/ sábado 9 de julio de 2016

Rusia, terrorismo y ciberguerra, amenazas para occidente: Duda

PARÍS, Francia. (OEM-Informex).– Los países democráticos se encuentran bajo la triple amenaza de una “notoria falta de respeto a las leyes internacionales”, el terrorismo y la ciberguerra, afirmó ayer en Varsovia el presidente polaco Andrzej Duda en la primera jornada de la cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

La Alianza Atlántica “necesita una estrategia coherente para enfrentar” esos peligros, precisó el jefe del Estado al inaugurar la primera reunión que realiza la OTAN en una capital del exbloque soviético.

La frase de Duda aludía tanto a la amenaza que representa la política expansionista que practica Rusia desde 2014, como a la proliferación de movimientos terroristas vinculados a los grupos yihadistas Al Qaeda y Estado Islámico (EI), y a los permanentes cíber-ataques contra objetivos militares y económicos de Occidente.

Uno de los temas centrales de la reunión era precisamente la amenaza terrorista que planea –sobre todo– en el flanco sur de la OTAN, debido al desplazamiento de miles de combatientes yihadistas que partieron de Siria e Irak hacia Libia para crear una nueva provincia del “califato”. El sur de Europa también está confrontado a la presión de una fuerte ola migratoria.

Rusia, sin embargo, representa la mayor preocupación de los 28 miembros de la OTAN, que se esforzaron en mantener una unidad sin fallas, sobre todo después de la decisión británica de separarse de la Unión Europea (UE). Numerosas cancillerías temen que el presidente ruso Vladimir Putin intente explotar esa fisura dentro del bloque europeo y sus eventuales repercusiones sobre la Alianza Atlántica.

Para anticipar esa tentación por parte de Moscú, el presidente Barack Obama expresó en un artículo en el Financial Times su esperanza de que el Reino Unido siga contribuyendo a la seguridad europea como “uno de los miembros más activos de la OTAN”. En su artículo, titulado “La alianza de Estados Unidos con Gran Bretaña y Europa perdurará”, Obama definió la decisión del Brexit como “difícil”, pero expresó su confianza en que el “Reino Unido y la UE serán capaces de acordar una transición ordenada hacia a una nueva relación”.

El jefe de la Casa Blanca apeló también a los miembros de la OTAN a “permanecer firmes frente a Rusia, a pesar de los efectos colaterales del Brexit”.

También el noruego Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, destacó en su discurso de apertura que “el Brexit no cambiará el papel del Reino Unido dentro de la Alianza”, dado que seg uirá siendo “un aliado comprometido y fuerte”. Gran Bretaña posee la segunda fuerza militar de la Alianza Atlántica, detrás de Estados Unidos.

Para poner de relieve la unidad europea, también viajaron a Varsovia los dos dirigentes más importantes de la UE: los presidentes del Consejo Europeo, Donald Tusk; y de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

La presencia de Obama -que viajó a Varsovia para asistir a su última cumbre de la OTAN como presidente- resultó un poco desdibujada por la intensa actividad que debió desarrollar en bambalinas para seguir las consecuencias del tiroteo en Dallas, donde cinco policías fueron asesinados por un francotirador. Fue un ataque "salvaje, calculado y despreciable contra las fuerzas del orden", declaró en rueda de prensa poco después de llegar a la capital polaca.

"No hay una justificación posible para este tipo de ataques o cualquier tipo de violencia contra las fuerzas del orden", agregó, visiblemente conmovido.

Después de esos instantes de emoción, la cumbre se reorientó hacia el objetivo principal de su agenda: la amenaza rusa en el flanco oriental de la Alianza Atlántica.

La conferencia debe oficializar la creación de una fuerza de intervención formada por cuatro batallones de mil hombres, que rotarán cada tres meses en los cuatro países que se consideran como los más amenazados de la región: Polonia, Letonia, Lituania y Estonia. También debe aprobar oficialmente un aumento de efectivos de la “fuerza de reacción” (NRF), que pasará su potencial a 40 milhombres.

