/ jueves 12 de noviembre de 2015

Restablece Suecia controles en fronteras del sur ante llegada de migrantes

Malmö, Suecia.- Suecia restableció este jueves, tal como estaba previsto, los controles en sus fronteras meridionales por donde entran cada día cientos de inmigrantes, constató un periodista de la AFP.

Poco después de las 12H00 (11H00 GMT), unos policías subieron a bordo de los trenes que cruzan el puente-túnel de Öresund entre Dinamarca y Suecia para controlar la identidad de los viajeros.

El gobierno había anunciado el miércoles su decisión de restablecer los controles en los principales puntos de acceso a su territorio, por primera vez desde la entrada del reino en la Unión Europea y en el espacio Schengen en 1995.

"No es un muro", declaró sin embargo el primer ministro Stefan Löfven desde La Valeta, donde se celebra una cumbre entre dirigentes europeos y africanos sobre la crisis migratoria.

"Tenemos que conservar el control de la situación en nuestras fronteras. Es normal, estamos ante una situación difícil, Suecia ha recibido a numerosos refugiados, más que cualquier otro país respecto a su población", justificó.

La Oficina de Migraciones sueca se ha visto desbordada por la llegada de más de 80.000 migrantes desde septiembre -tantos como durante el conjunto de 2014-, a pesar de la contratación de 2.000 agentes este año.

Los centros de acogida están saturados, los migrantes son dirigidos hacia campamentos de tiendas de campaña y los plazos de examen de las peticiones de asilo son cada vez más largos.

El restablecimiento de los controles concierne, sobre todo, las dos "autopistas" de la inmigración hacia Suecia: el puente de Öresund y los ferrys procedentes de los puertos daneses y alemanes del Báltico.  (AFP)

/cpg

Malmö, Suecia.- Suecia restableció este jueves, tal como estaba previsto, los controles en sus fronteras meridionales por donde entran cada día cientos de inmigrantes, constató un periodista de la AFP.

Poco después de las 12H00 (11H00 GMT), unos policías subieron a bordo de los trenes que cruzan el puente-túnel de Öresund entre Dinamarca y Suecia para controlar la identidad de los viajeros.

El gobierno había anunciado el miércoles su decisión de restablecer los controles en los principales puntos de acceso a su territorio, por primera vez desde la entrada del reino en la Unión Europea y en el espacio Schengen en 1995.

"No es un muro", declaró sin embargo el primer ministro Stefan Löfven desde La Valeta, donde se celebra una cumbre entre dirigentes europeos y africanos sobre la crisis migratoria.

"Tenemos que conservar el control de la situación en nuestras fronteras. Es normal, estamos ante una situación difícil, Suecia ha recibido a numerosos refugiados, más que cualquier otro país respecto a su población", justificó.

La Oficina de Migraciones sueca se ha visto desbordada por la llegada de más de 80.000 migrantes desde septiembre -tantos como durante el conjunto de 2014-, a pesar de la contratación de 2.000 agentes este año.

Los centros de acogida están saturados, los migrantes son dirigidos hacia campamentos de tiendas de campaña y los plazos de examen de las peticiones de asilo son cada vez más largos.

El restablecimiento de los controles concierne, sobre todo, las dos "autopistas" de la inmigración hacia Suecia: el puente de Öresund y los ferrys procedentes de los puertos daneses y alemanes del Báltico.  (AFP)

/cpg