/ miércoles 5 de abril de 2017

El Papa tacha de masacre inaceptable el ataque en Siria

"Asistimos horrorizados a los últimos episodios en Siria. Expreso mi firme reprobación por la inaceptable masacre que se produjo ayer (martes) en la provincia de Idlib, donde mataron a decenas de personas indefensas, entre ellas muchos niños", declaró el papa durante su audiencia semanal.

"Rezo por las víctimas y sus familiares y apelo a la conciencia de todos los que tengan responsabilidades políticas a nivel local e internacional para que cese esta tragedia", afirmó ante miles de fieles congregados en la plaza de San Pedro.

"Animo a quienes se esfuerzan por hacer llegar ayuda a los habitantes de esta región a pesar de la inseguridad y de las condiciones difíciles", insistió.

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá este miércoles para reclamar una investigación detallada y rápida sobre el presunto ataque químico del martes en la aldea de Jan Sheijun, en el noroeste de Siria, donde murieron 72 personas.

Por otro lado, el papa tuvo unas palabras para las víctimas del "grave atentado" del lunes que causó 14 muertos en el metro de la ciudad rusa de San Petersburgo.

"Asistimos horrorizados a los últimos episodios en Siria. Expreso mi firme reprobación por la inaceptable masacre que se produjo ayer (martes) en la provincia de Idlib, donde mataron a decenas de personas indefensas, entre ellas muchos niños", declaró el papa durante su audiencia semanal.

"Rezo por las víctimas y sus familiares y apelo a la conciencia de todos los que tengan responsabilidades políticas a nivel local e internacional para que cese esta tragedia", afirmó ante miles de fieles congregados en la plaza de San Pedro.

"Animo a quienes se esfuerzan por hacer llegar ayuda a los habitantes de esta región a pesar de la inseguridad y de las condiciones difíciles", insistió.

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá este miércoles para reclamar una investigación detallada y rápida sobre el presunto ataque químico del martes en la aldea de Jan Sheijun, en el noroeste de Siria, donde murieron 72 personas.

Por otro lado, el papa tuvo unas palabras para las víctimas del "grave atentado" del lunes que causó 14 muertos en el metro de la ciudad rusa de San Petersburgo.