/ martes 11 de octubre de 2016

Francois Hollande amenaza con boicotear a Putin

*Pedirá al CPI que investigue si hubo crímenes de guerra en Alepo

PARIS, Francia - Francia amenazó ayer con recurrir a la Corte Penal Internacional (CPI) para que abra una investigación sobre supuestos crímenes de guerra cometidos por Rusia y Siria en la ciudad de Alepo, anunció el canciller francés, Jean-Marc Ayrault. El presidente François Hollande, por su parte, se preguntó públicamente si recibirá al líder ruso Vladimir Putin durante la visita privada que realizará a París el 19 de octubre.

Esas dos iniciativas agudizaron la grave crisis diplomática que estalló entre ambos países después que Rusia vetó en el Consejo de Seguridad de la ONU un proyecto de resolución presentado por Francia y España pidiendo el cese de los bombardeos masivos contra la ciudad de Alepo.

Los autores de “crímenes de guerra” en Siria “deberían pagar” por su participación en esos hechos, incluso ante la CPI, declaró Hollande poco después de la votación en la ONU.

También puedes leer: 

El lunes, el canciller Ayrault fue más lejos en esa idea al decir que el gobierno francés pensaba “tomar contacto con la fiscal de la CPI” para estudiar el procedimiento necesario para “iniciar esas investigaciones”.

El proceso implicaría a “todos los que son cómplices de lo que pasa en Alepo”, precisó en sus declaraciones por la emisora France Inter. “Eso atañe a todo el mundo. Hay que ser claro y coherente”, agregó.

“¿Quién bombardeó? Evidentemente fueron los sirios, pero sobre todo los rusos, que llevaron las armas sofisticadas [bombas de fragmentación] que les permitieron penetrar en los búnkeres en los que la gente intenta protegerse”, añadió. Esa frase alude concretamente a los ataques aéreos contra hospitales, convoyes de ayuda y objetivos civiles en zonas rebeldes del norte de Siria, incluida la ciudad de Alepo. “Hay hechos constitutivos de crímenes de guerra. Eso representa una evidencia. Quienes cometieron esos actos tendrán que enfrentar sus responsabilidades”, añadió.

La propuesta francesa coincide con una iniciativa similar formulada la semana pasada por secretario de Estado norteamericano, John Kerry, que pidió investigar como crímenes de guerra los ataques contra Alepo lanzados por Moscú y el régimen de Assad.

También puedes leer: 

A fines de septiembre, poco antes de que Estados Unidos suspendiera su cooperación con Rusia sobre el conflicto sirio, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, también había calificado de crímenes de guerra los ataques contra dos hospitales en Alepo.

El procedimiento no será fácil porque Siria no es miembro del CPI, y los crímenes de guerra y contra la humanidad cometidos en su territorio deben ser aprobados por el Consejo de Seguridad de la ONU, donde Rusia tiene derecho de veto.

En forma paralela a esa iniciativa, Francia también propicia adoptar sanciones por el uso de armas químicas contra la población civil realizado por el régimen del presidente Bachar el Assad el 21 de abril de 2014 y el 16 de marzo de 2015. En los próximos días se conocerán los resultados de la investigación sobre esos ataques, realizada en forma conjunta por la ONU y la Organización por la Prohibición de Armas Químicas (OIAC).

La tensión entre París y Moscú comenzó durante la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU el sábado pasado, cuando el embajador ruso acusó a Francia de haberse prestado a une mise en scène a pedido de Estados Unidos.

- ¿Usted cree que Francia tiene que recibir lecciones de alguien [sobre su comportamiento internacional]? ¿De Rusia?—, respondió Ayrault en tono enérgico.

Te puede interesar: 

El agravamiento de las tensiones condujo a Hollande a interrogarse en voz alta delante de una cámara de televisión si debía recibir a Putin la semana próxima. El líder ruso tiene previsto realizar una visita privada a Francia para inaugurar el centro cultural y la fastuosa catedral ortodoxa construida  —con financiación de Moscú—  a pocos metros del Sena en la zona del Puente de Alma.

“Me formulé la pregunta […] ¿Es útil? ¿Es necesario? ¿Puede ser una presión? ¿Podemos todavía hacer algo para que cese lo que está cometiendo con el régimen sirio, es decir el apoyo a las fuerzas [de Assad], que bombardean la población de Alepo?”, comentó el presidente francés.

“Todavía me interrogo si debo recibir a Vladimir Putin”, insistió en sus declaraciones difundidas ayer por la cadena de televisión TMC. “Si lo recibo será para decirle que es inaceptable. Incluso que es grave para la propia imagen de Rusia”, agregó.

“Rusia es un interlocutor [de Francia], pero nosotros tenemos un profundo desacuerdo con ella. Y hay que decirlo”, agregó Ayrault. Si se concreta la reunión Hollande-Putin no será un encuentro mundano. Será para decir verdades”, insistió Ayrault.

También puedes leer: 

A pesar del enfriamiento de relaciones, el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, aseguró que no tenía ninguna información oficial relacionada con una eventual suspensión de la visita de Vladimir Putin, en la cual “habrá negociaciones en el Palacio del Elíseo”. El presidente ruso “mantiene los preparativos del viaje”, aseguró Peskov.

