/ domingo 4 de septiembre de 2016

Nueva York, inolvidable

primera parte

¿Cómo se transformó la isla de las colinas (Manna-hata) en lagran manzana (Big Apple), la ciudad más poblada de Estados Unidos?Han pasado ya más de 400 años desde que la descubriera elcapitán Henry Hudson, al frente de una expedición holandesa y sefundara ahí Nueva Ámsterdam. En una pintura de 1664 se venalgunas casas, un molino y un puerto incipiente al que se acercanvarios barcos de vela. Ese es el año en que los ingleses latomaron y la rebautizaron como Nueva York. Hoy, el paisaje urbanoes totalmente diferente. Desde ese mismo ángulo lo que se aprecianson grandes rascacielos (donde destaca la torre One World TradeCenter), un parque y gran actividad de transbordadores que llevan ytraen gente entre las islas. De entre ellas, la que acapara todaslas miradas y los flashes es la que acoge a la Estatua de laLibertad, un regalo de Francia a Estados Unidos en 1886 paracelebrar el centenario de la Declaración de Independencia. Fue loprimero que vieron los millones de inmigrantes europeos quellegaban buscando una nueva vida.

Yo me acerqué en un taxi acuático que hace un recorridoturístico. Es impresionante. Casi pareciera surgir del mar parailuminar la bahía. La antorcha que sostiene en su mano derecha seeleva 93 metros sobre el suelo.

[caption id="attachment_430517" align="alignnone"width="615"]ESTATUA DE la Libertad.[/caption]

Desde que conocí Nueva York quedé enamorada de la ciudad, suenergía, sus rascacielos, sus museos, sus parques, susrestaurantes y sus teatros. El calor veraniego me hizo valorar lassombras que proyectan sus árboles y sus casi 4 mil quinientosrascacielos, muchos de ellos construidos en las primeras décadasdel siglo XX. Algunos con estilo neogótico o art decó. Estoysegura que usted podría identificar el edificio Woolworth o latorre Chrysler, iconos de esta ciudad que nunca duerme, como biendecía Frank Sinatra en su famosa canción.

Subí al Empire State, que fue el edificio más alto de NuevaYork (www.esbnyc.com). Con el elevador llegamos al piso 80 y deahí 150 escalones hasta llegar al mirador del piso 86. La vista de360 grados es espectacular, tanto de día como de noche. Se puedesubir hasta la cima, el piso 102, a 443 metros sobre el nivel de lacalle y tener Nueva York a sus pies.

[caption id="attachment_430519" align="alignnone"width="615"]SALA DE lectura en el parque Bryant.[/caption]

Aquí viven más de ocho millones de personas. Por donde quierase ven neoyorkinos caminando apurados de un sitio a otro, turistasque van descubriendo y fotografiando todo lo que encuentran a supaso, autos, taxis, autobuses (muchos de ellos híbridos, con loque contaminan menos) e incluso bicitaxis. Bajo tierra correnvarias líneas de metro, que aunque algunas tienen más de 100años de funcionamiento, sigue siendo uno de los sistemas detransporte más eficientes. Sin duda alguna le recomiendo usarlo sino quiere perder horas transportándose de un sitio a otro.

No debe dejar de visitar Central Park. Este enorme pulmón de laciudad mide 4 mil metros de largo por 800 de ancho. Es un lugar deesparcimiento y deporte, que además de sus sendas llenas depaseantes y corredores, recibe también la visita de muchas avesmigratorias.

Uno de sus costados, el que da a la 5ª. avenida, se conocetambién como “la milla de los museos” por la gran cantidad deellos que están ahí instalados. Definitivamente para los amantesde la cultura, Nueva York es un paraíso. ALGUNOS DE SUS MUSEOS

El Metropolitano de Arte, o simplemente “Met”, me parecióla versión americana del Louvre. Desde que abrió sus puertas en1872, ha ido creciendo su acervo, que actualmente incluye seccionessobre Egipto, Grecia, África, Asia, Medio Oriente, arte medieval ymuchas otras más. En el piso superior, disfruté admirandopinturas de Rembrandt, Vermeer, Cézanne, Monet, Gaugin, el Greco yVelázquez, y una gran colección de esculturas de Rodin.