En caso necesario, la NRF será reforzada por una “fuerza de muy alta reactividad” de cinco mil hombres que podrá ser desplegada inmediatamente en el teatro de la confrontación.

Justificando el temor de los cuatro países ubicados en primera línea junto a Rusia, la ministra alemana de Defensa, Úrsula von der Leyen, apeló a tomar las medidas apropiadas para contener lo que definió como “una Rusia completamente impredecible y agresiva”. Polonia y los países bálticos necesitan protección, argumentó, porque sienten que -como demostró la intervención indirecta en Ucrania y la anexión de Crimea en 2014-, Rusia “no respeta las fronteras”.

La cumbre más importante desde el final de la guerra fría debe evaluar la eventual ampliación del escudo de defensa anti-misiles armado por Estados Unidos a partir de 2010 con rampas de detección y lanzamiento instaladas en España, Turquía y Rumania.

Moscú desmintió todo proyecto agresivo. “Rusia no busca un enemigo, pero está viendo que […) soldados y aviones de la OTAN se mueven junto a la frontera”, indicó por Dimitry Peskov, portavoz del Kremlin.

Peskov no formuló ninguna alusión a los ejercicios militares realizados recientemente junto a las fronteras de Polonia y de los países bálticos. Esas maniobras parecen simular una intervención la invasión de algunos territorios que formaron parte de la URSS.

La OTAN también denunció las “provocaciones” y la “actitud agresiva” materializada por la aviación rusa en el Mar Báltico, en las fronteras marítimas de Francia y Gran Bretaña, así como en aguas internacionales con vuelos rasantes sobre barcos de Estados Unidos y de países europeos.

A pesar del consenso que existe en Varsovia para denunciar la política del Kremlin, el presidente francés François Hollande afirmó a su llegada a Varsovia que Rusia no era un “adversario” ni una “amenaza”.

“La OTAN no tiene de ninguna manera la vocación de influir sobre las relaciones que Europa debe mantener con Rusia. Para Francia, Rusia no es un adversario ni una amenaza”, precisó.

Hollande apeló a los otros miembros de la OTAN a participar en la lucha anti-terrorista. Desde los atentados de 2015, mantiene tres mil 500 efectivos en África y otro tanto en Oriente Medio. También aumentó su esfuerzo de defensa y seguirá haciéndolo en 2017, se comprometió. “Pero es necesario que otros países hagan un esfuerzo equivalente”, insistió. Obama acortará su estancia en Europa

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, acortará su estancia en Europa para estar a principios de semana en Dallas, donde cinco policías fueron asesinados por un tirador aislado, anunció un comunicado de la Casa Blanca.

El presidente estadunidense viajará tal como estaba previsto hoy a Madrid, donde pasará la noche y el domingo se reunirá con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, pero sin detenerse en Sevilla, indicó la Casa Blanca.

El presidente regresará a Washington la noche del domingo, “un día antes de lo previsto” y acudirá a Dallas “a principios de semana”, invitado por el alcalde de la ciudad texana, Mike Rawlings, precisó el portavoz del Ejecutivo, Josh Earnest.


Varsovia, una ciudad en pie de guerra por la otan


PARÍS, Francia. (OEM-Informex)- El cónclave de la OTAN se realiza en el Estadio nacional de la capital polaca, protegida por un impresionante dispositivo de seguridad de seis mil policías, apoyados por militares, gendarmes y efectivos de otras fuerzas de seguridad.

Toda la zona en torno del estadio se encuentra aislada desde hace días por un cordón de barreras metálicas. Varias calles de esta ciudad de 1.7 millones de habitantes fueron bloqueadas para alejar cualquier foco de incidentes.

El espacio aéreo, vigilado en permanencia por un sofisticado sistema de radares, fue cerrado en un área de 100 km en torno de la capital. Las baterías anti-aéreas desplegadas en torno de Varsovia, así como las flotillas de caza dispuestas a despegar a la menor alerta, tienen orden de abatir a cualquier aeronave sospechosa.