*Pedirá al CPI que investigue si hubo crímenes de guerra en Alepo

PARIS, Francia - Francia amenazó ayer con recurrir a la Corte Penal Internacional (CPI) para que abra una investigación sobre supuestos crímenes de guerra cometidos por Rusia y Siria en la ciudad de Alepo, anunció el canciller francés, Jean-Marc Ayrault. El presidente François Hollande, por su parte, se preguntó públicamente si recibirá al líder ruso Vladimir Putin durante la visita privada que realizará a París el 19 de octubre.

Esas dos iniciativas agudizaron la grave crisis diplomática que estalló entre ambos países después que Rusia vetó en el Consejo de Seguridad de la ONU un proyecto de resolución presentado por Francia y España pidiendo el cese de los bombardeos masivos contra la ciudad de Alepo.

Los autores de “crímenes de guerra” en Siria “deberían pagar” por su participación en esos hechos, incluso ante la CPI, declaró Hollande poco después de la votación en la ONU.

También puedes leer: 

El lunes, el canciller Ayrault fue más lejos en esa idea al decir que el gobierno francés pensaba “tomar contacto con la fiscal de la CPI” para estudiar el procedimiento necesario para “iniciar esas investigaciones”.

El proceso implicaría a “todos los que son cómplices de lo que pasa en Alepo”, precisó en sus declaraciones por la emisora France Inter. “Eso atañe a todo el mundo. Hay que ser claro y coherente”, agregó.

“¿Quién bombardeó? Evidentemente fueron los sirios, pero sobre todo los rusos, que llevaron las armas sofisticadas [bombas de fragmentación] que les permitieron penetrar en los búnkeres en los que la gente intenta protegerse”, añadió. Esa frase alude concretamente a los ataques aéreos contra hospitales, convoyes de ayuda y objetivos civiles en zonas rebeldes del norte de Siria, incluida la ciudad de Alepo. “Hay hechos constitutivos de crímenes de guerra. Eso representa una evidencia. Quienes cometieron esos actos tendrán que enfrentar sus responsabilidades”, añadió.

La propuesta francesa coincide con una iniciativa similar formulada la semana pasada por secretario de Estado norteamericano, John Kerry, que pidió investigar como crímenes de guerra los ataques contra Alepo lanzados por Moscú y el régimen de Assad.

También puedes leer: 

A fines de septiembre, poco antes de que Estados Unidos suspendiera su cooperación con Rusia sobre el conflicto sirio, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, también había calificado de crímenes de guerra los ataques contra dos hospitales en Alepo.

El procedimiento no será fácil porque Siria no es miembro del CPI, y los crímenes de guerra y contra la humanidad cometidos en su territorio deben ser aprobados por el Consejo de Seguridad de la ONU, donde Rusia tiene derecho de veto.

En forma paralela a esa iniciativa, Francia también propicia adoptar sanciones por el uso de armas químicas contra la población civil realizado por el régimen del presidente Bachar el Assad el 21 de abril de 2014 y el 16 de marzo de 2015. En los próximos días se conocerán los resultados de la investigación sobre esos ataques, realizada en forma conjunta por la ONU y la Organización por la Prohibición de Armas Químicas (OIAC).

La tensión entre París y Moscú comenzó durante la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU el sábado pasado, cuando el embajador ruso acusó a Francia de haberse prestado a une mise en scène a pedido de Estados Unidos.

- ¿Usted cree que Francia tiene que recibir lecciones de alguien [sobre su comportamiento internacional]? ¿De Rusia?—, respondió Ayrault en tono enérgico.

Te puede interesar: 

El agravamiento de las tensiones condujo a Hollande a interrogarse en voz alta delante de una cámara de televisión si debía recibir a Putin la semana próxima. El líder ruso tiene previsto realizar una visita privada a Francia para inaugurar el centro cultural y la fastuosa catedral ortodoxa construida  —con financiación de Moscú—  a pocos metros del Sena en la zona del Puente de Alma.

“Me formulé la pregunta […] ¿Es útil? ¿Es necesario? ¿Puede ser una presión? ¿Podemos todavía hacer algo para que cese lo que está cometiendo con el régimen sirio, es decir el apoyo a las fuerzas [de Assad], que bombardean la población de Alepo?”, comentó el presidente francés.

“Todavía me interrogo si debo recibir a Vladimir Putin”, insistió en sus declaraciones difundidas ayer por la cadena de televisión TMC. “Si lo recibo será para decirle que es inaceptable. Incluso que es grave para la propia imagen de Rusia”, agregó.

“Rusia es un interlocutor [de Francia], pero nosotros tenemos un profundo desacuerdo con ella. Y hay que decirlo”, agregó Ayrault. Si se concreta la reunión Hollande-Putin no será un encuentro mundano. Será para decir verdades”, insistió Ayrault.

También puedes leer: 

A pesar del enfriamiento de relaciones, el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, aseguró que no tenía ninguna información oficial relacionada con una eventual suspensión de la visita de Vladimir Putin, en la cual “habrá negociaciones en el Palacio del Elíseo”. El presidente ruso “mantiene los preparativos del viaje”, aseguró Peskov.