/ lunes 24 de abril de 2017

#Galería ? Miles recuerdan a víctimas del Holocausto

Jerusalén.- Millones de israelíes paralizaron hoy totalmente su actividad y las sirenas antiaéreas sonaron en todo el país para honrar a los seis millones de judíos muertos por el nazismo en la conmemoración hoy del Día de Recuerdo del Holocausto.

Minutos antes de las 10.00 hora local (07.00 GMT), los conductores detuvieron sus vehículos, tanto en las ciudades como en las carreteras y autopistas, de los que salieron para mostrar en pie y con solemnidad su respeto a los fallecidos y su determinación a mantener viva su memoria para que algo así jamás se repita.

Los viandantes también dejaron de caminar y guardaron dos minutos de recogimiento, muchos de ellos visiblemente afectados por un recuerdo tan doloroso.

"Hoy estamos conmemorando a las víctimas del Holocausto. Se para el tráfico, la gente deja de hacer sus cosas. Es importante no olvidar para que no vuelva a suceder. Es un momento de mucho sentimiento, que te toca el alma y el espíritu", señaló a Efe la colombiana Estella Gutiérrez tras mantener dos minutos de silencio en pie.

"Recuerdas las víctimas, las tragedias y toda la perversidad que podemos tener cuando no conocemos la palabra del Señor", añadió esta joven judía que acaba de emigrar a Israel.

Para confirmar que la nación no olvida ni olvidará, se leyeron esta mañana en el Parlamento israelí los nombres de decenas de víctimas en la ceremonia "Para cada persona hay un nombre", que se celebra hace 28 años y que encabezó el presidente de la Cámara, Yuli Edelstein, encendiendo una vela conmemorativa a la entrada del edificio oficial y leyendo unos salmos de recuerdo.

En el Museo del Holocausto de Jerusalén (Yad Vashem), se hizo una ofrenda de flores en el monumento del Levantamiento del Gueto de Varsovia, en un acto en el que participaron, entre otros, el presidente israelí, Reuvén Rivlin; el primer ministro, Benjamín Netanyahu, y miembros de las principales instituciones del Estado y del cuerpo diplomático.

El canciller austríaco, Christian Kern, que se encuentra de visita oficial en el país, también participó en el evento y en su encuentro con Rivlin, ayer, señaló que su madre ayudó a una pareja judía en Viena a esconderse de los nazis. Mi abuela trabajaba en casa de una familia judía en Viena y cuando los nazis llegaron al poder, se tuvieron que esconder. Mi madre, de once años, les llevaba comida y bebida todos los días, hasta que encontró hombres de la Gestapo a la entrada del escondite", señaló, según publicó hoy el digital Ynet. Kern pidió que se aumenten los esfuerzos para mantener viva la memoria: "no solo para honrar a las víctimas, sino también por nosotros, para que la próxima generación" defina en qué sociedad quiere vivir, añadió.

Rivlin, por su parte, advirtió de que "el antisemitismo y el fascismo no han desaparecido, ni en Austria ni en Europa", si bien apreció las palabras de Kern "contra la intolerancia y el odio".

A lo largo de la jornada de hoy se llevarán a cabo multitud de ceremonias y la Escuela Internacional de Estudios del Holocausto del Yad Vashen recibirá a grupos de israelíes y de extranjeros y celebrará conciertos y exposiciones en torno al genocidio.

La organización Zikaron Basalon (Memorias en el Salón) llevará a cabo encuentros en casas de particulares con supervivientes que narran sus vivencias durante la Segunda Guerra Mundial.

Esta tarde, Rivlin acudirá a otro acto en el kibutz Lohamei Hagetaot, en el que participará también el expresidente alemán Joachim Gauk.

La Asociación Internacional de Cristianos y Judíos (IFCJ, por su siglas en inglés) promueve la campaña "Nosotros recordamos, nosotros actuamos", con la que denuncia que, según sus datos, de los 400.000 supervivientes que quedan, un tercio de los que reside en Israel y EU y una cuarta parte de los de la antigua URSS "vive sus últimos días bajo el umbral de la pobreza", sin acceso suficiente a comida, medicina y calefacción.

Miles de jóvenes recuerdan en Auschwitz a víctimas del Holocausto

Cerca de 10.000 jóvenes, en su mayoría judíos procedentes de Israel, participan hoy en la 26 edición de la "Marcha de los vivos" en el antiguo campo de exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau (sur de Polonia), un evento anual organizado para recordar a los millones de víctimas del Holocausto.

A los jóvenes se unirán algunos supervivientes del campo de concentración, así como representantes de varios gobiernos, entre ellos el ministro de Educación de Israel, Naftali Bennett, quien recordó la necesidad buscar alternativas para educar a las futuras generaciones sobre los trágicos efectos del Holocausto en el momento en el que los supervivientes hayan la muerte.

Lee también | 

En esta ocasión la marcha estará encabezada por Elisha Wiesel, hijo del superviviente y premio Nobel de la Paz, Elie Wiesel, fallecido el pasado año, quien encenderá una antorcha en recuerdo a su padre.

Auschwitz-Birkenau fue el mayor de los campos de exterminio nazis con más de un millón de asesinados, según la mayoría de historiadores, y actualmente se ha convertido para el mundo entero en símbolo del Holocausto.

Desde su primera edición en 1988, la "Marcha de los vivos" ha logrado convocar a 230.000 participantes de 52 países, según informaron los organizadores.