[caption id="attachment_430522" align="alignnone"width="615"]MUSEO METROPOLITANO de Arte (MET).[/caption]

Casi enfrente está el Guggenheim, fundado en 1937. Doce añosdespués se mudó a las instalaciones actuales construidasespecialmente para albergar su colección de arte moderno. Es unedificio redondo, con una gran rampa que va ascendiendo en espiralhasta la cima. El centro del techo lo ocupa una gran cúpula quepermite la entrada de luz natural sin dañar las pinturas. Nuncahabía visitado un museo con un diseño similar. Si le interesahacer una visita virtual, lo invito a su web:www.guggenheim.org

A unos pasos de ahí está la Galería Neue, con una pequeñamuestra de arte austriaco y alemán de entre 1890 y 1940. Para mílo mejor fueron las cuatro obras de Gustav Klimt que tienen enexposición, tres paisajes y un retrato, identificado como “AdeleBloch-Bauer I”. Su web: www.neuegallery.org

Para entender a esta gran urbe, nada mejor que visitar, al finalde la “milla de museos”, el de la Ciudad de Nueva York. Su web:www.mcny.org. Pequeño, pero muy informativo. Le sugiero ver elvideo de 20 minutos en que relatan su historia desde que HenryHudson descubrió la bahía hasta nuestros días.

Del otro lado del Central Park, está el Museo de HistoriaNatural. Ni chicos ni grandes se lo deben perder. Sin embargo,tenga cuidado de que no lo aplaste un grupo de elefantes en plenaestampida. De lo que estoy segura es que la gran cantidad deesqueletos de dinosaurios no cobrará vida, porque de lo contrarioestaríamos en problemas. Leones, rinocerontes, águilas,chimpancés, reptiles y moluscos dan vida a esta colecciónterrestre. Pero no se queda todo ahí. El museo echa una mirada alespacio y se llena de estrellas en la sección “Rose Center forEarth and Space” que incluye un planetario. Interesantísimo. Suweb: www.amnh.org

Nadie puede asimilar tanta cultura sin darse un descanso y porlo menos comer un tentempié. Estando en Nueva York es facilísimo.Por todos lados hay puestos ambulantes de hot dogs y pretzelsgigantes. ¡Los mejores!

[caption id="attachment_430523" align="alignnone"width="615"]NUEVA ÁMSTERDAM en 1664.[/caption]

La Biblioteca Pública no es un museo, pero como si lo fuera. Esun centro del saber. Dos grandes leones cuidan la entrada a estemajestuoso edificio que vale la pena visitar y llenarse de laenergía de toda la gente que está investigando. Parte de suacervo se puede accesar por internet a través de su web:www.nypl.org

A sus espaldas se abre un parque espectacular, el Bryant. En suárea central durante el invierno se instala una gran pista depatinaje en hielo, pero durante el verano es un prado verde quequeda rodeado de cientos de personas leyendo, comiéndose su luncho escuchando al pianista que da conciertos diarios, todo bajo laagradabilísima y refrescante sombra de grandes árboles. Por lasmañanas hay clases de yoga, durante el día hay bibliotecasambulantes para niños y mayores, los pequeños pueden tambiéndisfrutar del carrusel cuyos caballitos giran y giran sin parar.¡Qué lugar tan agradable en pleno corazón de la ciudad!

La próxima semana les compartiré más de esta metrópoli queme tiene robado el corazón.

Cualquier comentario relacionado con este artículo, favor dedirigirlo a

mestrada@elsoldemexico.com.mx

primera parte

¿Cómo se transformó la isla de las colinas (Manna-hata) en lagran manzana (Big Apple), la ciudad más poblada de Estados Unidos?Han pasado ya más de 400 años desde que la descubriera elcapitán Henry Hudson, al frente de una expedición holandesa y sefundara ahí Nueva Ámsterdam. En una pintura de 1664 se venalgunas casas, un molino y un puerto incipiente al que se acercanvarios barcos de vela. Ese es el año en que los ingleses latomaron y la rebautizaron como Nueva York. Hoy, el paisaje urbanoes totalmente diferente. Desde ese mismo ángulo lo que se aprecianson grandes rascacielos (donde destaca la torre One World TradeCenter), un parque y gran actividad de transbordadores que llevan ytraen gente entre las islas. De entre ellas, la que acapara todaslas miradas y los flashes es la que acoge a la Estatua de laLibertad, un regalo de Francia a Estados Unidos en 1886 paracelebrar el centenario de la Declaración de Independencia. Fue loprimero que vieron los millones de inmigrantes europeos quellegaban buscando una nueva vida.

