/ lunes 7 de diciembre de 2015

Hasta noviembre Berlín registró la entrada de 965,000 refugiados

Berlín.- El ministro de Interior alemán, Thomas de Maizière, dijo hoy que hasta finales de noviembre entraron en el país como refugiados unas 965.000 personas, casi cuatro veces más que en el conjunto del año pasado.

De Maizière aportó estas nuevas cifras en una rueda de prensa en Berlín, después de que varios medios locales avanzasen los últimos datos del registro nacional EASY, que da cuenta de las personas llegadas al país con la intención de solicitar asilo.

Tan sólo en noviembre se registró a 206.000 personas, una nueva cifra récord, frente al anterior máximo, marcado en octubre, cuando llegaron a Alemania 181.000 peticionarios de asilo, según las cifras del Ministerio de Interior.

Asimismo, De Maizière indicó que en las últimas dos semanas se ha reducido sensiblemente el número de refugiados que llegan al día a Alemania, desde los entre 8.000 a 10.000 diarios de octubre y noviembre, a los entre 2.000 y 3.000 actuales.

"No se trata de un cambio de tendencia, pero es una buena evolución", señaló el titular de Interior, que valoró positivamente los datos.

A su juicio, las principales razones tras este cambio son el empeoramiento de la climatología, que dificulta principalmente el paso por el Mediterráneo, y la acción de Turquía.

En una comparecencia previa, el portavoz de Interior Tobias Plate también destacó la importancia de la decisión del Gobierno alemán de clasificar a los países de los Balcanes Occidentales como "lugares de origen seguros", lo que elimina casi totalmente la posibilidad de sus nacionales de obtener asilo en Alemania.

Plate explicó que si en verano suponían cerca de un 45 % los recién llegados procedentes de los Balcanes Occidentales, su tasa en la actualidad no alcanza el 10 %.

El ministro de Interior indicó asimismo que la Agencia Federal para la Migración y los Refugiados (BAMF) sigue acortando los procesos de decisión de las demandas de asilo, gracias en gran medida al aumento de los medios personales.

De Maizière subrayó que este año se han creado mil nuevos puestos de trabajo en esta agencia y que está previsto, y dotado ya presupuestariamente, que el año que viene se aumente el personal en 4.000 personas.

Pese a la "mayor presión" y la multiplicación de las peticiones, apuntó el ministro, la agencia ha conseguido aumentar el número de casos cerrados al día y reducido el período de tramitación de las peticiones.

En este contexto, Plate precisó que se están decidiendo unas 1.600 solicitudes al día en la BAMF y que el período de decisión se ha recortado de 7 a 5,2 meses de media a lo largo de este año.

El año pasado se marcó un máximo en Alemania en más de una década al registrarse la petición de asilo de unos 215.000 extranjeros. ||EFE||

/afa

Berlín.- El ministro de Interior alemán, Thomas de Maizière, dijo hoy que hasta finales de noviembre entraron en el país como refugiados unas 965.000 personas, casi cuatro veces más que en el conjunto del año pasado.

De Maizière aportó estas nuevas cifras en una rueda de prensa en Berlín, después de que varios medios locales avanzasen los últimos datos del registro nacional EASY, que da cuenta de las personas llegadas al país con la intención de solicitar asilo.

Tan sólo en noviembre se registró a 206.000 personas, una nueva cifra récord, frente al anterior máximo, marcado en octubre, cuando llegaron a Alemania 181.000 peticionarios de asilo, según las cifras del Ministerio de Interior.

Asimismo, De Maizière indicó que en las últimas dos semanas se ha reducido sensiblemente el número de refugiados que llegan al día a Alemania, desde los entre 8.000 a 10.000 diarios de octubre y noviembre, a los entre 2.000 y 3.000 actuales.

"No se trata de un cambio de tendencia, pero es una buena evolución", señaló el titular de Interior, que valoró positivamente los datos.

A su juicio, las principales razones tras este cambio son el empeoramiento de la climatología, que dificulta principalmente el paso por el Mediterráneo, y la acción de Turquía.

En una comparecencia previa, el portavoz de Interior Tobias Plate también destacó la importancia de la decisión del Gobierno alemán de clasificar a los países de los Balcanes Occidentales como "lugares de origen seguros", lo que elimina casi totalmente la posibilidad de sus nacionales de obtener asilo en Alemania.

Plate explicó que si en verano suponían cerca de un 45 % los recién llegados procedentes de los Balcanes Occidentales, su tasa en la actualidad no alcanza el 10 %.

El ministro de Interior indicó asimismo que la Agencia Federal para la Migración y los Refugiados (BAMF) sigue acortando los procesos de decisión de las demandas de asilo, gracias en gran medida al aumento de los medios personales.

De Maizière subrayó que este año se han creado mil nuevos puestos de trabajo en esta agencia y que está previsto, y dotado ya presupuestariamente, que el año que viene se aumente el personal en 4.000 personas.

Pese a la "mayor presión" y la multiplicación de las peticiones, apuntó el ministro, la agencia ha conseguido aumentar el número de casos cerrados al día y reducido el período de tramitación de las peticiones.

En este contexto, Plate precisó que se están decidiendo unas 1.600 solicitudes al día en la BAMF y que el período de decisión se ha recortado de 7 a 5,2 meses de media a lo largo de este año.

El año pasado se marcó un máximo en Alemania en más de una década al registrarse la petición de asilo de unos 215.000 extranjeros. ||EFE||

/afa