/ lunes 10 de octubre de 2016

Samsung suspende la producción del Galaxy Note 7

La empresa surcoreana Samsung Electronics suspendió la producción del teléfono Galaxy Note 7, afirmó el lunes la agencia de noticias Yonhap.

El Galaxy Note 7 tuvo un lanzamiento calamitoso debido a los riesgos de explosión de la batería, lo que obligó a la empresa a llamar a revisión a miles de aparatos.

Samsung, primer fabricante mundial de smartphones, se negó a reaccionar a la información de Yonhap, que cita como fuente al responsable de un provedor del gigante surcoreano.

También puedes leer: 

La decisión de suspender temporariamente la producción fue adoptada en coordinación con las autoridades de protección del consumidor de Corea del Sur, Estados Unidos y China, indicó la fuente que requirió el anonimato a la agencia Yonhap.

El 2 de septiembre, unas semanas después del lanzamiento anticipado del Galaxy Note 7, la compañía suspendió las ventas de esta "phablet" (híbrido de teléfono y tableta) y llamó a revisión 2,5 millones de unidades vendidas en diez países después de que se descubriera que en algunos casos las baterías podían explotar.

Te puede interesar: 

Los problemas del Note 7 empezaron con varios casos de explosiones muy mediatizados en las redes sociales aunque la compañía siempre ha dicho que se trata de casos excepcionales.

Más información:

La empresa surcoreana Samsung Electronics suspendió la producción del teléfono Galaxy Note 7, afirmó el lunes la agencia de noticias Yonhap.

El Galaxy Note 7 tuvo un lanzamiento calamitoso debido a los riesgos de explosión de la batería, lo que obligó a la empresa a llamar a revisión a miles de aparatos.

Samsung, primer fabricante mundial de smartphones, se negó a reaccionar a la información de Yonhap, que cita como fuente al responsable de un provedor del gigante surcoreano.

También puedes leer: 

La decisión de suspender temporariamente la producción fue adoptada en coordinación con las autoridades de protección del consumidor de Corea del Sur, Estados Unidos y China, indicó la fuente que requirió el anonimato a la agencia Yonhap.

El 2 de septiembre, unas semanas después del lanzamiento anticipado del Galaxy Note 7, la compañía suspendió las ventas de esta "phablet" (híbrido de teléfono y tableta) y llamó a revisión 2,5 millones de unidades vendidas en diez países después de que se descubriera que en algunos casos las baterías podían explotar.

Te puede interesar: 

Los problemas del Note 7 empezaron con varios casos de explosiones muy mediatizados en las redes sociales aunque la compañía siempre ha dicho que se trata de casos excepcionales.

Más información: