/ lunes 28 de octubre de 2019

Bolivia amanece en protesta por victoria de Evo Morales

La nación andina vive manifestaciones desde el 20 de octubre por irregularidades del Tribunal Electoral

La capital de Bolivia, La Paz, amaneció el lunes con sus calles bloqueadas y comercios cerrados en un paro convocado por la oposición en protesta por los resultados electorales que dieron hace una semana una nueva reelección al presidente Evo Morales.

La nación andina vive manifestaciones desde que el 20 de octubre el Tribunal Supremo Electoral (TSE) suspendió abruptamente la publicación de un recuento de votos que mostró que Morales debería medirse a su principal rival, el expresidente Carlos Mesa, en una segunda vuelta el 15 de diciembre.

Al reanudarse el conteo de votos un día después se produjo un cambio de tendencia en favor del mandatario y el recuento final, divulgado el 25 de octubre, mostró que Morales, de Movimiento Al Socialismo (MAS), obtuvo el 47,08% frente al 36,51% de Mesa, de la agrupación Comunidad Ciudadana.

"Morales se equivocó", dijo Mesa en una manifestación en el sur de la ciudad el domingo por la tarde. "No sé dio cuenta que la sociedad boliviana está fermentando esta voluntad democrática desde el 21 de febrero del 2016", agregó Mesa refiriéndose a la fecha en que un referéndum rechazó reformar la Constitución para permitirle a Morales buscar otro quinquenio de gobierno.

Un fallo judicial a fines de 2017, sin embargo, le dio luz verde a Morales para ser candidato.

Bolivia "entera esta levantada hasta que Morales reconozca el fraude y vayamos a un proceso electoral", dijo Mesa, que convocó al paro del lunes.

Calles vacías

Las calles de la ciudad, de 1 millón de habitantes estaban semi vacías, los comercios cerrados, mientras que las oficinas de la Alcaldía de La Paz, en manos de la oposición, no abrieron, así como tampoco los colegios, con pocos buses y taxis circulando.

En el sur, donde habitan mayoritariamente ciudadanos de clase media, se veían bloqueos viales con autos, palos y cuerdas. Un escenario similar ocurría en las barriadas más humildes del norte de la ciudad, según testigos Reuters.

Otras ciudades del país como Santa Cruz, centro agrícola e industrial de Bolivia, están en paro desde el miércoles pasado.

"Estamos exigiendo que nuestro voto se respete", dijo Marta Colque, de 32 años, que cuida niños en una guardería. El presidente Morales "quiere salirse con su capricho (...) quedarse eternamente" en el cargo, agregó Colque parada en un bloqueo vial en el centro de La Paz.

Morales ha dicho que si una auditoría de la votación de la Organización de Estados Americanos (OEA) encuentra irregularidades, convocará a una segunda vuelta, pero también ha advertido que sus seguidores de zonas rurales podrían cercar las ciudades en caso de que continúen las protestas.

Morales, de 60 años y quien ganó su primera elección en 2006, tiene previsto un acto llamado "encuentro por el triunfo de la democracia" y que se realizará el lunes por la tarde en El Alto, una ciudad satélite al norte de La Paz.

"Impresiona la velocidad con la que están ocurriendo las cosas. Desde el viernes hasta el día de hoy son escenarios diferentes", dijo el analista Marcelo Arequipa, profesor de ciencias políticas en la Universidad Católica San Pablo, en La Paz.

La capital de Bolivia, La Paz, amaneció el lunes con sus calles bloqueadas y comercios cerrados en un paro convocado por la oposición en protesta por los resultados electorales que dieron hace una semana una nueva reelección al presidente Evo Morales.

La nación andina vive manifestaciones desde que el 20 de octubre el Tribunal Supremo Electoral (TSE) suspendió abruptamente la publicación de un recuento de votos que mostró que Morales debería medirse a su principal rival, el expresidente Carlos Mesa, en una segunda vuelta el 15 de diciembre.

Al reanudarse el conteo de votos un día después se produjo un cambio de tendencia en favor del mandatario y el recuento final, divulgado el 25 de octubre, mostró que Morales, de Movimiento Al Socialismo (MAS), obtuvo el 47,08% frente al 36,51% de Mesa, de la agrupación Comunidad Ciudadana.

