/ miércoles 16 de marzo de 2016

Washington enfrenta caótica jornada por suspensión del metro

Washington.- Cientos de miles de residentes de la zona metropolitana de la capital estadounidense enfrentan hoy una caótica jornada para transportarse a sus centros de trabajo, ante la suspensión del sistema de transporte subterráneo.

Aunque el gobierno federal -el mayor empleador de la región- dio a sus trabajadores la opción de trabajar desde sus casas o dejar sus oficinas antes de la hora de salida, el impacto de la medida fue visible en esta capital y las zonas adyacentes de los estados de Maryland y Virginia.

La mayoría de las rutas carreteras de acceso a la capital presentaron congestionamientos durante la mañana debido al volumen adicional de vehículos para beneplácito de los estacionamientos privados, los cuales respetaron los precios pese al inusual aumento de la demanda.

Aunque el sistema de transporte público agregó autobuses adicionales para responder al aumento de usuarios, muchos de estos lamentaron el tiempo para llegar a sus empleos, que en algunos casos significó una hora y media adicional ante la necesidad de hacer varios trasbordos.

Dwayne Smith optó a último momento en volver a su casa ante las complicaciones y la larga espera que enfrentó para tomar esta vez uno de los tres autobuses para llegar a su trabajo, a diferencia del usual viaje que realiza en el metro.

“El trafico está además tan congestionado que no voy a llegar a tiempo a mi trabajo en El Pentágono”, dijo el hombre al canal local de la televisora Fox.

La empresa Bikeshare ofreció uso gratuito de bicicletas para personas que las utilicen en la capital por menos de tres horas, en tanto que Uber implementó un servicio de taxi compartido para movilizar a un mayor número de usuarios.

La suspensión del servicio de metro durante 29 horas fue ordenada de última hora el martes por el director del Metro, Paul Wiedefeld, sin previo aviso a las autoridades locales o federales.

La medida fue ordenada después del incendio ocurrido el lunes en el túnel de una de las estaciones a causa de un corto circuito en unos cables transmisores de electricidad, el segundo incidente de este tipo en menos de una semana.

Se espera que el servicio sea restablecido el jueves a las 05:00 de la mañana tiempo local (10:00 GMT) una vez que haya concluido la inspección en los túneles de las seis líneas que conforman el metro.

Con más de 712 mil usuarios transportados diariamente, el impacto de la primera suspensión del servicio por causas internas en la historia del sistema fue evidente en las estaciones de autobuses donde se concentraron la mayoría de las personas que tuvieron que acudir a sus empleos.

Pese a la medida, las autoridades de la ciudad de Washington optaron por mantener abiertas las escuelas así como las restricciones de estacionamiento, ante el descontento de muchos automovilistas que esperaban poder estacionarse en las calles sin el límite de tiempo que impera en la zona centro. ||Notimex||

/afa

Washington.- Cientos de miles de residentes de la zona metropolitana de la capital estadounidense enfrentan hoy una caótica jornada para transportarse a sus centros de trabajo, ante la suspensión del sistema de transporte subterráneo.

Aunque el gobierno federal -el mayor empleador de la región- dio a sus trabajadores la opción de trabajar desde sus casas o dejar sus oficinas antes de la hora de salida, el impacto de la medida fue visible en esta capital y las zonas adyacentes de los estados de Maryland y Virginia.

La mayoría de las rutas carreteras de acceso a la capital presentaron congestionamientos durante la mañana debido al volumen adicional de vehículos para beneplácito de los estacionamientos privados, los cuales respetaron los precios pese al inusual aumento de la demanda.

Aunque el sistema de transporte público agregó autobuses adicionales para responder al aumento de usuarios, muchos de estos lamentaron el tiempo para llegar a sus empleos, que en algunos casos significó una hora y media adicional ante la necesidad de hacer varios trasbordos.

Dwayne Smith optó a último momento en volver a su casa ante las complicaciones y la larga espera que enfrentó para tomar esta vez uno de los tres autobuses para llegar a su trabajo, a diferencia del usual viaje que realiza en el metro.

“El trafico está además tan congestionado que no voy a llegar a tiempo a mi trabajo en El Pentágono”, dijo el hombre al canal local de la televisora Fox.

La empresa Bikeshare ofreció uso gratuito de bicicletas para personas que las utilicen en la capital por menos de tres horas, en tanto que Uber implementó un servicio de taxi compartido para movilizar a un mayor número de usuarios.

La suspensión del servicio de metro durante 29 horas fue ordenada de última hora el martes por el director del Metro, Paul Wiedefeld, sin previo aviso a las autoridades locales o federales.

La medida fue ordenada después del incendio ocurrido el lunes en el túnel de una de las estaciones a causa de un corto circuito en unos cables transmisores de electricidad, el segundo incidente de este tipo en menos de una semana.

Se espera que el servicio sea restablecido el jueves a las 05:00 de la mañana tiempo local (10:00 GMT) una vez que haya concluido la inspección en los túneles de las seis líneas que conforman el metro.

Con más de 712 mil usuarios transportados diariamente, el impacto de la primera suspensión del servicio por causas internas en la historia del sistema fue evidente en las estaciones de autobuses donde se concentraron la mayoría de las personas que tuvieron que acudir a sus empleos.

Pese a la medida, las autoridades de la ciudad de Washington optaron por mantener abiertas las escuelas así como las restricciones de estacionamiento, ante el descontento de muchos automovilistas que esperaban poder estacionarse en las calles sin el límite de tiempo que impera en la zona centro. ||Notimex||

/afa