/ lunes 7 de septiembre de 2015

Países occidentales reclaman a EU mayor protagonismo en crisis de refugiados

Xinhua BERLIN/WASHINGTON -- Varios políticos europeos y grupos humanitarios estadounidenses han reclamado a Estados Unidos cambios políticos para acoger más refugiados ante la mayor crisis de este tipo de migrantes en Europa desde el final de la Segunda Guerra Mundial. La foto de un niño sirio arrastrado a la orilla después de ahogarse junto con su hermano de cinco años y su madre en un viaje fatal hacia Grecia conmovió a gente de todo el mundo la semana pasada. Medios de comunicación e internautas están cuestionando qué ha hecho de un crío sin preocupaciones una víctima de la cada vez más grave crisis de refugiados en el Mediterráneo. Según la Organización Internacional para las Migraciones, 2.500 migrantes ha muerto hasta la fecha este año mientras intentaban llegar a Europa en barco. Los grupos de defensa de los refugiados de EU han estado recibiendo en las últimas fechas correos electrónicos de refugiados sirios pidiendo ayuda para entrar en Estados Unidos. "Los correos electrónicos son desesperados, mendicantes, suplicantes", explicó a BuzzFeed News la directora de Relaciones Gubernamentales y Comunitarias del Comité Estadounidense para los Refugiados e Inmigrantes, Stacie Blake. Blake aseguró que ha recibido 10 correos en un día. "Pueden no parecer muchos, pero si piensas en la persona que tiene los recursos, el acceso a internet y el inglés para localizarme a través del sitio web y preguntar por mí, es bastante asombroso", aclaró. "Sin embargo, el Gobierno no nos está permitiendo ayudarles", afirmó. Los datos oficiales indican que solo unos 1.000 sirios han sido reubicados en Estados Unidos este año fiscal, comparado con los cuatro millones que han huido de su país natal, que se encuentra asolado por la guerra. Siria, atrapada en una guerra civil abierta en los últimos cuatro años debido a la constante intervención occidental, fue la mayor fuente de refugiados hacia Europa en 2013 y 2014. En la primera mitad de este año, seguía encabezando la lista. La ONG Comité Internacional de Rescate está presionando para que 65.000 exiliados sirios sean asentados en EU para finales de 2016. Su presidente, David Miliband, aseguró, con respecto al papel de Washington en la crisis, que durante estos cuatro años "ha habido más inercia que liderazgo". Entre tanto, los políticos de la oposición alemana han culpado a Occidente, en particular a Estados Unidos, de ser la principal causa de la crisis de refugiados. "Los países occidentales liderados por EU han desestabilizado regiones enteras, haciendo posibles las organizaciones terroristas y explotándolas, entre otras cosas", apuntaron en un informe de posición Sahra Wagenknecht y Dietmar Bartsch, del grupo parlamentario del principal partido opositor alemán Die Linke. Según explicaron, bandas de asesinos como el Estado Islámico (EI) están indirectamente apoyados y reciben suministros de dinero y armas de países aliados de Alemania, lo que ha llevado a millones de personas a guerras brutales y civiles. Los dos políticos instaron al Gobierno alemán a pedir al estadounidense que pague la factura de la crisis que ha causado. Además, demandaron un fin inmediato de las exportaciones alemanas de armas y un incremento de la ayuda al desarrollo así como al Programa Mundial de los Alimentos, en una apuesta por enfrentarse a las causas de la huida de tantas personas de países arrasados por la guerra.

Xinhua BERLIN/WASHINGTON -- Varios políticos europeos y grupos humanitarios estadounidenses han reclamado a Estados Unidos cambios políticos para acoger más refugiados ante la mayor crisis de este tipo de migrantes en Europa desde el final de la Segunda Guerra Mundial. La foto de un niño sirio arrastrado a la orilla después de ahogarse junto con su hermano de cinco años y su madre en un viaje fatal hacia Grecia conmovió a gente de todo el mundo la semana pasada. Medios de comunicación e internautas están cuestionando qué ha hecho de un crío sin preocupaciones una víctima de la cada vez más grave crisis de refugiados en el Mediterráneo. Según la Organización Internacional para las Migraciones, 2.500 migrantes ha muerto hasta la fecha este año mientras intentaban llegar a Europa en barco. Los grupos de defensa de los refugiados de EU han estado recibiendo en las últimas fechas correos electrónicos de refugiados sirios pidiendo ayuda para entrar en Estados Unidos. "Los correos electrónicos son desesperados, mendicantes, suplicantes", explicó a BuzzFeed News la directora de Relaciones Gubernamentales y Comunitarias del Comité Estadounidense para los Refugiados e Inmigrantes, Stacie Blake. Blake aseguró que ha recibido 10 correos en un día. "Pueden no parecer muchos, pero si piensas en la persona que tiene los recursos, el acceso a internet y el inglés para localizarme a través del sitio web y preguntar por mí, es bastante asombroso", aclaró. "Sin embargo, el Gobierno no nos está permitiendo ayudarles", afirmó. Los datos oficiales indican que solo unos 1.000 sirios han sido reubicados en Estados Unidos este año fiscal, comparado con los cuatro millones que han huido de su país natal, que se encuentra asolado por la guerra. Siria, atrapada en una guerra civil abierta en los últimos cuatro años debido a la constante intervención occidental, fue la mayor fuente de refugiados hacia Europa en 2013 y 2014. En la primera mitad de este año, seguía encabezando la lista. La ONG Comité Internacional de Rescate está presionando para que 65.000 exiliados sirios sean asentados en EU para finales de 2016. Su presidente, David Miliband, aseguró, con respecto al papel de Washington en la crisis, que durante estos cuatro años "ha habido más inercia que liderazgo". Entre tanto, los políticos de la oposición alemana han culpado a Occidente, en particular a Estados Unidos, de ser la principal causa de la crisis de refugiados. "Los países occidentales liderados por EU han desestabilizado regiones enteras, haciendo posibles las organizaciones terroristas y explotándolas, entre otras cosas", apuntaron en un informe de posición Sahra Wagenknecht y Dietmar Bartsch, del grupo parlamentario del principal partido opositor alemán Die Linke. Según explicaron, bandas de asesinos como el Estado Islámico (EI) están indirectamente apoyados y reciben suministros de dinero y armas de países aliados de Alemania, lo que ha llevado a millones de personas a guerras brutales y civiles. Los dos políticos instaron al Gobierno alemán a pedir al estadounidense que pague la factura de la crisis que ha causado. Además, demandaron un fin inmediato de las exportaciones alemanas de armas y un incremento de la ayuda al desarrollo así como al Programa Mundial de los Alimentos, en una apuesta por enfrentarse a las causas de la huida de tantas personas de países arrasados por la guerra.