/ sábado 2 de abril de 2016

Rechazan en Carolina del Norte ley que niega protección a personas LGBT

Raleigh, Carolina del Norte.- Directores ejecutivos y funcionarios municipales se están uniendo a otros líderes empresariales y gubernamentales para oponerse a una nueva ley de North Carolina que niega protecciones contra la discriminación hacia personas LGBT en lugares públicos, incluso en el uso de baños.

La organización Human Rights Campaign and Equality North Carolina (Campaña por los Derechos Humanos y la Igualdad en North Carolina) divulgó el viernes los nombres de otros 10 ejecutivos de compañías que firmaron una carta que critica la nueva ley estatal y que pide su derogación, con lo que el número de firmantes suma más de 120.

Entre los ejecutivos que recién firmaron la carta figuran directivos de empresas como Hewlett Packard, Qualcomm y EMC Corp.

La ley, aprobada por la legislatura dominada por los republicanos y por el gobernador Pat McCrory, del mismo partido, fue la respuesta a una ordenanza del ayuntamiento de Charlotte, aprobada en febrero, que buscaba ampliar la protección a homosexuales, bisexuales y transexuales cuando acudan a hoteles, restaurantes y otros negocios.

La ordenanza de Charlotte también buscaba proteger a las personas transexuales para que pudieran ir al baño de acuerdo con su identidad de género.

Por otra parte, el brazo para capitales de riesgo de la corporación matriz de Google confirmó el viernes que no invertirá en las empresas de reciente creación de North Carolina mientras la ley estatal siga vigente.

La portavoz de GV Jodi Olson citó declaraciones escritas del director general Bill Maris en las que solicitó a los asociados de su empresa que eviten hacer inversiones en North Carolina, "hasta que los votantes de allí solucionen este problema". La medida fue reportada primero por el cibersitio Re/code, especializado en noticias del mundo de la tecnología.

La nueva ley estatal bloqueó la ordenanza de Charlotte y evitó que otros gobiernos municipales aprobaran ordenanzas similares. Las agencias gubernamentales de todo tipo deben exigir ahora a las personas transexuales que utilicen baños públicos que correspondan con su sexo biológico.

La alcaldesa del Distrito de Columbia Muriel Bowser y el ayuntamiento de la ciudad de Boston también adoptaron represalias esta semana contra North Carolina en protesta por la ley: se sumaron a los gobiernos de Washington, Nueva York y Connecticut y otras ciudades al prohibir viajes a North Carolina.

Los partidarios de la ley estatal dicen que cientos de empresas apoyan la nueva legislación y que han firmado una carta en la que elogian a McCrory y la legislatura.

/RPE

Raleigh, Carolina del Norte.- Directores ejecutivos y funcionarios municipales se están uniendo a otros líderes empresariales y gubernamentales para oponerse a una nueva ley de North Carolina que niega protecciones contra la discriminación hacia personas LGBT en lugares públicos, incluso en el uso de baños.

La organización Human Rights Campaign and Equality North Carolina (Campaña por los Derechos Humanos y la Igualdad en North Carolina) divulgó el viernes los nombres de otros 10 ejecutivos de compañías que firmaron una carta que critica la nueva ley estatal y que pide su derogación, con lo que el número de firmantes suma más de 120.

Entre los ejecutivos que recién firmaron la carta figuran directivos de empresas como Hewlett Packard, Qualcomm y EMC Corp.

La ley, aprobada por la legislatura dominada por los republicanos y por el gobernador Pat McCrory, del mismo partido, fue la respuesta a una ordenanza del ayuntamiento de Charlotte, aprobada en febrero, que buscaba ampliar la protección a homosexuales, bisexuales y transexuales cuando acudan a hoteles, restaurantes y otros negocios.

La ordenanza de Charlotte también buscaba proteger a las personas transexuales para que pudieran ir al baño de acuerdo con su identidad de género.

Por otra parte, el brazo para capitales de riesgo de la corporación matriz de Google confirmó el viernes que no invertirá en las empresas de reciente creación de North Carolina mientras la ley estatal siga vigente.

La portavoz de GV Jodi Olson citó declaraciones escritas del director general Bill Maris en las que solicitó a los asociados de su empresa que eviten hacer inversiones en North Carolina, "hasta que los votantes de allí solucionen este problema". La medida fue reportada primero por el cibersitio Re/code, especializado en noticias del mundo de la tecnología.

La nueva ley estatal bloqueó la ordenanza de Charlotte y evitó que otros gobiernos municipales aprobaran ordenanzas similares. Las agencias gubernamentales de todo tipo deben exigir ahora a las personas transexuales que utilicen baños públicos que correspondan con su sexo biológico.

La alcaldesa del Distrito de Columbia Muriel Bowser y el ayuntamiento de la ciudad de Boston también adoptaron represalias esta semana contra North Carolina en protesta por la ley: se sumaron a los gobiernos de Washington, Nueva York y Connecticut y otras ciudades al prohibir viajes a North Carolina.

Los partidarios de la ley estatal dicen que cientos de empresas apoyan la nueva legislación y que han firmado una carta en la que elogian a McCrory y la legislatura.

/RPE