/ miércoles 20 de enero de 2016

Rechaza Londres aplicar medidas que limiten el uso de Uber

Londres.- Anunció hoy el organismo que regula el transporte en Londres (TFL) que ha rechazado aplicar una serie de medidas en estudio destinadas a restringir las operaciones de Uber y otras compañías de alquilar de vehículos privados a través del móvil.

La Asociación de Taxis con Licencia (LTDA, en inglés) había pedido a la autoridad del transporte que prohibiera a esas empresas mostrar en tiempo real qué coches están disponibles y obligara a dejar un margen de al menos cinco minutos entre la reserva de un trayecto y la recogida del pasajero.

Después de que la firma estadounidense Uber entregase a TFL 200.000 firmas en contra de esas medidas, el jefe de operaciones del organismo público, Garrett Emmerson, señaló que los londinenses han dado una "muy clara indicación de cómo quieren que se regule la industria".

TFL descartó asimismo la propuesta de que las compañías de taxis privadas estén obligadas a aceptar reservas con siete días de antelación e imponer un límite a los conductores para que solo puedan trabajar para una compañía.

La directora de Uber en Reino Unido, Jo Bertram, afirmó a la agencia local PA que el abandono de esas "ideas absurdas" es un "triunfo del sentido común".

"Estamos encantados de que TFL haya escuchado el punto de vista de los pasajeros y los conductores", dijo Bertram.

Artemsi Mercer, portavoz del grupo de taxistas Action for Cabbies, que defiende la ilegalización de Uber en Reino Unido, afirmó, por contra, que la autoridad del transporte no está "protegiendo" a los pasajeros.

Mercer acusó a los servicios de alquiler de vehículos privados a través del móvil de hacer competencia desleal a los taxistas con licencia, que pueden recoger a pasajeros sin una reserva previa. ||EFE||

/cpg

Londres.- Anunció hoy el organismo que regula el transporte en Londres (TFL) que ha rechazado aplicar una serie de medidas en estudio destinadas a restringir las operaciones de Uber y otras compañías de alquilar de vehículos privados a través del móvil.

La Asociación de Taxis con Licencia (LTDA, en inglés) había pedido a la autoridad del transporte que prohibiera a esas empresas mostrar en tiempo real qué coches están disponibles y obligara a dejar un margen de al menos cinco minutos entre la reserva de un trayecto y la recogida del pasajero.

Después de que la firma estadounidense Uber entregase a TFL 200.000 firmas en contra de esas medidas, el jefe de operaciones del organismo público, Garrett Emmerson, señaló que los londinenses han dado una "muy clara indicación de cómo quieren que se regule la industria".

TFL descartó asimismo la propuesta de que las compañías de taxis privadas estén obligadas a aceptar reservas con siete días de antelación e imponer un límite a los conductores para que solo puedan trabajar para una compañía.

La directora de Uber en Reino Unido, Jo Bertram, afirmó a la agencia local PA que el abandono de esas "ideas absurdas" es un "triunfo del sentido común".

"Estamos encantados de que TFL haya escuchado el punto de vista de los pasajeros y los conductores", dijo Bertram.

Artemsi Mercer, portavoz del grupo de taxistas Action for Cabbies, que defiende la ilegalización de Uber en Reino Unido, afirmó, por contra, que la autoridad del transporte no está "protegiendo" a los pasajeros.

Mercer acusó a los servicios de alquiler de vehículos privados a través del móvil de hacer competencia desleal a los taxistas con licencia, que pueden recoger a pasajeros sin una reserva previa. ||EFE||

/cpg