"Morales se equivocó", dijo Mesa en una manifestación en el sur de la ciudad el domingo por la tarde. "No sé dio cuenta que la sociedad boliviana está fermentando esta voluntad democrática desde el 21 de febrero del 2016", agregó Mesa refiriéndose a la fecha en que un referéndum rechazó reformar la Constitución para permitirle a Morales buscar otro quinquenio de gobierno.

Un fallo judicial a fines de 2017, sin embargo, le dio luz verde a Morales para ser candidato.

Bolivia "entera esta levantada hasta que Morales reconozca el fraude y vayamos a un proceso electoral", dijo Mesa, que convocó al paro del lunes.

Calles vacías

Las calles de la ciudad, de 1 millón de habitantes estaban semi vacías, los comercios cerrados, mientras que las oficinas de la Alcaldía de La Paz, en manos de la oposición, no abrieron, así como tampoco los colegios, con pocos buses y taxis circulando.

En el sur, donde habitan mayoritariamente ciudadanos de clase media, se veían bloqueos viales con autos, palos y cuerdas. Un escenario similar ocurría en las barriadas más humildes del norte de la ciudad, según testigos Reuters.

Otras ciudades del país como Santa Cruz, centro agrícola e industrial de Bolivia, están en paro desde el miércoles pasado.

"Estamos exigiendo que nuestro voto se respete", dijo Marta Colque, de 32 años, que cuida niños en una guardería. El presidente Morales "quiere salirse con su capricho (...) quedarse eternamente" en el cargo, agregó Colque parada en un bloqueo vial en el centro de La Paz.

Morales ha dicho que si una auditoría de la votación de la Organización de Estados Americanos (OEA) encuentra irregularidades, convocará a una segunda vuelta, pero también ha advertido que sus seguidores de zonas rurales podrían cercar las ciudades en caso de que continúen las protestas.

Morales, de 60 años y quien ganó su primera elección en 2006, tiene previsto un acto llamado "encuentro por el triunfo de la democracia" y que se realizará el lunes por la tarde en El Alto, una ciudad satélite al norte de La Paz.

"Impresiona la velocidad con la que están ocurriendo las cosas. Desde el viernes hasta el día de hoy son escenarios diferentes", dijo el analista Marcelo Arequipa, profesor de ciencias políticas en la Universidad Católica San Pablo, en La Paz.

Sociedad

Dejan a alcaldes a merced del crimen

Luego de 14 años, no existen protocolos, a nivel federal, para garantizar la seguridad de los funcionarios

Política

Gobierno presenta segundo paquete de inversiones con IP

El secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, detalló que se trata de 29 proyectos con un total de 228 mil millones de pesos

CDMX

Más de 30 mil personas se quedan sin luz por incendio en Xoco

Vecinos señalan que no es la primera vez que esa subestación eléctrica se quema. El primer siniestro fue hace 10 años

Mundo

Rusia comenzó a vacunar con la Sputnik V desde la semana pasada

Rusia distribuyó la primera entrega conocida de su vacuna Sputnik V para uso civil en un hospital al sur de Moscú

Sociedad

México está "en mala situación frente al Covid-19: OMS

"Queremos pedirle a México que se lo tome muy en serio", subrayó Tedros Adhanom Ghebreyesus

Futbol

Futbolista Paula Dapena se niega a homenajear a Maradona

"No estoy dispuesta a guardar un minuto silencio por un maltratador", dijo la deportista

Mundo

Biden anuncia equipo económico y elige a Yellen para secretaria del Tesoro

De ser confirmada por el Senado, Janet Yellen será la primera mujer en ponerse al frente del Departamento del Tesoro en sus 231 años de historia

Finanzas

Farméutica Moderna se dispara en Wall Street por efectividad de vacuna contra Covid-19

Tras la apertura del mercado, los títulos de Moderna ganaban un 16.15 por ciento en el Nasdaq de Nueva York, hasta situarse en 147.55 dólares

Política

Manejo de pandemia ha sido criminal: Ricardo Anaya

El excandidato presidencial señaló a Hugo López-Gatell que solo le importa quedar bien con su jefe y “su lambisconería” llegó al extremo de decir que “la fuerza del presidente es moral