/amg

Jerusalén.- Millones de israelíes paralizaron hoy totalmente su actividad y las sirenas antiaéreas sonaron en todo el país para honrar a los seis millones de judíos muertos por el nazismo en la conmemoración hoy del Día de Recuerdo del Holocausto.

Minutos antes de las 10.00 hora local (07.00 GMT), los conductores detuvieron sus vehículos, tanto en las ciudades como en las carreteras y autopistas, de los que salieron para mostrar en pie y con solemnidad su respeto a los fallecidos y su determinación a mantener viva su memoria para que algo así jamás se repita.

Los viandantes también dejaron de caminar y guardaron dos minutos de recogimiento, muchos de ellos visiblemente afectados por un recuerdo tan doloroso.

"Hoy estamos conmemorando a las víctimas del Holocausto. Se para el tráfico, la gente deja de hacer sus cosas. Es importante no olvidar para que no vuelva a suceder. Es un momento de mucho sentimiento, que te toca el alma y el espíritu", señaló a Efe la colombiana Estella Gutiérrez tras mantener dos minutos de silencio en pie.

"Recuerdas las víctimas, las tragedias y toda la perversidad que podemos tener cuando no conocemos la palabra del Señor", añadió esta joven judía que acaba de emigrar a Israel.

Para confirmar que la nación no olvida ni olvidará, se leyeron esta mañana en el Parlamento israelí los nombres de decenas de víctimas en la ceremonia "Para cada persona hay un nombre", que se celebra hace 28 años y que encabezó el presidente de la Cámara, Yuli Edelstein, encendiendo una vela conmemorativa a la entrada del edificio oficial y leyendo unos salmos de recuerdo.

En el Museo del Holocausto de Jerusalén (Yad Vashem), se hizo una ofrenda de flores en el monumento del Levantamiento del Gueto de Varsovia, en un acto en el que participaron, entre otros, el presidente israelí, Reuvén Rivlin; el primer ministro, Benjamín Netanyahu, y miembros de las principales instituciones del Estado y del cuerpo diplomático.

El canciller austríaco, Christian Kern, que se encuentra de visita oficial en el país, también participó en el evento y en su encuentro con Rivlin, ayer, señaló que su madre ayudó a una pareja judía en Viena a esconderse de los nazis. Mi abuela trabajaba en casa de una familia judía en Viena y cuando los nazis llegaron al poder, se tuvieron que esconder. Mi madre, de once años, les llevaba comida y bebida todos los días, hasta que encontró hombres de la Gestapo a la entrada del escondite", señaló, según publicó hoy el digital Ynet. Kern pidió que se aumenten los esfuerzos para mantener viva la memoria: "no solo para honrar a las víctimas, sino también por nosotros, para que la próxima generación" defina en qué sociedad quiere vivir, añadió.

Rivlin, por su parte, advirtió de que "el antisemitismo y el fascismo no han desaparecido, ni en Austria ni en Europa", si bien apreció las palabras de Kern "contra la intolerancia y el odio".

A lo largo de la jornada de hoy se llevarán a cabo multitud de ceremonias y la Escuela Internacional de Estudios del Holocausto del Yad Vashen recibirá a grupos de israelíes y de extranjeros y celebrará conciertos y exposiciones en torno al genocidio.

La organización Zikaron Basalon (Memorias en el Salón) llevará a cabo encuentros en casas de particulares con supervivientes que narran sus vivencias durante la Segunda Guerra Mundial.

Esta tarde, Rivlin acudirá a otro acto en el kibutz Lohamei Hagetaot, en el que participará también el expresidente alemán Joachim Gauk.

La Asociación Internacional de Cristianos y Judíos (IFCJ, por su siglas en inglés) promueve la campaña "Nosotros recordamos, nosotros actuamos", con la que denuncia que, según sus datos, de los 400.000 supervivientes que quedan, un tercio de los que reside en Israel y EU y una cuarta parte de los de la antigua URSS "vive sus últimos días bajo el umbral de la pobreza", sin acceso suficiente a comida, medicina y calefacción.

Miles de jóvenes recuerdan en Auschwitz a víctimas del Holocausto

Cerca de 10.000 jóvenes, en su mayoría judíos procedentes de Israel, participan hoy en la 26 edición de la "Marcha de los vivos" en el antiguo campo de exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau (sur de Polonia), un evento anual organizado para recordar a los millones de víctimas del Holocausto.

A los jóvenes se unirán algunos supervivientes del campo de concentración, así como representantes de varios gobiernos, entre ellos el ministro de Educación de Israel, Naftali Bennett, quien recordó la necesidad buscar alternativas para educar a las futuras generaciones sobre los trágicos efectos del Holocausto en el momento en el que los supervivientes hayan la muerte.

Lee también | 

En esta ocasión la marcha estará encabezada por Elisha Wiesel, hijo del superviviente y premio Nobel de la Paz, Elie Wiesel, fallecido el pasado año, quien encenderá una antorcha en recuerdo a su padre.

Auschwitz-Birkenau fue el mayor de los campos de exterminio nazis con más de un millón de asesinados, según la mayoría de historiadores, y actualmente se ha convertido para el mundo entero en símbolo del Holocausto.

Desde su primera edición en 1988, la "Marcha de los vivos" ha logrado convocar a 230.000 participantes de 52 países, según informaron los organizadores.

/amg