Yo me acerqué en un taxi acuático que hace un recorridoturístico. Es impresionante. Casi pareciera surgir del mar parailuminar la bahía. La antorcha que sostiene en su mano derecha seeleva 93 metros sobre el suelo.

[caption id="attachment_430517" align="alignnone"width="615"]ESTATUA DE la Libertad.[/caption]

Desde que conocí Nueva York quedé enamorada de la ciudad, suenergía, sus rascacielos, sus museos, sus parques, susrestaurantes y sus teatros. El calor veraniego me hizo valorar lassombras que proyectan sus árboles y sus casi 4 mil quinientosrascacielos, muchos de ellos construidos en las primeras décadasdel siglo XX. Algunos con estilo neogótico o art decó. Estoysegura que usted podría identificar el edificio Woolworth o latorre Chrysler, iconos de esta ciudad que nunca duerme, como biendecía Frank Sinatra en su famosa canción.

Subí al Empire State, que fue el edificio más alto de NuevaYork (www.esbnyc.com). Con el elevador llegamos al piso 80 y deahí 150 escalones hasta llegar al mirador del piso 86. La vista de360 grados es espectacular, tanto de día como de noche. Se puedesubir hasta la cima, el piso 102, a 443 metros sobre el nivel de lacalle y tener Nueva York a sus pies.

[caption id="attachment_430519" align="alignnone"width="615"]SALA DE lectura en el parque Bryant.[/caption]

Aquí viven más de ocho millones de personas. Por donde quierase ven neoyorkinos caminando apurados de un sitio a otro, turistasque van descubriendo y fotografiando todo lo que encuentran a supaso, autos, taxis, autobuses (muchos de ellos híbridos, con loque contaminan menos) e incluso bicitaxis. Bajo tierra correnvarias líneas de metro, que aunque algunas tienen más de 100años de funcionamiento, sigue siendo uno de los sistemas detransporte más eficientes. Sin duda alguna le recomiendo usarlo sino quiere perder horas transportándose de un sitio a otro.

No debe dejar de visitar Central Park. Este enorme pulmón de laciudad mide 4 mil metros de largo por 800 de ancho. Es un lugar deesparcimiento y deporte, que además de sus sendas llenas depaseantes y corredores, recibe también la visita de muchas avesmigratorias.

Uno de sus costados, el que da a la 5ª. avenida, se conocetambién como “la milla de los museos” por la gran cantidad deellos que están ahí instalados. Definitivamente para los amantesde la cultura, Nueva York es un paraíso. ALGUNOS DE SUS MUSEOS

El Metropolitano de Arte, o simplemente “Met”, me parecióla versión americana del Louvre. Desde que abrió sus puertas en1872, ha ido creciendo su acervo, que actualmente incluye seccionessobre Egipto, Grecia, África, Asia, Medio Oriente, arte medieval ymuchas otras más. En el piso superior, disfruté admirandopinturas de Rembrandt, Vermeer, Cézanne, Monet, Gaugin, el Greco yVelázquez, y una gran colección de esculturas de Rodin.

[caption id="attachment_430522" align="alignnone"width="615"]MUSEO METROPOLITANO de Arte (MET).[/caption]

Casi enfrente está el Guggenheim, fundado en 1937. Doce añosdespués se mudó a las instalaciones actuales construidasespecialmente para albergar su colección de arte moderno. Es unedificio redondo, con una gran rampa que va ascendiendo en espiralhasta la cima. El centro del techo lo ocupa una gran cúpula quepermite la entrada de luz natural sin dañar las pinturas. Nuncahabía visitado un museo con un diseño similar. Si le interesahacer una visita virtual, lo invito a su web:www.guggenheim.org

A unos pasos de ahí está la Galería Neue, con una pequeñamuestra de arte austriaco y alemán de entre 1890 y 1940. Para mílo mejor fueron las cuatro obras de Gustav Klimt que tienen enexposición, tres paisajes y un retrato, identificado como “AdeleBloch-Bauer I”. Su web: www.neuegallery.org

Para entender a esta gran urbe, nada mejor que visitar, al finalde la “milla de museos”, el de la Ciudad de Nueva York. Su web:www.mcny.org. Pequeño, pero muy informativo. Le sugiero ver elvideo de 20 minutos en que relatan su historia desde que HenryHudson descubrió la bahía hasta nuestros días.

