un coche bomba y otra detonación al interior del centro comercial El Jawaher, ubicado en el barrio chiita de Jadida, en el este de Bagdad, las fuerzas de seguridad iraquíes lograron poner fin al asalto.

Un grupo de hombres armados irrumpió esta tarde el centro comercial, disparando fusiles y armas automáticas, para tomar como rehenes a decenas de personas que se encontraban al interior, luego de detonar en las afueras un coche bomba, que dejó al menos siete muertos y 27 heridos.

Un portavoz del ministerio iraquí del Interior confirmó en un mensaje a través de la televisión local, que las fuerzas de seguridad pusieron fin al "ataque terrorista" en centro comercial El Jawaher, tras fuerte enfrentamiento con los asaltantes, que duró más de hora y media.

“Las fuerzas iraquíes rodearon el edificio y desembarcaron tropas en el techo. Se enfrentaron a los atacantes dentro, matando a dos de ellos, arrestando a otros cuatro y pusieron fin a la disputa”, destacó el funcionario, tras calificar el incidente como un toma de rehenes.

La policía confirmó que al menos a 18 personas perecieron y 50 más resultaron heridos a causa de la detonación del coche bomba, el tiroteo y la detonación provocada por uno de los sospechosos al interior, quien perdió la vida, según reporte de la televisión Al Yazira.

Entre las víctimas fatales se encuentran al menos cuatro uniformados, según fuentes la policía y responsables médicos, que hablaron a condición de anonimato porque no estaban autorizados para informar a los periodistas.

Tras el ataque armado, las autoridades cerraron la fortificada Zona Verde del centro de Bagdad, donde se ubican varias embajadas extranjeras y edificios de gobierno.

Además, las autoridades ordenaron el despliegue policías y elementos de las fuerzas de seguridad a las avenidas principales carreteras de acceso a la capital, así como a otros centros comerciales y puentes de varias zonas de Bagdad, ante la posibilidad de más ataques.

Las autoridades iraquíes confirmaron que entre 70 y 75 personas que estaban dentro del centro comercial habrían sido tomadas como rehenes en esta la situación, que calificó como "un ataque terrorista", el cual afirmó, ningún grupo ha reivindicado.

Sin embargo, en un comunicado difundido en Internet, el grupo extremista Estado Islámico, se responsabilizó del ataque armado contra el centro comercial y de la detonación del coche bomba, que estaba dirigido contra la comunidad chiita, mayoritaria en Irak.

El grupo extremista radical, que controla amplías zonas de Irak y el vecino Siria a menudo se dirige ataques con bombas en mercados, plazas y otros sitios concurridos, en venganza a la ofensiva militar lanzada en su contra,

El mes pasado, el EI, que mantiene en su poder gran parte del norte y el oeste de Irak, sufrió una gran derrota frente a las fuerzas iraquíes, que lograron arrebatarle el control de la ciudad occidental de Ramadi, capital de la provincia de Anbar.

El grupo yihadista es reconocido por los crímenes atroces que comete en nombre del Islam, como decapitaciones, lapidaciones, quemando vivas a sus víctimas o lanzándolas desde azoteas de edificios.

El Estado Islámico surgió en 2003 como una rama de la red Al Qaeda, aunque después se separó y tomó el control de amplias zonas de Siria e Irak, en donde en junio de 2014 estableció un califato que encabeza su líder al Abu Bakr al Baghdadi. ||Notimex||

/parg