/ domingo 30 de abril de 2017

Envía ayuda ACNUR de emergencia a Angola

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha enviado asistencia de emergencia a Angola a donde han llegado más de 11.000 personas que han huido de la violencia en la provincia de Kasai, en República Democrática del Congo (RDC).

El material del ACNUR incluye comida, agua, material para albergarse, mosquiteras, sacos de dormir, jarras, cubos y otros enseres como lonas plásticas, para poder mantenerse secos, dado que es la estación de las lluvias en la zona.

La agencia tiene previsto distribuir más ayuda en los próximos días.

El pasado julio, una ola de violencia a gran escala estalló en la provincia de Kasai Central y se expandió posteriormente a las vecinas Kasai y Kasai Oriental, y desde entonces las atrocidades no han hecho más que aumentar.

Más de un millón de personas han abandonado sus casas huyendo del conflicto y 11.000 han llegado a Angola, entre ellas más de 4.000 niños "muchos con visibles signos de haber padecido violencia" más allá de las condiciones del éxodo, especifica el ACNUR en un comunicado.

La entidad está coordinando con el gobierno congoleño la apertura de otros centros de acogida, dado que los actuales están abarrotados, incluidos algunos que fueron usados para albergar a desplazados internos durante la guerra civil.

La frontera está controlada por el Ejército angoleño y el ACNUR ha pedido al Ejecutivo que siga permitiendo la entrada sin restricciones de todos aquellos que lleguen huyendo de la violencia en RDC.

Actualmente, Angola acoge a 56.700 refugiados, 25.000 de los cuales de RDC

El conflicto en la provincia de Kasai surgió en abril de 2016 entre el líder local Kamuina Nsapu y el Gobierno del país africano, que no reconocía su autoridad en la región.

Después de la muerte de Kamuina Nsapu a manos del Ejército sus seguidores se radicalizaron y empezaron a atacar instituciones estatales.

/cpg

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha enviado asistencia de emergencia a Angola a donde han llegado más de 11.000 personas que han huido de la violencia en la provincia de Kasai, en República Democrática del Congo (RDC).

El material del ACNUR incluye comida, agua, material para albergarse, mosquiteras, sacos de dormir, jarras, cubos y otros enseres como lonas plásticas, para poder mantenerse secos, dado que es la estación de las lluvias en la zona.

La agencia tiene previsto distribuir más ayuda en los próximos días.

El pasado julio, una ola de violencia a gran escala estalló en la provincia de Kasai Central y se expandió posteriormente a las vecinas Kasai y Kasai Oriental, y desde entonces las atrocidades no han hecho más que aumentar.

Más de un millón de personas han abandonado sus casas huyendo del conflicto y 11.000 han llegado a Angola, entre ellas más de 4.000 niños "muchos con visibles signos de haber padecido violencia" más allá de las condiciones del éxodo, especifica el ACNUR en un comunicado.

La entidad está coordinando con el gobierno congoleño la apertura de otros centros de acogida, dado que los actuales están abarrotados, incluidos algunos que fueron usados para albergar a desplazados internos durante la guerra civil.

La frontera está controlada por el Ejército angoleño y el ACNUR ha pedido al Ejecutivo que siga permitiendo la entrada sin restricciones de todos aquellos que lleguen huyendo de la violencia en RDC.

Actualmente, Angola acoge a 56.700 refugiados, 25.000 de los cuales de RDC

El conflicto en la provincia de Kasai surgió en abril de 2016 entre el líder local Kamuina Nsapu y el Gobierno del país africano, que no reconocía su autoridad en la región.

Después de la muerte de Kamuina Nsapu a manos del Ejército sus seguidores se radicalizaron y empezaron a atacar instituciones estatales.

/cpg