Del otro lado del Central Park, está el Museo de HistoriaNatural. Ni chicos ni grandes se lo deben perder. Sin embargo,tenga cuidado de que no lo aplaste un grupo de elefantes en plenaestampida. De lo que estoy segura es que la gran cantidad deesqueletos de dinosaurios no cobrará vida, porque de lo contrarioestaríamos en problemas. Leones, rinocerontes, águilas,chimpancés, reptiles y moluscos dan vida a esta colecciónterrestre. Pero no se queda todo ahí. El museo echa una mirada alespacio y se llena de estrellas en la sección “Rose Center forEarth and Space” que incluye un planetario. Interesantísimo. Suweb: www.amnh.org

Nadie puede asimilar tanta cultura sin darse un descanso y porlo menos comer un tentempié. Estando en Nueva York es facilísimo.Por todos lados hay puestos ambulantes de hot dogs y pretzelsgigantes. ¡Los mejores!

[caption id="attachment_430523" align="alignnone"width="615"]NUEVA ÁMSTERDAM en 1664.[/caption]

La Biblioteca Pública no es un museo, pero como si lo fuera. Esun centro del saber. Dos grandes leones cuidan la entrada a estemajestuoso edificio que vale la pena visitar y llenarse de laenergía de toda la gente que está investigando. Parte de suacervo se puede accesar por internet a través de su web:www.nypl.org

A sus espaldas se abre un parque espectacular, el Bryant. En suárea central durante el invierno se instala una gran pista depatinaje en hielo, pero durante el verano es un prado verde quequeda rodeado de cientos de personas leyendo, comiéndose su luncho escuchando al pianista que da conciertos diarios, todo bajo laagradabilísima y refrescante sombra de grandes árboles. Por lasmañanas hay clases de yoga, durante el día hay bibliotecasambulantes para niños y mayores, los pequeños pueden tambiéndisfrutar del carrusel cuyos caballitos giran y giran sin parar.¡Qué lugar tan agradable en pleno corazón de la ciudad!

La próxima semana les compartiré más de esta metrópoli queme tiene robado el corazón.

Cualquier comentario relacionado con este artículo, favor dedirigirlo a

mestrada@elsoldemexico.com.mx

Sociedad

Todos los generadores de violencia están identificados, asegura gabinete de seguridad

Añadió que tanto las causas de la violencia, como responsables, ya fueron plenamente identificados

Sociedad

La SIP urge a AMLO frenar violencia contra periodistas en México

La Sociedad Interamericana de Prensa pidió medidas urgentes contra la violencia creciente que sufren los medios de comunicación en el país

Sociedad

Explosión de pipa de combustible en la Escénica, Acapulco, deja un muerto y tres heridos

Un choque de una pipa de gas contra un muro de contención se registró en la avenida Escénica en Acapulco

CDMX

Lluvia con granizo colapsa circulación en alrededores del AICM

Cuadrillas con personal operativo de SACMEX atendieron diversos puntos con encharcamientos por la lluvia de este lunes

Sociedad

Nuevo León espera lluvias consecutivas por 14 días

Conagua informó que la Presa La Boca, registra un llenado del 8.8 por ciento de su capacidad total, mientras que Cerro Prieto ha tenido un incremento de 350 mil metros cúbicos

Valle de México

San José del Rincón, Edomex, está en aparente calma tras disturbios del fin de semana

En protesta por las supuestas extorsiones por parte de la delincuencia organizada, pobladores de este municipio incendiaron inmobiliario de la policía y la casa de la alcaldesa

Sociedad

Delincuentes en BC aprovecharon escasa vigilancia para quemar vehículos: Sedena

Según el titular de la Sedena, los responsables buscaron y estudiaron bien los lugares donde se harían los ataques, haciendo parecer que no había vigilancia

CDMX

Megaproyecto Estadio Azteca será modificado, afirma Sheinbaum

La Jefa de Gobierno dijo que debe haber obras de mitigación que mejoren todo el entorno, pues los desarrolladores tendrán que hacer modificaciones de cara al Mundial del 2026

Sociedad

Anuncia gobernador de Guanajuato protocolo estatal para protección a periodistas

Tras la agresión a dos reporteros en Celaya por parte de dos agentes, Diego Sinhue sentenció que los policías seguirán capacitándose para no caer en el abuso hacia los comunicadores