/ lunes 28 de diciembre de 2015

En Guatemala inicia reunión del SICA por crisis de migrantes cubanos

Guatemala.- Representantes de México, Centroamérica y organismos internacionales iniciaron en Guatemala una reunión técnica en busca de una solución a la crisis generada por miles de migrantes cubanos que en su tránsito hacia EU se han quedado varados en Costa Rica y Panamá.

En la reunión participan el ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Carlos Raúl Morales, funcionarios guatemaltecos y representantes de El Salvador, México, Belice, Costa Rica, Honduras y la Organización Internacional de Migraciones (OIM), de acuerdo a la datos oficiales, sin que se informara de la presencia de Panamá y Nicaragua.

La cita de este lunes en la capital guatemalteca da seguimiento a la celebrada el pasado día 22 en México, en la que los representantes técnicos del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) no llegaron a acuerdo para solucionar la situación de los cubanos.

La crisis se generó el pasado 15 de noviembre cuando Nicaragua cerró su frontera a los migrantes isleños argumentando riesgos de seguridad a su soberanía, por lo que miles se encuentran ahora en Costa Rica y Panamá a la espera de poder seguir su travesía por Centroamérica.

El Gobierno costarricense planteó a Guatemala y Belice alternativas para permitir el paso de los migrantes cubanos, pero al no obtener una respuesta positiva suspendió su participación en la mesa política del SICA, lo que analistas han valorado como un grave golpe al proceso integracionista regional.

El ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala dio este lunes unas breves palabras de bienvenida a los representantes y funcionarios presentes en la cita, y resaltó la voluntad de su país de encontrar una solución regional e integral a la situación.

Morales insistió en que Guatemala es un país "integracionista" y aseguró que no es cierto que "no quiera colaborar" en la búsqueda de una salida a la crisis migratoria.

"Por supuesto que queremos colaborar", enfatizó el diplomático, y recordó que Guatemala ha puesto como condición para permitir el tránsito de los migrantes cubanos por su territorio que México garantice por escrito que los recibirá y que alguien hará frente a los costos del traslado.

Para Guatemala, explicó Morales, la prioridad son las personas y la seguridad de las mismas, aunque recordó que no se pueden hacer diferencias entre migraciones porque se puede mandar "un mensaje equivocado" al facilitarles el paso a los cubanos y no a personas de otra nacionalidad.

El funcionario mostró su deseo de que se pueda alcanzar un punto de consenso y manifestó que será entonces cuando Guatemala, "de forma gradual", pueda permitir el tránsito de los cubanos, haciendo "un ensayo" con un primer grupo.

El objetivo, profundizó, es garantizar "una migración ordenada, progresiva y segura".

Desde el 14 de noviembre, Costa Rica ha otorgado casi 8.000 visas de tránsito a migrantes cubanos que llegaron vía terrestre por la frontera con Panamá, donde un millar más espera poder continuar su recorrido.

La gran mayoría de los isleños iniciaron su viaje en Ecuador, país que hasta el pasado 1 de diciembre no les exigía visa, y las autoridades centroamericanas vinculan el fenómeno al temor de que el deshielo de las relaciones entre Washington y La Habana acabe con el beneficio migratorio estadounidense según el cual cualquier cubano que toque ese territorio puede quedarse legalmente. ||EFE||

/cpg

Guatemala.- Representantes de México, Centroamérica y organismos internacionales iniciaron en Guatemala una reunión técnica en busca de una solución a la crisis generada por miles de migrantes cubanos que en su tránsito hacia EU se han quedado varados en Costa Rica y Panamá.

En la reunión participan el ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Carlos Raúl Morales, funcionarios guatemaltecos y representantes de El Salvador, México, Belice, Costa Rica, Honduras y la Organización Internacional de Migraciones (OIM), de acuerdo a la datos oficiales, sin que se informara de la presencia de Panamá y Nicaragua.

La cita de este lunes en la capital guatemalteca da seguimiento a la celebrada el pasado día 22 en México, en la que los representantes técnicos del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) no llegaron a acuerdo para solucionar la situación de los cubanos.

La crisis se generó el pasado 15 de noviembre cuando Nicaragua cerró su frontera a los migrantes isleños argumentando riesgos de seguridad a su soberanía, por lo que miles se encuentran ahora en Costa Rica y Panamá a la espera de poder seguir su travesía por Centroamérica.

El Gobierno costarricense planteó a Guatemala y Belice alternativas para permitir el paso de los migrantes cubanos, pero al no obtener una respuesta positiva suspendió su participación en la mesa política del SICA, lo que analistas han valorado como un grave golpe al proceso integracionista regional.

El ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala dio este lunes unas breves palabras de bienvenida a los representantes y funcionarios presentes en la cita, y resaltó la voluntad de su país de encontrar una solución regional e integral a la situación.

Morales insistió en que Guatemala es un país "integracionista" y aseguró que no es cierto que "no quiera colaborar" en la búsqueda de una salida a la crisis migratoria.

"Por supuesto que queremos colaborar", enfatizó el diplomático, y recordó que Guatemala ha puesto como condición para permitir el tránsito de los migrantes cubanos por su territorio que México garantice por escrito que los recibirá y que alguien hará frente a los costos del traslado.

Para Guatemala, explicó Morales, la prioridad son las personas y la seguridad de las mismas, aunque recordó que no se pueden hacer diferencias entre migraciones porque se puede mandar "un mensaje equivocado" al facilitarles el paso a los cubanos y no a personas de otra nacionalidad.

El funcionario mostró su deseo de que se pueda alcanzar un punto de consenso y manifestó que será entonces cuando Guatemala, "de forma gradual", pueda permitir el tránsito de los cubanos, haciendo "un ensayo" con un primer grupo.

El objetivo, profundizó, es garantizar "una migración ordenada, progresiva y segura".

Desde el 14 de noviembre, Costa Rica ha otorgado casi 8.000 visas de tránsito a migrantes cubanos que llegaron vía terrestre por la frontera con Panamá, donde un millar más espera poder continuar su recorrido.

La gran mayoría de los isleños iniciaron su viaje en Ecuador, país que hasta el pasado 1 de diciembre no les exigía visa, y las autoridades centroamericanas vinculan el fenómeno al temor de que el deshielo de las relaciones entre Washington y La Habana acabe con el beneficio migratorio estadounidense según el cual cualquier cubano que toque ese territorio puede quedarse legalmente. ||EFE||

/cpg