/ sábado 10 de octubre de 2015

Marcha por la paz en Turquía termina en ataque kamikase: 96 muertos y 246 heridos

Ankara, Turquía.- Una marcha convocada por grupos de izquierdas y gremios profesionales a favor de la paz en Turquía terminó en Ankara en el peor atentado terrorista de la historia moderna del país eurasiático, con al menos 95 muertos y 246 heridos.

Todo indica que dos suicidas detonaron dos bombas en medio de la muchedumbre, que se había reunido cerca de la estación central de trenes de la capital turca.

El primer ministro de Turquía, Ahmet Davutoglu, consideró que "hay muy nítidas indicaciones" en ese sentido, aunque no quiso atribuir la responsabilidad del suceso a una organización.

Las bombas explotaron poco antes de la medianoche local y se habían contabilizado ya 95 muertos y 246 heridos, 48 de ellos en cuidados intensivos.

Son cifras del centro de coordinación de la oficina del primer ministro, que difundió una lista de 52 víctimas mortales ya identificadas.

[caption id="attachment_41184" align="alignnone" width="1024"] Hay al menos 246 heridos. Foto: AFP[/caption]

Miles de personas se estaban congregando ante la estación de trenes de la capital turca, el lugar habitual para iniciar manifestaciones en esta ciudad.

En medio de cánticos, bailes y bromas en una soleada mañana de sábado dos potentes explosiones sucesivas desataron el pánico entre los congregados, incluidos numerosos periodistas.

Las detonaciones fueron tan fuertes que hicieron estallar las gruesas ventanas del edificio ferroviario y, en segundos, cientos de personas, quedaban salpicadas por una lluvia de restos de cuerpos humanos.

"Es la peor tragedia terrorista en la historia de Turquía. Después de la explosión estuve cerca del lugar. Nunca en la vida vi una cosa igual. Había brazos, piernas y intestinos por todas partes. La gente acudió por la paz, pero vieron la muerte", dijo Faruk Bildirici, defensor del lector del diario Hürriyet.

De las dos bombas, una fue detonada en medio de un grupo de personas sin identificación política, y la otra, cerca de un punto donde ondeaban banderas y pancartas del HDP, el partido de la izquierda kurda, y de varias agrupaciones marxistas.

Nadie ha reivindicado hasta ahora la autoría del atentado, el más sangriento en la historia moderna de Turquía.

[caption id="attachment_41185" align="alignnone" width="1024"] Nadie ha reivindicado hasta ahora la autoría del atentado. Foto: AFP[/caption]

El presidente turco, el islamista Recep Tayyip Erdogan, condenó el atentado, como un "abominable ataque contra la unidad y convivencia", pero agregó que "no se distingue en nada de los actos de terror contra ciudadanos inocentes, funcionarios, policías y soldados", en referencia a las acciones del ilegal Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda.

Tras el ataque de Ankara, miles de personas se manifestaron hoy en el centro de Estambul contra el Gobierno, al que responsabilizaban de lo sucedido.

También hubo protestas en varias ciudades de Turquía, como Esmirna, Diyarbakir y otras localidades del sureste kurdo.

En varias ocasiones la policía lanzó gases lacrimógenos a los manifestantes y en Esmirna 66 personas fueron detenidas, informa la cadena CNNTürk.

[caption id="attachment_41187" align="alignnone" width="1024"] Tras el ataque de Ankara, miles de personas se manifestaron. Foto: AFP[/caption]

Ankara, Turquía.- Una marcha convocada por grupos de izquierdas y gremios profesionales a favor de la paz en Turquía terminó en Ankara en el peor atentado terrorista de la historia moderna del país eurasiático, con al menos 95 muertos y 246 heridos.

Todo indica que dos suicidas detonaron dos bombas en medio de la muchedumbre, que se había reunido cerca de la estación central de trenes de la capital turca.

El primer ministro de Turquía, Ahmet Davutoglu, consideró que "hay muy nítidas indicaciones" en ese sentido, aunque no quiso atribuir la responsabilidad del suceso a una organización.

Las bombas explotaron poco antes de la medianoche local y se habían contabilizado ya 95 muertos y 246 heridos, 48 de ellos en cuidados intensivos.

Son cifras del centro de coordinación de la oficina del primer ministro, que difundió una lista de 52 víctimas mortales ya identificadas.

[caption id="attachment_41184" align="alignnone" width="1024"] Hay al menos 246 heridos. Foto: AFP[/caption]

Miles de personas se estaban congregando ante la estación de trenes de la capital turca, el lugar habitual para iniciar manifestaciones en esta ciudad.

En medio de cánticos, bailes y bromas en una soleada mañana de sábado dos potentes explosiones sucesivas desataron el pánico entre los congregados, incluidos numerosos periodistas.

Las detonaciones fueron tan fuertes que hicieron estallar las gruesas ventanas del edificio ferroviario y, en segundos, cientos de personas, quedaban salpicadas por una lluvia de restos de cuerpos humanos.

"Es la peor tragedia terrorista en la historia de Turquía. Después de la explosión estuve cerca del lugar. Nunca en la vida vi una cosa igual. Había brazos, piernas y intestinos por todas partes. La gente acudió por la paz, pero vieron la muerte", dijo Faruk Bildirici, defensor del lector del diario Hürriyet.

De las dos bombas, una fue detonada en medio de un grupo de personas sin identificación política, y la otra, cerca de un punto donde ondeaban banderas y pancartas del HDP, el partido de la izquierda kurda, y de varias agrupaciones marxistas.

Nadie ha reivindicado hasta ahora la autoría del atentado, el más sangriento en la historia moderna de Turquía.

[caption id="attachment_41185" align="alignnone" width="1024"] Nadie ha reivindicado hasta ahora la autoría del atentado. Foto: AFP[/caption]

El presidente turco, el islamista Recep Tayyip Erdogan, condenó el atentado, como un "abominable ataque contra la unidad y convivencia", pero agregó que "no se distingue en nada de los actos de terror contra ciudadanos inocentes, funcionarios, policías y soldados", en referencia a las acciones del ilegal Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda.

Tras el ataque de Ankara, miles de personas se manifestaron hoy en el centro de Estambul contra el Gobierno, al que responsabilizaban de lo sucedido.

También hubo protestas en varias ciudades de Turquía, como Esmirna, Diyarbakir y otras localidades del sureste kurdo.

En varias ocasiones la policía lanzó gases lacrimógenos a los manifestantes y en Esmirna 66 personas fueron detenidas, informa la cadena CNNTürk.

[caption id="attachment_41187" align="alignnone" width="1024"] Tras el ataque de Ankara, miles de personas se manifestaron. Foto: AFP[/caption]