/ viernes 20 de enero de 2017

Las investiduras que han hecho historia en Estados Unidos

Washington, D.C.- Kennedy puso el listón altocon su "no preguntes qué puede hacer tu país por ti...",Obama fue historia en sí mismo como primerpresidente negro y William Henry Harrison cogió unaneumonía mortal por dar el discurso sin abrigo. Esteviernes será el explosivo Donald Trump quien escriba su página enla historia.

La Constitución no dice mucho sobre cómo debe ser la gran citacuatrienal, solo la fecha y el juramento. La pompa y los fastos delas tomas de posesión modernas son el resultado de años deevolución de una tradición que inauguró en 1789 GeorgeWashington.

Foto: Especial

Poco tiene que ver la grandiosidad de las investiduras actualescon el sobrio repique de campanas de entonces, cuando Nueva Yorkera la capital, o con el esfuerzo de Thomas Jefferson en1801, la primera celebrada en Washington D.C., por evitarcualquier tinte de ceremonia monárquica.

Te recomendamos: 

Periodistas que cubrieron la de Obama en 2009 yvarias otras antes que esa la recuerdan como "la madre de todas lasinvestiduras". Con 1.8 millones de personasesperanzadas con el lema "Yes, we can" (Sí, se puede) delprimer presidente afroamericano, esa ceremonia establecióun récord del que, según las estimaciones que semanejan, Trump quedará muy por detrás.

Foto: AP

El magnate podría ver así frustrados este viernes losdos sueños confesos que tenía para su investidura:superar el récord histórico de Obama -como pidió a susseguidores en Twitter en diciembre- y ofrecer un gran espectáculo,algo que parece difícil, pese a su pasado de estrella de latelevisión, porque ningún artista de renombre ha accedido aactuar para él.

Trump tiene posibilidades de batir otro récord: el decongregar las mayores protestas. El último presidenterepublicano, George W. Bush, tuvo las más numerosas en 30 años ensu primera investidura (2001), tras unas elecciones de recuento yTribunal Supremo que dejaron el país rasgado por la mitad.

Foto: Especial

El controvertido y temido magnate llega a la Casa Blanca nosólo con el país partido en dos, sino rodeado además deuna nube de desazón que hace a muchos evocar conanticipada nostalgia la bocanada de optimismo que supusieron lasinvestiduras de Obama (2009), Ronald Reagan (1981) y John F.Kennedy (1961).

El joven y atractivo Kennedy, 27 años más joven que suantecesor, ofreció un memorable discurso en el que dijo que laantorcha había pasado a una nueva generación de estadounidenses ypronunció el recordado: "No preguntesqué puede hacer tu país por ti, sino qué puedes hacer tú por tupaís".

Foto: AP

Lo "impresionante" del discurso de Ronald Reagan, quecon casi 70 años ha sido el presidente con más edad alasumir el cargo hasta Trump (70), fue "el optimismo que propusotras un periodo en el que el país sentía que estaba en declive",indica la historiadora presidencial Doris Kearns Goodwin."Comencemos una era de renovaciónnacional, renovemos nuestra determinación, nuestro coraje ynuestra fuerza, renovemos nuestra fe y nuestra esperanza", arengóReagan.

Foto: AP

Por cierto, con Reagan se inauguró las investiduras en el ladooeste del Capitolio, más vistoso que el este al mirar al NationalMall y permitir un mayor número de espectadores.

Desde entonces, todas las investiduras se han celebradoen ese lado del Capitolio salvo la segunda de Reagan(1985), que tuvo que trasladarse al interior, a la Rotonda, porquefuera hacía 14 grados bajo cero.

Las gélidas temperaturas son parte de la tradición delas investiduras en Estados Unidos, que primero secelebraban el 4 de marzo -aún riguroso invierno en Washington- y,desde 1937, tienen lugar el 20 de enero -el mes más frío en lacapital- tras la ratificación de la Vigésima Enmienda a laConstitución.

Foto: Especial

La historia enseña que no conviene arriesgarse. WilliamHenry Harrison (1841) pronunció ocho mil palabras durantecasi dos horas en un gélido 4 de marzo sin abrigo nisombrero. El discurso más largo y laPresidencia más corta: contrajo una pulmonía y murió un mesdespués. Trump tendrá más suerte con las temperaturas,más altas de lo normal para enero, pero las últimas prediccionesanuncian posibilidad de lluvias que podrían deslucir laceremonia.

/parg

Washington, D.C.- Kennedy puso el listón altocon su "no preguntes qué puede hacer tu país por ti...",Obama fue historia en sí mismo como primerpresidente negro y William Henry Harrison cogió unaneumonía mortal por dar el discurso sin abrigo. Esteviernes será el explosivo Donald Trump quien escriba su página enla historia.

La Constitución no dice mucho sobre cómo debe ser la gran citacuatrienal, solo la fecha y el juramento. La pompa y los fastos delas tomas de posesión modernas son el resultado de años deevolución de una tradición que inauguró en 1789 GeorgeWashington.

