/ sábado 27 de octubre de 2018

Así opera Qanon, la red conspirativa de Trump

El grupo promueve confabulaciones de extrema derecha

WASHINGTON, EU. Un atípico grupo ha aparecido en los últimos mítines del presidente de EU, Donald Trump, portando carteles con una gran "Q", una letra que representa un movimiento que defiende teorías conspirativas de extrema derecha por internet, como una que relaciona a los demócratas con una red pedófila.

"Como investigadores de 'QAnon', somos un colectivo de patriotas que piensa de manera crítica y preguntamos y respondemos preguntas que nos ayudan a arrojar luz sobre la verdad; no importa dónde nos lleve...", apunta de forma anónima uno de los miles de adeptos de esta corriente en su cuenta de Twitter.

La primera acción conocida de "QAnon" fue en el popular foro anónimo 4chan, donde cualquier usuario puede publicar comentarios y fotografías sin revelar su identidad.

En ese contexto, un participante apodado "Q" aseguró ser un miembro del Gobierno estadounidense con gran acceso a temas de seguridad nacional y empezó a relatar historias que presuntamente están siendo investigadas por las autoridades.

Los creyentes de "QAnon" se han presentado en los últimos meses en mítines de Trump a lo largo de la geografía estadounidense, desde Tampa (Florida) hasta Wilkes-Barre (Pensilvania), pasando por Houston (Texas).

Precisamente, varias decenas de seguidores de "QAnon" asistieron ayer al pabellón del equipo de baloncesto Houston Rockets, que acogió el mitin más reciente de Trump, que sirvió para que el presidente demostrara su apoyo al senador republicano Ted Cruz de cara a los comicios legislativos de noviembre.

En vez de llevar pancartas con la letra "Q", en esta ocasión optaron por vestir camisetas con ese emblema para demostrar su presencia en ese evento, que reunió a cerca de 20 mil republicanos.

La relación entre este movimiento y Trump ha llegado hasta tal punto que el pasado mes de agosto el mandatario recibió en la Casa Blanca a uno de los principales promotores de "QAnon", Lionel Lebron, que posó junto al presidente en el Despacho Oval.

Más allá de ese encuentro, la Casa Blanca ha intentado desmarcarse de los contubernios de los portadores de "Q".

Lebron y sus colegas promueven confabulaciones de extrema derecha, como la que relaciona a los demócratas con una red pedófila, u otra utilizada por el propio Trump, sobre la existencia de "un estado criminal profundo", que opera a espaldas del Gobierno.

Este tipo de teorías han sido compartidas por rostros famosos de la ultraderecha estadounidense, incluida la actriz Roseanne Barr y el fundador del portal InfoWars, Alex Jones, cuya cuenta fue suspendida de la red social Twitter por incitar a la violencia.

De acuerdo a expertos que han estudiado a este movimiento, la mayoría de los seguidores de "QAnon" son "evangélicos fieles a Trump que creen narrativas antiliberales (en el sentido estadounidense) y que pueden ser más crédulos que otra gente".

Sin embargo, la capacidad de internet y las redes sociales, sumadas al respaldo de algunas personalidades en EU, ha aumentado la influencia de esta doctrina, que empezó hace un año con un escaso impacto.

Entre otras teorías, el usuario "Q", que inició este movimiento, explicó que la investigación del fiscal Robert Mueller, que indaga la hipotética relación entre Trump y el Kremlin durante las elecciones presidenciales de 2016, está realmente centrada en una red de corrupción y abuso infantil dirigida por estrellas de Hollywood -mayoritariamente liberales- y políticos demócratas.

Otra especulación, que ha aparecido en las redes en las últimas horas, apunta a que el multimillonario George Soros, conocido donante demócrata, y el Comité Nacional Demócrata (DNC, por su siglas en inglés), están planeando un tiroteo contra uno de sus propios candidatos, sin víctimas.

El agresor "será presentado como un fanático de Trump que forme parte del movimiento 'Q'. Esto es para que podamos ser atacados antes de las elecciones (legislativas)", reza el mensaje publicado de manera anónima en 4chan.

En su texto, el difusor de la paranoia recomienda a sus compañeros que "corran la voz para desarmar la amenaza" y evitar así una de las cientos de suposiciones que han divulgado los seguidores de "Q" desde su aterrizaje en la actualidad estadounidense.

WASHINGTON, EU. Un atípico grupo ha aparecido en los últimos mítines del presidente de EU, Donald Trump, portando carteles con una gran "Q", una letra que representa un movimiento que defiende teorías conspirativas de extrema derecha por internet, como una que relaciona a los demócratas con una red pedófila.

"Como investigadores de 'QAnon', somos un colectivo de patriotas que piensa de manera crítica y preguntamos y respondemos preguntas que nos ayudan a arrojar luz sobre la verdad; no importa dónde nos lleve...", apunta de forma anónima uno de los miles de adeptos de esta corriente en su cuenta de Twitter.

La primera acción conocida de "QAnon" fue en el popular foro anónimo 4chan, donde cualquier usuario puede publicar comentarios y fotografías sin revelar su identidad.