PARÍS, Francia. (OEM-Informex).– Los países democráticos se encuentran bajo la triple amenaza de una “notoria falta de respeto a las leyes internacionales”, el terrorismo y la ciberguerra, afirmó ayer en Varsovia el presidente polaco Andrzej Duda en la primera jornada de la cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

La Alianza Atlántica “necesita una estrategia coherente para enfrentar” esos peligros, precisó el jefe del Estado al inaugurar la primera reunión que realiza la OTAN en una capital del exbloque soviético.

La frase de Duda aludía tanto a la amenaza que representa la política expansionista que practica Rusia desde 2014, como a la proliferación de movimientos terroristas vinculados a los grupos yihadistas Al Qaeda y Estado Islámico (EI), y a los permanentes cíber-ataques contra objetivos militares y económicos de Occidente.

Uno de los temas centrales de la reunión era precisamente la amenaza terrorista que planea –sobre todo– en el flanco sur de la OTAN, debido al desplazamiento de miles de combatientes yihadistas que partieron de Siria e Irak hacia Libia para crear una nueva provincia del “califato”. El sur de Europa también está confrontado a la presión de una fuerte ola migratoria.

Rusia, sin embargo, representa la mayor preocupación de los 28 miembros de la OTAN, que se esforzaron en mantener una unidad sin fallas, sobre todo después de la decisión británica de separarse de la Unión Europea (UE). Numerosas cancillerías temen que el presidente ruso Vladimir Putin intente explotar esa fisura dentro del bloque europeo y sus eventuales repercusiones sobre la Alianza Atlántica.

Para anticipar esa tentación por parte de Moscú, el presidente Barack Obama expresó en un artículo en el Financial Times su esperanza de que el Reino Unido siga contribuyendo a la seguridad europea como “uno de los miembros más activos de la OTAN”. En su artículo, titulado “La alianza de Estados Unidos con Gran Bretaña y Europa perdurará”, Obama definió la decisión del Brexit como “difícil”, pero expresó su confianza en que el “Reino Unido y la UE serán capaces de acordar una transición ordenada hacia a una nueva relación”.

El jefe de la Casa Blanca apeló también a los miembros de la OTAN a “permanecer firmes frente a Rusia, a pesar de los efectos colaterales del Brexit”.

También el noruego Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, destacó en su discurso de apertura que “el Brexit no cambiará el papel del Reino Unido dentro de la Alianza”, dado que seg uirá siendo “un aliado comprometido y fuerte”. Gran Bretaña posee la segunda fuerza militar de la Alianza Atlántica, detrás de Estados Unidos.

Para poner de relieve la unidad europea, también viajaron a Varsovia los dos dirigentes más importantes de la UE: los presidentes del Consejo Europeo, Donald Tusk; y de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

La presencia de Obama -que viajó a Varsovia para asistir a su última cumbre de la OTAN como presidente- resultó un poco desdibujada por la intensa actividad que debió desarrollar en bambalinas para seguir las consecuencias del tiroteo en Dallas, donde cinco policías fueron asesinados por un francotirador. Fue un ataque "salvaje, calculado y despreciable contra las fuerzas del orden", declaró en rueda de prensa poco después de llegar a la capital polaca.

"No hay una justificación posible para este tipo de ataques o cualquier tipo de violencia contra las fuerzas del orden", agregó, visiblemente conmovido.

Después de esos instantes de emoción, la cumbre se reorientó hacia el objetivo principal de su agenda: la amenaza rusa en el flanco oriental de la Alianza Atlántica.

La conferencia debe oficializar la creación de una fuerza de intervención formada por cuatro batallones de mil hombres, que rotarán cada tres meses en los cuatro países que se consideran como los más amenazados de la región: Polonia, Letonia, Lituania y Estonia. También debe aprobar oficialmente un aumento de efectivos de la “fuerza de reacción” (NRF), que pasará su potencial a 40 milhombres.