Foto: Especial

Poco tiene que ver la grandiosidad de las investiduras actualescon el sobrio repique de campanas de entonces, cuando Nueva Yorkera la capital, o con el esfuerzo de Thomas Jefferson en1801, la primera celebrada en Washington D.C., por evitarcualquier tinte de ceremonia monárquica.

Te recomendamos: 

Periodistas que cubrieron la de Obama en 2009 yvarias otras antes que esa la recuerdan como "la madre de todas lasinvestiduras". Con 1.8 millones de personasesperanzadas con el lema "Yes, we can" (Sí, se puede) delprimer presidente afroamericano, esa ceremonia establecióun récord del que, según las estimaciones que semanejan, Trump quedará muy por detrás.

Foto: AP

El magnate podría ver así frustrados este viernes losdos sueños confesos que tenía para su investidura:superar el récord histórico de Obama -como pidió a susseguidores en Twitter en diciembre- y ofrecer un gran espectáculo,algo que parece difícil, pese a su pasado de estrella de latelevisión, porque ningún artista de renombre ha accedido aactuar para él.

Trump tiene posibilidades de batir otro récord: el decongregar las mayores protestas. El último presidenterepublicano, George W. Bush, tuvo las más numerosas en 30 años ensu primera investidura (2001), tras unas elecciones de recuento yTribunal Supremo que dejaron el país rasgado por la mitad.

Foto: Especial

El controvertido y temido magnate llega a la Casa Blanca nosólo con el país partido en dos, sino rodeado además deuna nube de desazón que hace a muchos evocar conanticipada nostalgia la bocanada de optimismo que supusieron lasinvestiduras de Obama (2009), Ronald Reagan (1981) y John F.Kennedy (1961).

El joven y atractivo Kennedy, 27 años más joven que suantecesor, ofreció un memorable discurso en el que dijo que laantorcha había pasado a una nueva generación de estadounidenses ypronunció el recordado: "No preguntesqué puede hacer tu país por ti, sino qué puedes hacer tú por tupaís".

Foto: AP

Lo "impresionante" del discurso de Ronald Reagan, quecon casi 70 años ha sido el presidente con más edad alasumir el cargo hasta Trump (70), fue "el optimismo que propusotras un periodo en el que el país sentía que estaba en declive",indica la historiadora presidencial Doris Kearns Goodwin."Comencemos una era de renovaciónnacional, renovemos nuestra determinación, nuestro coraje ynuestra fuerza, renovemos nuestra fe y nuestra esperanza", arengóReagan.

Foto: AP

Por cierto, con Reagan se inauguró las investiduras en el ladooeste del Capitolio, más vistoso que el este al mirar al NationalMall y permitir un mayor número de espectadores.

Desde entonces, todas las investiduras se han celebradoen ese lado del Capitolio salvo la segunda de Reagan(1985), que tuvo que trasladarse al interior, a la Rotonda, porquefuera hacía 14 grados bajo cero.

Las gélidas temperaturas son parte de la tradición delas investiduras en Estados Unidos, que primero secelebraban el 4 de marzo -aún riguroso invierno en Washington- y,desde 1937, tienen lugar el 20 de enero -el mes más frío en lacapital- tras la ratificación de la Vigésima Enmienda a laConstitución.

Foto: Especial

La historia enseña que no conviene arriesgarse. WilliamHenry Harrison (1841) pronunció ocho mil palabras durantecasi dos horas en un gélido 4 de marzo sin abrigo nisombrero. El discurso más largo y laPresidencia más corta: contrajo una pulmonía y murió un mesdespués. Trump tendrá más suerte con las temperaturas,más altas de lo normal para enero, pero las últimas prediccionesanuncian posibilidad de lluvias que podrían deslucir laceremonia.

/parg

Sociedad

Culiacán se convirtió en pueblo fantasma

Las calles de la capital sinaloense lucieron solas tras la violencia del jueves; pocos salieron a trabajar

Sociedad

Indios son víctimas de trata en México

Las bandas cobran hasta 75 mil dólares por migrante por trasladar a las personas del país asiático hasta EU

Justicia

Exfuncionarios de Mancera desviaron 48 mdp

Se sigue la pista del comisionado de la Reconstrucción y del titular de Seduvi en la etapa de Miguel A. Mancera

Automotriz

Infiniti un top de lujo

La marca japonesa posee una gran oferta en el concurrido mercado de SUV

Automotriz

Suzuki S-Cross, un compacto versátil

El crossover de la firma japonesa sorprende por su manejo eficiente, seguridad y tecnología

Automotriz

Ford Escape 2020, escapa de la rutina

Ofrece un mejor desempeño y dinamismo gracias al motor, la reducción de peso y la aerodinámica mejorada

Cultura

Novela policiaca, con gran auge en México

Mauricio Bares, curador del Encuentro Internacional de Literatura Negra habla del género

Tecnología

¡Cuidado! Robots pueden robar tus datos

La robótica ha traído grandes beneficios a la sociedad, en materia industrial y de investigación, pero hoy en día también significa una amenaza a la seguridad

Automotriz

Mercedes-Benz CLA: Silueta Perfecta

Es uno de los atuendos más elegantes que ha vestido la firma de la estrella en toda su historia