/ lunes 12 de octubre de 2015

Celebra España su Fiesta Nacional a dos meses de las elecciones generales

Madrid, España.- España celebró hoy su Fiesta Nacional con el tradicional desfile militar por el centro de Madrid y la posterior recepción ofrecida por los reyes en el Palacio Real a las autoridades y representantes de la sociedad civil, a dos meses de las elecciones generales.

Los reyes Felipe VI y Letizia junto a sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, presidieron el desfile en el que participaron 3.400 militares y donde estuvo presente la bandera de Brasil, país que tiene un contingente militar participando en misiones internacionales con España, y también la de la OTAN.

[caption id="attachment_42065" align="alignright" width="300"] Foto: Notimex[/caption]

[caption id="attachment_42066" align="alignright" width="300"] Foto: Notimex[/caption]

Asistieron las principales autoridades del Estado, además de los presidentes de las Comunidades Autónomas (regiones), excepto los de Cataluña, País Vasco y Navarra, las tres gobernadas por partidos nacionalistas.

Después los Reyes ofrecieron una recepción en el Palacio Real a más de un millar de invitados, en la que como es habitual, los principales líderes políticos, en conversaciones informales con los periodistas, aprovecharon para opinar sobre la actualidad del país.

La Fiesta Nacional se celebra este año apenas dos meses antes de las elecciones generales anunciadas para el 20 de diciembre, en las que, según las encuestas, se puede romper el tradicional bipartidismo constituido por el Partido Popular (PP, centroderecha) y los socialistas (PSOE) por la aparición de dos nuevos partidos nacionales: Ciudadanos (centro) y Podemos (izquierda).

En este contexto, tanto el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, como el líder socialista, Pedro Sánchez, centraron sus comentarios en el futuro político de sus partidos.

Rajoy se mostró convencido de que el PP logrará "convencer" a los ciudadanos para gobernar otros cuatro años más e hizo hincapié en la mejora de la calificación de la deuda española, que según la agencia de medición de riesgos Standard & Poor's ha pasado a un aprobado alto (de BBB a BBB+) con perspectiva estable.

Por su parte, Sánchez se mostró dispuesto a debatir con todos los candidatos cabezas de lista a las elecciones generales, comicios que afronta convencido de que los españoles están lanzando mensajes a favor del diálogo y el acuerdo entre las fuerzas políticas.

Este año asistió por primera vez a la recepción el líder de Ciudadanos, Albert Ribera, una formación de centro que según las encuestas ocuparía el tercer lugar, cerca de los dos principales partidos (PP, PSOE).

Sin embargo, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, declinó la invitación de la Casa Real para asistir a la recepción, al considerar que su presencia es "más útil en la defensa de los derechos y la justicia social" en el país que "en ese tipo de actos".

La conmemoración de este año, además, tiene lugar dos semanas después de las elecciones regionales catalanas, en las que los independentistas consiguieron mayoría en el Parlamento, una situación que ha afectado a la escena política española y que influirá en los próximos comicios.

El Gobierno y las Fuerzas Armadas presentaron la celebración de la Fiesta Nacional de este año bajo el lema: "El día de todos", con numerosas actividades sociales y culturales, además del tradicional desfile militar, como por ejemplo, la entrada gratuita a todos los Museos nacionales. (EFE)

Madrid, España.- España celebró hoy su Fiesta Nacional con el tradicional desfile militar por el centro de Madrid y la posterior recepción ofrecida por los reyes en el Palacio Real a las autoridades y representantes de la sociedad civil, a dos meses de las elecciones generales.

Los reyes Felipe VI y Letizia junto a sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, presidieron el desfile en el que participaron 3.400 militares y donde estuvo presente la bandera de Brasil, país que tiene un contingente militar participando en misiones internacionales con España, y también la de la OTAN.

[caption id="attachment_42065" align="alignright" width="300"] Foto: Notimex[/caption]

[caption id="attachment_42066" align="alignright" width="300"] Foto: Notimex[/caption]

Asistieron las principales autoridades del Estado, además de los presidentes de las Comunidades Autónomas (regiones), excepto los de Cataluña, País Vasco y Navarra, las tres gobernadas por partidos nacionalistas.

Después los Reyes ofrecieron una recepción en el Palacio Real a más de un millar de invitados, en la que como es habitual, los principales líderes políticos, en conversaciones informales con los periodistas, aprovecharon para opinar sobre la actualidad del país.

La Fiesta Nacional se celebra este año apenas dos meses antes de las elecciones generales anunciadas para el 20 de diciembre, en las que, según las encuestas, se puede romper el tradicional bipartidismo constituido por el Partido Popular (PP, centroderecha) y los socialistas (PSOE) por la aparición de dos nuevos partidos nacionales: Ciudadanos (centro) y Podemos (izquierda).

En este contexto, tanto el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, como el líder socialista, Pedro Sánchez, centraron sus comentarios en el futuro político de sus partidos.

Rajoy se mostró convencido de que el PP logrará "convencer" a los ciudadanos para gobernar otros cuatro años más e hizo hincapié en la mejora de la calificación de la deuda española, que según la agencia de medición de riesgos Standard & Poor's ha pasado a un aprobado alto (de BBB a BBB+) con perspectiva estable.

Por su parte, Sánchez se mostró dispuesto a debatir con todos los candidatos cabezas de lista a las elecciones generales, comicios que afronta convencido de que los españoles están lanzando mensajes a favor del diálogo y el acuerdo entre las fuerzas políticas.

Este año asistió por primera vez a la recepción el líder de Ciudadanos, Albert Ribera, una formación de centro que según las encuestas ocuparía el tercer lugar, cerca de los dos principales partidos (PP, PSOE).

Sin embargo, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, declinó la invitación de la Casa Real para asistir a la recepción, al considerar que su presencia es "más útil en la defensa de los derechos y la justicia social" en el país que "en ese tipo de actos".

La conmemoración de este año, además, tiene lugar dos semanas después de las elecciones regionales catalanas, en las que los independentistas consiguieron mayoría en el Parlamento, una situación que ha afectado a la escena política española y que influirá en los próximos comicios.

El Gobierno y las Fuerzas Armadas presentaron la celebración de la Fiesta Nacional de este año bajo el lema: "El día de todos", con numerosas actividades sociales y culturales, además del tradicional desfile militar, como por ejemplo, la entrada gratuita a todos los Museos nacionales. (EFE)