En caso necesario, la NRF será reforzada por una “fuerza de muy alta reactividad” de cinco mil hombres que podrá ser desplegada inmediatamente en el teatro de la confrontación.

Justificando el temor de los cuatro países ubicados en primera línea junto a Rusia, la ministra alemana de Defensa, Úrsula von der Leyen, apeló a tomar las medidas apropiadas para contener lo que definió como “una Rusia completamente impredecible y agresiva”. Polonia y los países bálticos necesitan protección, argumentó, porque sienten que -como demostró la intervención indirecta en Ucrania y la anexión de Crimea en 2014-, Rusia “no respeta las fronteras”.

La cumbre más importante desde el final de la guerra fría debe evaluar la eventual ampliación del escudo de defensa anti-misiles armado por Estados Unidos a partir de 2010 con rampas de detección y lanzamiento instaladas en España, Turquía y Rumania.

Moscú desmintió todo proyecto agresivo. “Rusia no busca un enemigo, pero está viendo que […) soldados y aviones de la OTAN se mueven junto a la frontera”, indicó por Dimitry Peskov, portavoz del Kremlin.

Peskov no formuló ninguna alusión a los ejercicios militares realizados recientemente junto a las fronteras de Polonia y de los países bálticos. Esas maniobras parecen simular una intervención la invasión de algunos territorios que formaron parte de la URSS.

La OTAN también denunció las “provocaciones” y la “actitud agresiva” materializada por la aviación rusa en el Mar Báltico, en las fronteras marítimas de Francia y Gran Bretaña, así como en aguas internacionales con vuelos rasantes sobre barcos de Estados Unidos y de países europeos.

A pesar del consenso que existe en Varsovia para denunciar la política del Kremlin, el presidente francés François Hollande afirmó a su llegada a Varsovia que Rusia no era un “adversario” ni una “amenaza”.

“La OTAN no tiene de ninguna manera la vocación de influir sobre las relaciones que Europa debe mantener con Rusia. Para Francia, Rusia no es un adversario ni una amenaza”, precisó.

Hollande apeló a los otros miembros de la OTAN a participar en la lucha anti-terrorista. Desde los atentados de 2015, mantiene tres mil 500 efectivos en África y otro tanto en Oriente Medio. También aumentó su esfuerzo de defensa y seguirá haciéndolo en 2017, se comprometió. “Pero es necesario que otros países hagan un esfuerzo equivalente”, insistió. Obama acortará su estancia en Europa

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, acortará su estancia en Europa para estar a principios de semana en Dallas, donde cinco policías fueron asesinados por un tirador aislado, anunció un comunicado de la Casa Blanca.

El presidente estadunidense viajará tal como estaba previsto hoy a Madrid, donde pasará la noche y el domingo se reunirá con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, pero sin detenerse en Sevilla, indicó la Casa Blanca.

El presidente regresará a Washington la noche del domingo, “un día antes de lo previsto” y acudirá a Dallas “a principios de semana”, invitado por el alcalde de la ciudad texana, Mike Rawlings, precisó el portavoz del Ejecutivo, Josh Earnest.


Varsovia, una ciudad en pie de guerra por la otan


PARÍS, Francia. (OEM-Informex)- El cónclave de la OTAN se realiza en el Estadio nacional de la capital polaca, protegida por un impresionante dispositivo de seguridad de seis mil policías, apoyados por militares, gendarmes y efectivos de otras fuerzas de seguridad.

Toda la zona en torno del estadio se encuentra aislada desde hace días por un cordón de barreras metálicas. Varias calles de esta ciudad de 1.7 millones de habitantes fueron bloqueadas para alejar cualquier foco de incidentes.

El espacio aéreo, vigilado en permanencia por un sofisticado sistema de radares, fue cerrado en un área de 100 km en torno de la capital. Las baterías anti-aéreas desplegadas en torno de Varsovia, así como las flotillas de caza dispuestas a despegar a la menor alerta, tienen orden de abatir a cualquier aeronave sospechosa.