/ sábado 31 de agosto de 2019

Británicos se manifiestan en contra del "golpe de Estado" de Boris Johnson

El movimiento Momentum, el ala más izquierdista del opositor Partido Laborista, llamó a "ocupar los puentes y bloquear las carreteras"

Varios miles de personas participaron el sábado en decenas de manifestaciones para denunciar el "golpe de Estado" del primer ministro Boris Johnson, tras su decisión de suspender el Parlamento en la recta final antes del Brexit.

De Manchester en el noroeste de Inglaterra a Edimburgo en Escocia, pasando por Belfast en Irlanda del Norte, la organización antibrexit "Another Europe is Possible" (otra Europa es posible) convocó más de una treintena de concentraciones bajo el eslógan "Paren el golpe de Estado".

La mayor comenzó a mediodía en Londres, frente a la residencia del primer ministro en Downing Street, donde una multitud coreaba "¡Boris Johnson, vergüenza!", ondeando banderas europeas.

En las pancartas se podían leer lemas como "Los demócratas no amordazan a la democracia" o "¡Despierta, Reino Unido! O bienvenido a la Alemania de 1933".

"Boris Johnson no debería decidir sobre lo que le sucede al Brexit. Ha privado al Parlamento del poder de decisión, lo que no es democrático", declaró a la AFP Bernard Hurley, un anti-Brexit de 71 años.

La concentración se vio brevemente perturbada cuando una decena de hombres con la cabeza rapada adornada con la bandera nacional británica irrumpió entre la multitud, escoltados por la policía, al grito de "¿Qué queremos? ¡El Brexit! ¿Cuándo lo queremos? ¡Ahora!".

Foto: AFP

Una decisión "justa"

El movimiento Momentum, el ala más izquierdista del opositor Partido Laborista, llamó a "ocupar los puentes y bloquear las carreteras".

Los organizadores dijeron que esperaban "cientos de miles" de participantes. La policía británica no divulgó cifras.

La decisión del conservador Johnson de suspender el parlamento entre la segunda semana de septiembre y el 14 de octubre, dos semanas antes del Brexit, suscitó una ola de indignación en el país.

En el Reino Unido, el primer ministro tiene derecho a hacerlo, y lo suele hacer durante la temporada de congresos anuales de los partidos políticos en septiembre.

Pero la mala elección del momento -con el Brexit previsto el 31 de octubre- y la larga duración de cinco semanas llevaron a los adversarios de Johnson a denunciar una maniobra para impedirles bloquear una salida brutal de la UE.

El primer ministro amenaza con un Brexit duro si no logra un acuerdo con Bruselas sobre las condiciones de salida. Pero justificó su decisión de suspender el parlamento afirmando querer elaborar y presentar su programa legislativo, tras su llegada al poder a finales de julio.

Para el ministro de Finanzas, Sajid Javid, preguntado el sábado en la BBC, es una decisión "justa" que permite al ejecutivo concentrarse "en las prioridades de la gente". El miércoles presentará sus prioridades presupuestarias.

Foto: AFP

Semana política intensa

Estas manifestaciones presagian una semana política intensa en Londres, donde el parlamento vuelve al trabajo el martes. Se lanzaron tres acciones judiciales contra la suspensión y los diputados intentarán legislar para evitar un Brexit sin acuerdo.

También se contempla la posibilidad de una moción de censura contra el gobierno, que solo tiene un voto de mayoría contando con el apoyo de los 10 diputados del ultraconservador partido norirlandés DUP.

Johnson, que el viernes advirtió a sus adversarios del "daño" que haría a la legitimidad política impedir el Brexit en octubre, había anunciado también la víspera una aceleración de los contactos entre negociadores británicos y europeos en septiembre.

El objetivo, encontrar una solución al tema más espinoso: la salvaguarda irlandesa, prevista en el Tratado de Retirada firmado por Theresa May con la UE, para evitar un retorno de la frontera en la isla de Irlanda.

Foto: AFP

El martes, está prevista en Londres una nueva manifestación, mientras la más alta instancia judicial civil de Escocia examinará una demanda presentada por diputados proeuropeos contra la suspensión, tras haberse negado a hacerlo en procedimiento urgente el viernes.

El ex primer ministro conservador John Major se unió a otra querella, iniciada por la empresaria y activista antibrexit Gina Miller, cuya audiencia está prevista el 5 de septiembre en Londres.

Varios miles de personas participaron el sábado en decenas de manifestaciones para denunciar el "golpe de Estado" del primer ministro Boris Johnson, tras su decisión de suspender el Parlamento en la recta final antes del Brexit.

De Manchester en el noroeste de Inglaterra a Edimburgo en Escocia, pasando por Belfast en Irlanda del Norte, la organización antibrexit "Another Europe is Possible" (otra Europa es posible) convocó más de una treintena de concentraciones bajo el eslógan "Paren el golpe de Estado".

La mayor comenzó a mediodía en Londres, frente a la residencia del primer ministro en Downing Street, donde una multitud coreaba "¡Boris Johnson, vergüenza!", ondeando banderas europeas.

