/ viernes 4 de septiembre de 2015

Expresidente Pérez Molina defenderá posición en tribunales

Guatemala.- El expresidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, comparecerá hoy ante los tribunales para declarar en el caso de corrupción, que le costó el cargo, luego de pasar su primera noche en prisión.

Pérez Molina pernoctó en el cuartel militar Matamoros, ubicado en el centro de la capital guatemalteca, a donde lo envió el juez que lleva el proceso, quien le dictó prisión preventiva.

El general retirado, de 64 años de edad, se presentó la mañana del jueves de manera voluntaria ante el Juzgado “B” de Mayor Riesgo, en la Torre de Tribunales, en un sector céntrico de la ciudad.

Entró como primer mandatario de la nación y, luego de unas ocho horas de audiencia, salió de la sala del Organismo Judicial sin la investidura presidencial.

Durante su comparecencia ante la justicia, en el Congreso se cumplió la sesión convocada para tramitar su renuncia al cargo, presentada a los diputados en los primeros minutos del jueves 3 de septiembre. La iniciativa fue aprobada por unanimidad.

El vicemandatario Alejandro Maldonado Aguirre fue llamado luego al Congreso para su investidura presidencial. De acuerdo con las leyes, asumió para finalizar el período de gobierno el 14 de enero de 2016.

Con la renuncia de Pérez Molina al parecer se superará la crisis política que viene desde mediados de abril pasado y se agudizó en los últimos días.

La dimisión siguió a más de cuatro meses de manifestaciones pacíficas de ciudadanos contra la corrupción de funcionarios y políticos y que exigió la dimisión del presidente, cuyo mandato de cuatro años finalizaría el 14 de enero próximo.

Las protestas, convocadas por las redes sociales, herramienta fundamental en la respuesta ciudadana ante la crisis política, hizo caer primero a la vicemandataria, Roxana Baldetti, y de la misma forma tambalear al régimen de Pérez Molina hasta su caída.

Baldetti, obligada a renunciar por las movilizaciones ciudadanas en su contra por corrupción, está en prisión y es juzgada por los delitos de asociación ilícita, caso especial de estafa de defraudación aduanera y cohecho pasivo.

Según las investigaciones del Ministerio Público (MP) y de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), dependencia de las Naciones Unidas, Pérez Molina y Baldetti encabezaban una estructura de corrupción en la autoridad recaudadora de impuestos del país.

El juez Miguel Ángel Gálvez, a cargo del caso conocido como “La Línea”, suspendió la tarde del jueves la audiencia de primera declaración del exmandatario, la cual será este día.

En breves declaraciones a periodistas tras suspenderse la audiencia, Pérez Molina calificó las acusaciones de “ridículas” y afirmó que la investigación en su contra es poco seria.

Consideró además “extraño” que el caso de corrupción en que lo involucran se ventile a unos días de las elecciones generales, que se realizarán el domingo en Guatemala.

Más de 7.5 millones de guatemaltecos inscritos en el padrón deberán acudir a las urnas para elegir presidente, vicepresidente, 338 alcaldes y corporaciones municipales, 158 diputados y 20 al Parlamento Centroamericano, para el periodo 2016-2020. Notimex

Guatemala.- El expresidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, comparecerá hoy ante los tribunales para declarar en el caso de corrupción, que le costó el cargo, luego de pasar su primera noche en prisión.

Pérez Molina pernoctó en el cuartel militar Matamoros, ubicado en el centro de la capital guatemalteca, a donde lo envió el juez que lleva el proceso, quien le dictó prisión preventiva.

El general retirado, de 64 años de edad, se presentó la mañana del jueves de manera voluntaria ante el Juzgado “B” de Mayor Riesgo, en la Torre de Tribunales, en un sector céntrico de la ciudad.

Entró como primer mandatario de la nación y, luego de unas ocho horas de audiencia, salió de la sala del Organismo Judicial sin la investidura presidencial.

Durante su comparecencia ante la justicia, en el Congreso se cumplió la sesión convocada para tramitar su renuncia al cargo, presentada a los diputados en los primeros minutos del jueves 3 de septiembre. La iniciativa fue aprobada por unanimidad.

El vicemandatario Alejandro Maldonado Aguirre fue llamado luego al Congreso para su investidura presidencial. De acuerdo con las leyes, asumió para finalizar el período de gobierno el 14 de enero de 2016.

Con la renuncia de Pérez Molina al parecer se superará la crisis política que viene desde mediados de abril pasado y se agudizó en los últimos días.

La dimisión siguió a más de cuatro meses de manifestaciones pacíficas de ciudadanos contra la corrupción de funcionarios y políticos y que exigió la dimisión del presidente, cuyo mandato de cuatro años finalizaría el 14 de enero próximo.

Las protestas, convocadas por las redes sociales, herramienta fundamental en la respuesta ciudadana ante la crisis política, hizo caer primero a la vicemandataria, Roxana Baldetti, y de la misma forma tambalear al régimen de Pérez Molina hasta su caída.

Baldetti, obligada a renunciar por las movilizaciones ciudadanas en su contra por corrupción, está en prisión y es juzgada por los delitos de asociación ilícita, caso especial de estafa de defraudación aduanera y cohecho pasivo.

Según las investigaciones del Ministerio Público (MP) y de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), dependencia de las Naciones Unidas, Pérez Molina y Baldetti encabezaban una estructura de corrupción en la autoridad recaudadora de impuestos del país.

El juez Miguel Ángel Gálvez, a cargo del caso conocido como “La Línea”, suspendió la tarde del jueves la audiencia de primera declaración del exmandatario, la cual será este día.

En breves declaraciones a periodistas tras suspenderse la audiencia, Pérez Molina calificó las acusaciones de “ridículas” y afirmó que la investigación en su contra es poco seria.

Consideró además “extraño” que el caso de corrupción en que lo involucran se ventile a unos días de las elecciones generales, que se realizarán el domingo en Guatemala.

Más de 7.5 millones de guatemaltecos inscritos en el padrón deberán acudir a las urnas para elegir presidente, vicepresidente, 338 alcaldes y corporaciones municipales, 158 diputados y 20 al Parlamento Centroamericano, para el periodo 2016-2020. Notimex