/ lunes 11 de enero de 2016

Suspendido juicio por genocidio contra exdictador guatemalteco Ríos Montt

Ciudad de Guatemala, Guatemala.- Un tribunal penal guatemalteco suspendió este lunes el inicio de un juicio especial por genocidio contra el exdictador Efraín Ríos Montt, de 89 años, debido a recursos legales sin resolver, informaron abogados involucrados en el caso. "El Tribunal de Mayor Riesgo B ha resuelto suspender el inicio del juicio del general Ríos Montt en virtud de que se encuentran pendientes tres acciones de amparo (...) las cuales son determinantes" para iniciarlo, explicó a la AFP Jaime Hernández, uno de los abogados del exdictador. En esa sala estaba previsto el inicio del nuevo proceso contra Ríos Montt, ausente por padecer demencia, por la muerte de 1.771 indígenas mayas-ixiles en el norteño departamento de Quiché durante su régimen (1982-83), considerado el período más sangriento de la guerra civil guatemalteca (1960-1996), que dejó unos 200.000 muertos o desaparecidos, según la ONU. Hernández explicó que las acciones legales pendientes de resolver son el pedido de la defensa para separar a la anterior jueza, Jeannette Váldez, y la petición de cese del juicio penal porque el tribunal determinó que Ríos Montt padece de demencia. En agosto pasado, el tribunal decidió celebrar el juicio a puerta cerrada, sin la presencia del acusado ni la prensa y solo con la participación de familiares de las víctimas, por la salud deteriorada del anciano militar. Además, los querellantes del caso solicitaron que se separe el proceso de Ríos Montt del que se sigue al general José Rodríguez, exjefe de inteligencia durante su régimen. Rodríguez compareció este lunes ante el tribunal en silla de ruedas. "Lo que tememos es que la defensa acuda a los medios recursivos que la ley permite y que este proceso, al iniciarse de esa forma (con recursos pendientes), quede anulado y eso sería una revictimización hacia nuestra víctimas", dijo a la AFP Héctor Reyes, abogado del querellante Centro de Acción Legal en Derechos Humanos. En tanto, el exjefe de inteligencia dijo a periodistas que lamenta la suspensión de la apertura del juicio, toda vez que es el "más interesado en que se inicie el juicio para volver a demostrar mi inocencia". El militar retirado fue absuelto en el primer juicio oral y público el 10 de mayo de 2013, donde se condenó a Ríos Montt a 80 años de prisión por genocidio. Sin embargo, 10 días después la Corte de Constitucionalidad, máxima instancia judicial de Guatemala, anuló el fallo por errores procesales y ordenó realizar nuevamente el juicio. Tercera suspensión Esta es la tercera vez en un año que se suspende el inició del juicio contra Ríos Montt, quien permanece postrado en la cama de su residencia con arresto domiciliario. Las dos anteriores fueron el 5 de enero de 2015 cuando la defensa recusó a la jueza Váldez y el 23 de julio cuando Ríos Montt fue declarado incapaz mentalmente. La suspensión de este lunes fue calificada por la organización Amnistía Internacional (AI) como una "cachetada contra las víctimas que todavía intentan sanar las heridas de décadas de brutal guerra civil". "Al permitir que Ríos Montt evada la justicia durante décadas, las autoridades de Guatemala han estado jugando un cruel juego con las decenas de miles de víctimas de tortura, asesinatos, desapariciones y desplazamientos forzosos", precisó AI. De ser condenado, el exdictador evitaría la cárcel y tendría que cumplir medidas de seguridad adecuadas a su deteriorada condición de salud, como reclusión en un hospital o su residencia. Según la acusación, Ríos Montt orquestó una política de exterminio contra el pueblo indígena, al que señalaba de colaborar con las guerrillas izquierdistas durante la guerra civil. ||AFP|| /RPE

Ciudad de Guatemala, Guatemala.- Un tribunal penal guatemalteco suspendió este lunes el inicio de un juicio especial por genocidio contra el exdictador Efraín Ríos Montt, de 89 años, debido a recursos legales sin resolver, informaron abogados involucrados en el caso. "El Tribunal de Mayor Riesgo B ha resuelto suspender el inicio del juicio del general Ríos Montt en virtud de que se encuentran pendientes tres acciones de amparo (...) las cuales son determinantes" para iniciarlo, explicó a la AFP Jaime Hernández, uno de los abogados del exdictador. En esa sala estaba previsto el inicio del nuevo proceso contra Ríos Montt, ausente por padecer demencia, por la muerte de 1.771 indígenas mayas-ixiles en el norteño departamento de Quiché durante su régimen (1982-83), considerado el período más sangriento de la guerra civil guatemalteca (1960-1996), que dejó unos 200.000 muertos o desaparecidos, según la ONU. Hernández explicó que las acciones legales pendientes de resolver son el pedido de la defensa para separar a la anterior jueza, Jeannette Váldez, y la petición de cese del juicio penal porque el tribunal determinó que Ríos Montt padece de demencia. En agosto pasado, el tribunal decidió celebrar el juicio a puerta cerrada, sin la presencia del acusado ni la prensa y solo con la participación de familiares de las víctimas, por la salud deteriorada del anciano militar. Además, los querellantes del caso solicitaron que se separe el proceso de Ríos Montt del que se sigue al general José Rodríguez, exjefe de inteligencia durante su régimen. Rodríguez compareció este lunes ante el tribunal en silla de ruedas. "Lo que tememos es que la defensa acuda a los medios recursivos que la ley permite y que este proceso, al iniciarse de esa forma (con recursos pendientes), quede anulado y eso sería una revictimización hacia nuestra víctimas", dijo a la AFP Héctor Reyes, abogado del querellante Centro de Acción Legal en Derechos Humanos. En tanto, el exjefe de inteligencia dijo a periodistas que lamenta la suspensión de la apertura del juicio, toda vez que es el "más interesado en que se inicie el juicio para volver a demostrar mi inocencia". El militar retirado fue absuelto en el primer juicio oral y público el 10 de mayo de 2013, donde se condenó a Ríos Montt a 80 años de prisión por genocidio. Sin embargo, 10 días después la Corte de Constitucionalidad, máxima instancia judicial de Guatemala, anuló el fallo por errores procesales y ordenó realizar nuevamente el juicio. Tercera suspensión Esta es la tercera vez en un año que se suspende el inició del juicio contra Ríos Montt, quien permanece postrado en la cama de su residencia con arresto domiciliario. Las dos anteriores fueron el 5 de enero de 2015 cuando la defensa recusó a la jueza Váldez y el 23 de julio cuando Ríos Montt fue declarado incapaz mentalmente. La suspensión de este lunes fue calificada por la organización Amnistía Internacional (AI) como una "cachetada contra las víctimas que todavía intentan sanar las heridas de décadas de brutal guerra civil". "Al permitir que Ríos Montt evada la justicia durante décadas, las autoridades de Guatemala han estado jugando un cruel juego con las decenas de miles de víctimas de tortura, asesinatos, desapariciones y desplazamientos forzosos", precisó AI. De ser condenado, el exdictador evitaría la cárcel y tendría que cumplir medidas de seguridad adecuadas a su deteriorada condición de salud, como reclusión en un hospital o su residencia. Según la acusación, Ríos Montt orquestó una política de exterminio contra el pueblo indígena, al que señalaba de colaborar con las guerrillas izquierdistas durante la guerra civil. ||AFP|| /RPE