En ese contexto, un participante apodado "Q" aseguró ser un miembro del Gobierno estadounidense con gran acceso a temas de seguridad nacional y empezó a relatar historias que presuntamente están siendo investigadas por las autoridades.

Los creyentes de "QAnon" se han presentado en los últimos meses en mítines de Trump a lo largo de la geografía estadounidense, desde Tampa (Florida) hasta Wilkes-Barre (Pensilvania), pasando por Houston (Texas).

Precisamente, varias decenas de seguidores de "QAnon" asistieron ayer al pabellón del equipo de baloncesto Houston Rockets, que acogió el mitin más reciente de Trump, que sirvió para que el presidente demostrara su apoyo al senador republicano Ted Cruz de cara a los comicios legislativos de noviembre.

En vez de llevar pancartas con la letra "Q", en esta ocasión optaron por vestir camisetas con ese emblema para demostrar su presencia en ese evento, que reunió a cerca de 20 mil republicanos.

La relación entre este movimiento y Trump ha llegado hasta tal punto que el pasado mes de agosto el mandatario recibió en la Casa Blanca a uno de los principales promotores de "QAnon", Lionel Lebron, que posó junto al presidente en el Despacho Oval.

Más allá de ese encuentro, la Casa Blanca ha intentado desmarcarse de los contubernios de los portadores de "Q".

Lebron y sus colegas promueven confabulaciones de extrema derecha, como la que relaciona a los demócratas con una red pedófila, u otra utilizada por el propio Trump, sobre la existencia de "un estado criminal profundo", que opera a espaldas del Gobierno.

Este tipo de teorías han sido compartidas por rostros famosos de la ultraderecha estadounidense, incluida la actriz Roseanne Barr y el fundador del portal InfoWars, Alex Jones, cuya cuenta fue suspendida de la red social Twitter por incitar a la violencia.

De acuerdo a expertos que han estudiado a este movimiento, la mayoría de los seguidores de "QAnon" son "evangélicos fieles a Trump que creen narrativas antiliberales (en el sentido estadounidense) y que pueden ser más crédulos que otra gente".

Sin embargo, la capacidad de internet y las redes sociales, sumadas al respaldo de algunas personalidades en EU, ha aumentado la influencia de esta doctrina, que empezó hace un año con un escaso impacto.

Entre otras teorías, el usuario "Q", que inició este movimiento, explicó que la investigación del fiscal Robert Mueller, que indaga la hipotética relación entre Trump y el Kremlin durante las elecciones presidenciales de 2016, está realmente centrada en una red de corrupción y abuso infantil dirigida por estrellas de Hollywood -mayoritariamente liberales- y políticos demócratas.

Otra especulación, que ha aparecido en las redes en las últimas horas, apunta a que el multimillonario George Soros, conocido donante demócrata, y el Comité Nacional Demócrata (DNC, por su siglas en inglés), están planeando un tiroteo contra uno de sus propios candidatos, sin víctimas.

El agresor "será presentado como un fanático de Trump que forme parte del movimiento 'Q'. Esto es para que podamos ser atacados antes de las elecciones (legislativas)", reza el mensaje publicado de manera anónima en 4chan.

En su texto, el difusor de la paranoia recomienda a sus compañeros que "corran la voz para desarmar la amenaza" y evitar así una de las cientos de suposiciones que han divulgado los seguidores de "Q" desde su aterrizaje en la actualidad estadounidense.

Finanzas

AMLO anuncia reducción de gastos para superar crisis por Covid-19

El mandatario dijo que la próxima semana anunciará un programa de inversión para el sector energético por el equivalente a 339 millones de pesos

Finanzas

AMLO no dio medidas, leyó una divulgación ideológica: Coparmex

Gustavo de Hoyos reprochó que el Presidente no dio medidas relevantes en su plan para afrontar la crisis económica que ha dejado el Covid-19

Política

Partidos políticos deben dar 2 mil mdp de su presupuesto: Morena

Esto con el fin de hacerle frente a los requerimientos financieros del gobierno de Andrés Manuel López Obrador

México

Equipo de protección contra el Covid-19 llegará a México este lunes

El cargamento que llegará de China constará de guantes, caretas, googles y batas, anunció Hugo López-Gatell

Cultura

El poeta y escritor mexicano, Homero Aridjis, cumple 80 años

Las obras más reconocidas del activista ambiental son Los perros del fin del mundo y Los invisibles del Fondo de Cultura Económica

Doble Vía

Coronavirus “ataca” en Zoológico del Bronx y tigresa “Nadia” da positivo

Se cree que contrajo el virus de un cuidador que no presentaba síntomas

México

Así se conforma el plan económico de AMLO ante crisis por Covid-19

El Presidente de México anunció esta tarde la creación de dos millones de empleos y el recorte de salarios de altos funcionarios

México

Todavía no viene la fase más intensa, dice Gatell y anuncia dos mil 143 contagios

López Gatell dijo que dos de cada diez personas muestran algunos de los síntomas más comunes como tos, temperatura elevada y dificultad para respirar tienen Covid-19

Futbol

Se suicida médico del Stade de Reims tras enfermarse de Covid-19

El club está destrozado, dijo el presidente del equipo francés