/ miércoles 5 de abril de 2017

ONU denuncia crímenes de guerra'' en Siria

El presunto ataque químico que causó más de 70 muertos en una ciudad rebelde del noroeste de Siria, demuestra que los "crímenes de guerra siguen" cometiéndose en ese país, afirmó el miércoles el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

"Los horribles acontecimientos de ayer (por el martes) demuestran desgraciadamente que los crímenes de guerra siguen (cometiéndose) en Siria y que el derecho internacional humanitario es violado frecuentemente", dijo Guterres al llegar a Bruselas, donde se celebra una conferencia sobre el conflicto sirio.


Todas las pruebas apuntan a Al Asad (Reino Unido)


Todas las pruebas apuntan a que el presidente sirio Bashar al Asad está detrás del supuesto ataque químico que el martes dejó más de 70 muertos en un feudo rebelde del noroeste de Siria, afirmó el secretario de Exteriores británico Boris Johnson el miércoles.

"Todas las pruebas que he visto sugieren que fue el régimen de Al Asad... usando armas ilegales contra su propio pueblo", afirmó Johnson a su llegada a la conferencia sobre Siria en Bruselas.

"Es la confirmación de que se trata de un régimen bárbaro que hace imposible a nuestros ojos imaginar que pueda tener la menor autoridad en Siria tras el fin del conflicto", consideró el ministro británico.

Related content

El ataque "químico" contra en esa ciudad de la provincia de Idlib (noroeste de Siria) dejó al menos 72 muertos, entre ellos 20 niños, según un nuevo balance publicado el miércoles por el Observatorio sirio de derechos humanos (OSDH).

El ataque ha levantado una ola de indignación internacional y ha hecho que varios países occidentales pongan en entredicho al régimen sirio.

Estados Unidos, Francia y Reino Unido presentaron el martes un proyecto de resolución en el Consejo de Seguridad condenando el ataque químico en Siria y llamando a una investigación completa y rápida.

Por su parte, la jefa de la diplomacia europea Federica Mogherini reclamó un "gran esfuerzo" en favor de las conversaciones de paz sobre Siria en Ginebra bajo los auspicios de la ONU. "Hay que unir a la comunidad internacional en las negociaciones", urgió Mogherini.

El presunto ataque químico que causó más de 70 muertos en una ciudad rebelde del noroeste de Siria, demuestra que los "crímenes de guerra siguen" cometiéndose en ese país, afirmó el miércoles el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

"Los horribles acontecimientos de ayer (por el martes) demuestran desgraciadamente que los crímenes de guerra siguen (cometiéndose) en Siria y que el derecho internacional humanitario es violado frecuentemente", dijo Guterres al llegar a Bruselas, donde se celebra una conferencia sobre el conflicto sirio.


Todas las pruebas apuntan a Al Asad (Reino Unido)


Todas las pruebas apuntan a que el presidente sirio Bashar al Asad está detrás del supuesto ataque químico que el martes dejó más de 70 muertos en un feudo rebelde del noroeste de Siria, afirmó el secretario de Exteriores británico Boris Johnson el miércoles.

"Todas las pruebas que he visto sugieren que fue el régimen de Al Asad... usando armas ilegales contra su propio pueblo", afirmó Johnson a su llegada a la conferencia sobre Siria en Bruselas.

"Es la confirmación de que se trata de un régimen bárbaro que hace imposible a nuestros ojos imaginar que pueda tener la menor autoridad en Siria tras el fin del conflicto", consideró el ministro británico.

Related content

El ataque "químico" contra en esa ciudad de la provincia de Idlib (noroeste de Siria) dejó al menos 72 muertos, entre ellos 20 niños, según un nuevo balance publicado el miércoles por el Observatorio sirio de derechos humanos (OSDH).

El ataque ha levantado una ola de indignación internacional y ha hecho que varios países occidentales pongan en entredicho al régimen sirio.

Estados Unidos, Francia y Reino Unido presentaron el martes un proyecto de resolución en el Consejo de Seguridad condenando el ataque químico en Siria y llamando a una investigación completa y rápida.

Por su parte, la jefa de la diplomacia europea Federica Mogherini reclamó un "gran esfuerzo" en favor de las conversaciones de paz sobre Siria en Ginebra bajo los auspicios de la ONU. "Hay que unir a la comunidad internacional en las negociaciones", urgió Mogherini.