/ lunes 21 de septiembre de 2015

Reunión con Santos, “franca y sincera”: Maduro

Quito, 21 Sep (Notimex).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo hoy que la reunión con su colega de Colombia, Juan Manuel Santos, para solventar una crisis binacional resultó “franca y sincera” y sentó las bases para una relación de cooperación y respeto.

Sostuvo que Colombia y Venezuela deben enfrentar de manera conjunta los problemas de ambas naciones en su frontera de dos mil 219 kilómetros.

“Ha sido una reunión muy clara, franca, pero también un reunión en medio de un clima de hermandad, así lo siento y así lo creo”, dijo Maduro al término del encuentro.

Al planteamiento que él mismo hizo sobre ¿Quién triunfó hoy?, Maduro dijo que “triunfó la sensatez, el diálogo, y lo que debe triunfar siempre: la paz entre nuestros países y nuestros pueblos”.

Dijo que con voluntad política se pueden resolver los problemas “más delicados y sensibles” que se viven en la frontera.

“No hay cabida para el odio, para la intolerancia ni para el revanchismo. La única cabida es para el diálogo, hermandad y para la superación de los problemas. Sólo con la cooperación de ambos países los superaremos”, estableció Maduro.

Santos y Maduro dialogaron en Quito con la mediación de Ecuador y Uruguay para solventar la crisis de la frontera que cerró Caracas el pasado 20 de agosto con un saldo de más de mil 600 deportados y unos 22 mil colombianos que retornaron por temor a represalias.

Los dos mandatarios aprobaron un cronograma para que lo apliquen sus respectivos ministerios con el objetivo de normalizar de manera progresiva la situación en la frontera binacional.

Los otros puntos de la declaración fueron el retorno inmediato de los respectivos embajadores, abrir una investigación de la situación de la frontera y reunir a los equipos de ministros el 23 de septiembre en Caracas para abordar temas sensibles de la frontera.

La coexistencia de los modelos económicos, políticos y sociales de cada país fue otro de los acuerdos enunciados en la declaración de Quito.

Santos y Maduro hicieron un llamado “al espíritu de hermandad y la unidad, propiciando un clima de mutuo respeto y convivencia”, al tiempo que decidieron “continuar trabajando con el acompañamiento de Ecuador y Uruguay”.

Quito, 21 Sep (Notimex).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo hoy que la reunión con su colega de Colombia, Juan Manuel Santos, para solventar una crisis binacional resultó “franca y sincera” y sentó las bases para una relación de cooperación y respeto.

Sostuvo que Colombia y Venezuela deben enfrentar de manera conjunta los problemas de ambas naciones en su frontera de dos mil 219 kilómetros.

“Ha sido una reunión muy clara, franca, pero también un reunión en medio de un clima de hermandad, así lo siento y así lo creo”, dijo Maduro al término del encuentro.

Al planteamiento que él mismo hizo sobre ¿Quién triunfó hoy?, Maduro dijo que “triunfó la sensatez, el diálogo, y lo que debe triunfar siempre: la paz entre nuestros países y nuestros pueblos”.

Dijo que con voluntad política se pueden resolver los problemas “más delicados y sensibles” que se viven en la frontera.

“No hay cabida para el odio, para la intolerancia ni para el revanchismo. La única cabida es para el diálogo, hermandad y para la superación de los problemas. Sólo con la cooperación de ambos países los superaremos”, estableció Maduro.

Santos y Maduro dialogaron en Quito con la mediación de Ecuador y Uruguay para solventar la crisis de la frontera que cerró Caracas el pasado 20 de agosto con un saldo de más de mil 600 deportados y unos 22 mil colombianos que retornaron por temor a represalias.

Los dos mandatarios aprobaron un cronograma para que lo apliquen sus respectivos ministerios con el objetivo de normalizar de manera progresiva la situación en la frontera binacional.

Los otros puntos de la declaración fueron el retorno inmediato de los respectivos embajadores, abrir una investigación de la situación de la frontera y reunir a los equipos de ministros el 23 de septiembre en Caracas para abordar temas sensibles de la frontera.

La coexistencia de los modelos económicos, políticos y sociales de cada país fue otro de los acuerdos enunciados en la declaración de Quito.

Santos y Maduro hicieron un llamado “al espíritu de hermandad y la unidad, propiciando un clima de mutuo respeto y convivencia”, al tiempo que decidieron “continuar trabajando con el acompañamiento de Ecuador y Uruguay”.