En las pancartas se podían leer lemas como "Los demócratas no amordazan a la democracia" o "¡Despierta, Reino Unido! O bienvenido a la Alemania de 1933".

"Boris Johnson no debería decidir sobre lo que le sucede al Brexit. Ha privado al Parlamento del poder de decisión, lo que no es democrático", declaró a la AFP Bernard Hurley, un anti-Brexit de 71 años.

La concentración se vio brevemente perturbada cuando una decena de hombres con la cabeza rapada adornada con la bandera nacional británica irrumpió entre la multitud, escoltados por la policía, al grito de "¿Qué queremos? ¡El Brexit! ¿Cuándo lo queremos? ¡Ahora!".

Foto: AFP

Una decisión "justa"

El movimiento Momentum, el ala más izquierdista del opositor Partido Laborista, llamó a "ocupar los puentes y bloquear las carreteras".

Los organizadores dijeron que esperaban "cientos de miles" de participantes. La policía británica no divulgó cifras.

La decisión del conservador Johnson de suspender el parlamento entre la segunda semana de septiembre y el 14 de octubre, dos semanas antes del Brexit, suscitó una ola de indignación en el país.

En el Reino Unido, el primer ministro tiene derecho a hacerlo, y lo suele hacer durante la temporada de congresos anuales de los partidos políticos en septiembre.

Pero la mala elección del momento -con el Brexit previsto el 31 de octubre- y la larga duración de cinco semanas llevaron a los adversarios de Johnson a denunciar una maniobra para impedirles bloquear una salida brutal de la UE.

El primer ministro amenaza con un Brexit duro si no logra un acuerdo con Bruselas sobre las condiciones de salida. Pero justificó su decisión de suspender el parlamento afirmando querer elaborar y presentar su programa legislativo, tras su llegada al poder a finales de julio.

Para el ministro de Finanzas, Sajid Javid, preguntado el sábado en la BBC, es una decisión "justa" que permite al ejecutivo concentrarse "en las prioridades de la gente". El miércoles presentará sus prioridades presupuestarias.

Foto: AFP

Semana política intensa

Estas manifestaciones presagian una semana política intensa en Londres, donde el parlamento vuelve al trabajo el martes. Se lanzaron tres acciones judiciales contra la suspensión y los diputados intentarán legislar para evitar un Brexit sin acuerdo.

También se contempla la posibilidad de una moción de censura contra el gobierno, que solo tiene un voto de mayoría contando con el apoyo de los 10 diputados del ultraconservador partido norirlandés DUP.

Johnson, que el viernes advirtió a sus adversarios del "daño" que haría a la legitimidad política impedir el Brexit en octubre, había anunciado también la víspera una aceleración de los contactos entre negociadores británicos y europeos en septiembre.

El objetivo, encontrar una solución al tema más espinoso: la salvaguarda irlandesa, prevista en el Tratado de Retirada firmado por Theresa May con la UE, para evitar un retorno de la frontera en la isla de Irlanda.

Foto: AFP

El martes, está prevista en Londres una nueva manifestación, mientras la más alta instancia judicial civil de Escocia examinará una demanda presentada por diputados proeuropeos contra la suspensión, tras haberse negado a hacerlo en procedimiento urgente el viernes.

El ex primer ministro conservador John Major se unió a otra querella, iniciada por la empresaria y activista antibrexit Gina Miller, cuya audiencia está prevista el 5 de septiembre en Londres.

Mundo

Ya son 571 los casos de infectados por nuevo coronavirus en China

Hasta la fecha, los servicios sanitarios chinos han realizado seguimiento de 5.897 personas que han estado en contacto cercano con pacientes contagiados

Sociedad

Hacienda confirma medicamento para niños con cáncer tras presiones

La dependencia confirmó que en próximos días recibirán más de 120 mil piezas de 14 medicamentos oncológicos

México

UIF congela 137 mdp a abuelo del niño agresor de Torreón

También le confiscaron 10 vehículos de lujo de reciente modelo

Moda

¡Viva la Doña! París celebra a la diva María Félix

El diseñador Franck Sorbier tomó inspiración de la herencia yaqui y española de "la Doña"

Justicia

México, estancado en corrupción

Si bien México avanzó en el ranking global ocho sitios, al pasar del lugar 138 al 130 en tan sólo un año de 180 países evaluados, sigue empantanado en el top ten de los países más corruptos en América Latina

Policía

Caen empleados de hotel de la Tabacalera por secuestro

El gerente y la recepcionista son acusados de la privación ilegal de la libertad de una mujer y sus dos hijas

CDMX

Entra en vigor la Ley Olimpia en la ciudad

Esta ley castiga a quien difunda o produzca videos, fotografías o imágenes íntimas y con contenido sexual de otra persona, sin su consentimiento

CDMX

Prepa 9 suspende a maestros señalados de acoso

La medida aplicará de la misma manera en la que otro campus, la Preparatoria 7, propuso la atención a las alumnas

Doble Vía

El coronavirus canino existe y esto es lo que debes de saber

Los cachorros son los que tienen una mayor probabilidad de adquirirlo debido a que su sistema inmune y su aparato digestivo no ha madurad