/ viernes 6 de enero de 2023

Bombardeos continúan en Ucrania pese a cese al fuego decretado por Rusia

A pesar del cese al fuego con motivo de la Navidad ortodoxa rusa, los bombardeos continuaron este viernes en Bajmut, epicentro de los combates

Los bombardeos continuaron este viernes a ambos lados del frente en Bajmut, epicentro de los combates en el este de Ucrania, y en otras localidades del país, a pesar del cese al fuego unilateral decretado por Rusia con motivo de la Navidad ortodoxa.

Periodistas de la AFP oyeron disparos con artillería desde las dos partes del frente en Bajmut, una ciudad con calles en gran parte destruidas y desiertas, después del inicio teórico del alto al fuego, aunque su intensidad era menor que en los días anteriores.

Te puede interesar: Rusia eleva a 89 el número de soldados fallecidos en bombardeo ucraniano en Makiivka

Pavlo Diatchenko, policía de Bajmut, dijo que la tregua era una "provocación" rusa. Los civiles "están siendo bombardeados día y noche y casi todos los días hay muertos", aseveró.

El ejército ruso aseguró, sin embargo, respetar su tregua y acusó a las tropas ucranianas de "seguir bombardeando las ciudades y las posiciones rusas".

El jefe adjunto de la administración presidencial ucraniana, Kirilo Timoshenko, informó de dos bombardeos rusos en Kramatorsk, también en el este, que alcanzó una vivienda, pero no que dejó víctimas. Reportó también un bombardeo ruso en Jersón (sur).

Las autoridades separatistas prorrusas del este de Ucrania informaron, por su parte, de varios bombardeos de su bastión de Donetsk antes de que entrara en vigor el alto al fuego decretado por el presidente ruso, Vladímir Putin.

Siguiendo el llamado del patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa, Kirill, y del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, Putin había ordenado un "alto al fuego en toda la línea de contacto entre los bandos en Ucrania" desde las 09H00 GMT del 6 de enero hasta las 21H00 GMT del 7 de enero".

Primera gran tregua en Ucrania

Esta debía ser la primera gran tregua en Ucrania desde que comenzó la invasión rusa el 24 de febrero.

Anteriormente, hubo breves pausas en los combates, pero únicamente a nivel local, como durante la evacuación de civiles de la fábrica Azovstal de Mariúpol (sureste) en abril.

Escéptico ante el anuncio, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, estimó que era una "excusa para frenar el avance" de las tropas de Kiev en el Donbás, en el este, y llevar "equipamientos, municiones y acercar a hombres a nuestras posiciones".

Putin había pedido a las tropas ucranianas que respetaran la tregua para permitir a los ortodoxos, fe mayoritaria tanto en Ucrania como en Rusia, "asistir a los oficios en Nochebuena, así como el día de la Natividad de Cristo".

"Rusia debe abandonar los territorios ocupados, solo entonces habrá una 'tregua temporal'. Guárdense su hipocresía", tuiteó el jueves un asesor de la presidencia ucraniana, Mijaílo Podoliak.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, estimó que Putin está "buscando oxígeno". "Estaba listo para bombardear hospitales, guarderías e iglesias" el 25 de diciembre y el día de Año Nuevo, dijo Biden durante un discurso en la Casa Blanca.

Este alto al fuego "no contribuirá en nada para avanzar en las perspectivas de paz", reaccionó el ministro británico de Asuntos Exteriores, James Cleverly.

Esta tregua no aportará "ni libertad ni seguridad" a Ucrania, coincidieron diplomáticos alemanes.

Nuevas realidades territoriales para Rusia

Durante su conversación telefónica con Erdogan, Putin dijo que Rusia está dispuesta a entablar un "diálogo serio" con Ucrania, a condición de que esta cumpla las exigencias rusas y acepte las "nuevas realidades territoriales" derivadas de la invasión del país en febrero.

Moscú reivindicó en septiembre la anexión de cuatro regiones ocupadas al menos parcialmente por su ejército en Ucrania, a pesar de los múltiples reveses militares rusos sobre el terreno, tal y como lo hizo con la península ucraniana de Crimea en marzo de 2014.

Zelenski insiste en la retirada total de las fuerzas rusas de su país, incluida Crimea, antes de entablar cualquier diálogo con Moscú. De lo contrario, promete recuperar los territorios ocupados por la fuerza.

Putin acusó a Occidente de "suministrar armas y material militar al régimen de Kiev y facilitarle información".

Estados Unidos y Alemania prometen el jueves a Kiev proporcionarle vehículos de combate de infantería Bradley y Marder. Francia anunció que suministrará tanques ligeros AMX-10 RC.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Berlín también se comprometió a enviar una batería de defensa antiaérea Patriot, siguiendo los pasos de Washington.

Los bombardeos continuaron este viernes a ambos lados del frente en Bajmut, epicentro de los combates en el este de Ucrania, y en otras localidades del país, a pesar del cese al fuego unilateral decretado por Rusia con motivo de la Navidad ortodoxa.

Periodistas de la AFP oyeron disparos con artillería desde las dos partes del frente en Bajmut, una ciudad con calles en gran parte destruidas y desiertas, después del inicio teórico del alto al fuego, aunque su intensidad era menor que en los días anteriores.

