/ viernes 22 de abril de 2016

Suspende Francia importación de cerezas tratadas con dimetoato

París, Francia.- Va a suspender Francia hasta fin de año las importaciones de cerezas tratadas con dimetoato, insecticida que prohibió en febrero, incluso si la fruta procede de países de la Unión Europea, indicó un decreto publicado hoy.

Francia recurrió a la cláusula de salvaguarda, que permite prohibir provisionalmente, en aras de la protección de la salud pública o el medio ambiente, prácticas inicialmente autorizadas a nivel europeo.

Según el ministerio francés de Agricultura, se trata de proteger a los consumidores de los riesgos sanitarios que conlleva ese producto, prohibido en Francia, pero también en España y en Italia.

[ad id="113700"]

El gobierno quiere proteger asimismo a los productores franceses, que corrían el riesgo de sufrir una distorsión de la competencia en caso de entrada en el territorio francés de fruta procedente de países que siguen utilizando el dimetoato.

Ese insecticida se utiliza para proteger la fruta de una mosca particularmente agresiva, la drosophila suzukii, llegada a Europa en 2010.

Pero una evaluación de las autoridades sanitarias francesas determinó que el producto presentaba "riesgos inaceptables" para los consumidores y los cultivadores, así como para las aves y para los animales mamíferos.

La última vez que Francia recurrió a esa cláusula fue en 2012, en esa ocasión contra el insecticida Cruiser, considerado peligroso para las abejas.

/cpg

París, Francia.- Va a suspender Francia hasta fin de año las importaciones de cerezas tratadas con dimetoato, insecticida que prohibió en febrero, incluso si la fruta procede de países de la Unión Europea, indicó un decreto publicado hoy.

Francia recurrió a la cláusula de salvaguarda, que permite prohibir provisionalmente, en aras de la protección de la salud pública o el medio ambiente, prácticas inicialmente autorizadas a nivel europeo.

Según el ministerio francés de Agricultura, se trata de proteger a los consumidores de los riesgos sanitarios que conlleva ese producto, prohibido en Francia, pero también en España y en Italia.

[ad id="113700"]

El gobierno quiere proteger asimismo a los productores franceses, que corrían el riesgo de sufrir una distorsión de la competencia en caso de entrada en el territorio francés de fruta procedente de países que siguen utilizando el dimetoato.

Ese insecticida se utiliza para proteger la fruta de una mosca particularmente agresiva, la drosophila suzukii, llegada a Europa en 2010.

Pero una evaluación de las autoridades sanitarias francesas determinó que el producto presentaba "riesgos inaceptables" para los consumidores y los cultivadores, así como para las aves y para los animales mamíferos.

La última vez que Francia recurrió a esa cláusula fue en 2012, en esa ocasión contra el insecticida Cruiser, considerado peligroso para las abejas.

/cpg