/ lunes 4 de septiembre de 2017

EU exige a ONU medidas más fuertes contra Corea del Norte tras prueba nuclear

Corea del Norte lanzó su sexta y más potente prueba nuclear el fin de semana pasado

La embajadora estadounidense en Naciones Unidas, Nikki Haley, afirmó el lunes que era momento de que el Consejo de Seguridad de la ONU imponga "las medidas más fuertes posibles" a Corea del Norte tras su sexta y más potente prueba nuclear porque "ya es suficiente".

Haley señaló que el enfoque de incrementar las sanciones a Corea del Norte aplicado desde el 2006 por el Consejo de 15 países miembros no había funcionado.

La diplomática agregó que el líder norcoreano Kim Jong Un estaba "suplicando por una guerra".

Foto: Reuters

 

"A pesar de nuestros esfuerzos el programa nuclear de Corea del Norte está más avanzado y es más peligroso que nunca", dijo Haley al Consejo de Seguridad de la ONU.

"La guerra nunca es algo que Estados Unidos quiera. No la queremos ahora. Pero la paciencia de nuestro país no es ilimitada", añadió la embajadora estadounidense.

Según Corea del Norte, el sexto ensayo nuclear norcoreano del domingo fue una bomba de hidrógeno, el más potente ensayo nuclear de Pyongyang, que ya aseguró que es suficientemente pequeña como para ser montada en un misil intercontinental.

Según Seúl, la potencia de la explosión del ensayo nuclear norcoreano está estimada en 50 kilotones, cinco veces más que la última prueba nuclear realizada por Pyongyang en septiembre del año pasado y tres veces más que la bomba estadounidense que destruyó la ciudad japonesa de Hiroshima en 1945.

La embajadora estadounidense en Naciones Unidas, Nikki Haley, afirmó el lunes que era momento de que el Consejo de Seguridad de la ONU imponga "las medidas más fuertes posibles" a Corea del Norte tras su sexta y más potente prueba nuclear porque "ya es suficiente".

Haley señaló que el enfoque de incrementar las sanciones a Corea del Norte aplicado desde el 2006 por el Consejo de 15 países miembros no había funcionado.

La diplomática agregó que el líder norcoreano Kim Jong Un estaba "suplicando por una guerra".

Foto: Reuters

 

"A pesar de nuestros esfuerzos el programa nuclear de Corea del Norte está más avanzado y es más peligroso que nunca", dijo Haley al Consejo de Seguridad de la ONU.

"La guerra nunca es algo que Estados Unidos quiera. No la queremos ahora. Pero la paciencia de nuestro país no es ilimitada", añadió la embajadora estadounidense.

Según Corea del Norte, el sexto ensayo nuclear norcoreano del domingo fue una bomba de hidrógeno, el más potente ensayo nuclear de Pyongyang, que ya aseguró que es suficientemente pequeña como para ser montada en un misil intercontinental.

Según Seúl, la potencia de la explosión del ensayo nuclear norcoreano está estimada en 50 kilotones, cinco veces más que la última prueba nuclear realizada por Pyongyang en septiembre del año pasado y tres veces más que la bomba estadounidense que destruyó la ciudad japonesa de Hiroshima en 1945.