Te puede interesar: Rusia eleva a 89 el número de soldados fallecidos en bombardeo ucraniano en Makiivka

Pavlo Diatchenko, policía de Bajmut, dijo que la tregua era una "provocación" rusa. Los civiles "están siendo bombardeados día y noche y casi todos los días hay muertos", aseveró.

El ejército ruso aseguró, sin embargo, respetar su tregua y acusó a las tropas ucranianas de "seguir bombardeando las ciudades y las posiciones rusas".

El jefe adjunto de la administración presidencial ucraniana, Kirilo Timoshenko, informó de dos bombardeos rusos en Kramatorsk, también en el este, que alcanzó una vivienda, pero no que dejó víctimas. Reportó también un bombardeo ruso en Jersón (sur).

Las autoridades separatistas prorrusas del este de Ucrania informaron, por su parte, de varios bombardeos de su bastión de Donetsk antes de que entrara en vigor el alto al fuego decretado por el presidente ruso, Vladímir Putin.

Siguiendo el llamado del patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa, Kirill, y del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, Putin había ordenado un "alto al fuego en toda la línea de contacto entre los bandos en Ucrania" desde las 09H00 GMT del 6 de enero hasta las 21H00 GMT del 7 de enero".

Primera gran tregua en Ucrania

Esta debía ser la primera gran tregua en Ucrania desde que comenzó la invasión rusa el 24 de febrero.

Anteriormente, hubo breves pausas en los combates, pero únicamente a nivel local, como durante la evacuación de civiles de la fábrica Azovstal de Mariúpol (sureste) en abril.

Escéptico ante el anuncio, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, estimó que era una "excusa para frenar el avance" de las tropas de Kiev en el Donbás, en el este, y llevar "equipamientos, municiones y acercar a hombres a nuestras posiciones".

Putin había pedido a las tropas ucranianas que respetaran la tregua para permitir a los ortodoxos, fe mayoritaria tanto en Ucrania como en Rusia, "asistir a los oficios en Nochebuena, así como el día de la Natividad de Cristo".

"Rusia debe abandonar los territorios ocupados, solo entonces habrá una 'tregua temporal'. Guárdense su hipocresía", tuiteó el jueves un asesor de la presidencia ucraniana, Mijaílo Podoliak.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, estimó que Putin está "buscando oxígeno". "Estaba listo para bombardear hospitales, guarderías e iglesias" el 25 de diciembre y el día de Año Nuevo, dijo Biden durante un discurso en la Casa Blanca.

Este alto al fuego "no contribuirá en nada para avanzar en las perspectivas de paz", reaccionó el ministro británico de Asuntos Exteriores, James Cleverly.

Esta tregua no aportará "ni libertad ni seguridad" a Ucrania, coincidieron diplomáticos alemanes.

Nuevas realidades territoriales para Rusia

Durante su conversación telefónica con Erdogan, Putin dijo que Rusia está dispuesta a entablar un "diálogo serio" con Ucrania, a condición de que esta cumpla las exigencias rusas y acepte las "nuevas realidades territoriales" derivadas de la invasión del país en febrero.

Moscú reivindicó en septiembre la anexión de cuatro regiones ocupadas al menos parcialmente por su ejército en Ucrania, a pesar de los múltiples reveses militares rusos sobre el terreno, tal y como lo hizo con la península ucraniana de Crimea en marzo de 2014.

Zelenski insiste en la retirada total de las fuerzas rusas de su país, incluida Crimea, antes de entablar cualquier diálogo con Moscú. De lo contrario, promete recuperar los territorios ocupados por la fuerza.

Putin acusó a Occidente de "suministrar armas y material militar al régimen de Kiev y facilitarle información".

Estados Unidos y Alemania prometen el jueves a Kiev proporcionarle vehículos de combate de infantería Bradley y Marder. Francia anunció que suministrará tanques ligeros AMX-10 RC.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Berlín también se comprometió a enviar una batería de defensa antiaérea Patriot, siguiendo los pasos de Washington.

Finanzas

Reportan fallas en transferencias y pagos en bancos

Banorte, Scotiabank, Citibanamex, HSBC, BBVA y Santander han presentado intermitencias en sus servicios

Finanzas

A dos semanas de las elecciones, peso pierde 8.8% frente al dólar

Con ello, el peso mexicano hiló dos semanas en terreno negativo, pues el 7 de junio también concluyó con una baja semanal de 8.21 por ciento

Sociedad

Lydia Cacho reacciona a muerte de Jean Succar Kuri: "el fin de la pesadilla"

La periodista celebró que tras 21 años de lucha, hoy se sienta un alivio para las víctimas y para ella

Sociedad

Rescatan a 8 migrantes en Tierra Blanca, Veracruz, tras enfrentamiento armado

De acuerdo con testigos, corporaciones armadas encontraron una casa de seguridad en la calle Agrarista del municipio de Tierra Blanca

CDMX

Continúa búsqueda de posibles fugas de hidrocarburos en la GAM

Habitantes de la alcaldía manifiestan su preocupación por posibles afectaciones a su salud

Política

Discusión de Pensiones del Bienestar en manos de la ministra Ortíz Ahlf

El proyecto fue turnado a la ministra Loretta Ortíz Alhf, quien será la encargada de decidir si se discute o no la impugnación presentada por la oposición política