/ jueves 16 de mayo de 2019

Chelsea Manning es enviada de nuevo prisión en EU por desacato

Manning ya pasó siete años en una prisión militar por transmitir documentos militares y diplomáticos a Wikileaks en 2010

La exanalista militar estadounidense Chelsea Manning fue enviada nuevamente a prisión este jueves por desacato, después de que se negara a testificar ante un jurado por temores a que la interrogaran sobre el fundador de Wikileaks Julian Assange.

Manning ya pasó siete años en una prisión militar por transmitir documentos militares y diplomáticos a Wikileaks en 2010 y el 8 de marzo había sido enviada a la cárcel dos meses por "desacato al tribunal". Fue liberada el 10 de mayo.

Pero ahora Andy Stepanian, un portavoz del equipo legal de Manning, informó que había vuelto a ser encarcelada por orden del juez Anthony Trenga.

"Esté detenida o no, no participaré", dijo Manning a los periodistas antes de entrar en el juzgado.

El magistrado ordenó una multa de 500 dólares diarios si no testifica en 30 días, con la amenaza de una pena de 1.000 dólares diarios si no lo hace en un plazo de 60 días.

"El gobierno no puede construir una prisión lo suficientemente mala, no puede crear un sistema peor a la idea de cambiar mis principios", dijo Manning, según The Washington Post.

La analista dijo además que prefiere "morirse de hambre" antes de cambiar su opinión sobre este tema.

"No les gustó el resultado"

Manning, de 31 años, ha acusado al gobierno de buscar reactivar el caso por el que fue juzgada por una corte marcial, afirmando que los fiscales estaban descontentos con el perdón presidencial que recibió del exmandatario Barack Obama.

"Aquí el objetivo es volver a litigar el juicio de la corte marcial", dijo Manningantes de entrar al tribunal. "No les gustó el resultado, yo salí libre", afirmó.

La exsoldado fue convocada a principios de año para testificar ante un jurado especial, que opera bajo confidencialidad, sobre su trabajo con Assage y con Wikileaks hace nueve años.

La exanalista de seguridad argumentó que el gobierno está abusando de este tipo de procedimiento jurídico y afirmó que ya respondió a todas las preguntas hace años.

En marzo había sido encarcelada indefinidamente, pero fue liberada hace una semana porque el mandato del jurado que debía escucharla hace dos meses llegaba a su fin.

Manning dijo que ella no puede discutir los detalles específicos del caso pero afirmó que se trataban de una investigación sobre Assange y las acciones de Wikileaks en 2010.

El Departamento de Justicia estadounidense ha pedido al Reino Unido que extradite a Assange para que sea juzgado en Estados Unidos por los cargos de "conspiración" por asistir a Manning para acceder a un ordenador con datos confidenciales del gobierno.

Assange, que está recluido en una prisión británica y que también enfrenta un proceso de extradición de Suecia, afirma que como periodista tiene el derecho a difundir información confidencial filtrada.

Para Manning, una activista transgénero, el nuevo caso ante este nuevo jurado no tiene importancia ya que el Departamento de Justicia ya resolvió sus cargos contra Assange.

"El caso no tiene sentido", afirmó la activista, para quien esto es un nuevo intento de llevarla a prisión.

La exanalista militar estadounidense Chelsea Manning fue enviada nuevamente a prisión este jueves por desacato, después de que se negara a testificar ante un jurado por temores a que la interrogaran sobre el fundador de Wikileaks Julian Assange.

Manning ya pasó siete años en una prisión militar por transmitir documentos militares y diplomáticos a Wikileaks en 2010 y el 8 de marzo había sido enviada a la cárcel dos meses por "desacato al tribunal". Fue liberada el 10 de mayo.

Pero ahora Andy Stepanian, un portavoz del equipo legal de Manning, informó que había vuelto a ser encarcelada por orden del juez Anthony Trenga.

"Esté detenida o no, no participaré", dijo Manning a los periodistas antes de entrar en el juzgado.

El magistrado ordenó una multa de 500 dólares diarios si no testifica en 30 días, con la amenaza de una pena de 1.000 dólares diarios si no lo hace en un plazo de 60 días.

"El gobierno no puede construir una prisión lo suficientemente mala, no puede crear un sistema peor a la idea de cambiar mis principios", dijo Manning, según The Washington Post.

La analista dijo además que prefiere "morirse de hambre" antes de cambiar su opinión sobre este tema.

"No les gustó el resultado"

Manning, de 31 años, ha acusado al gobierno de buscar reactivar el caso por el que fue juzgada por una corte marcial, afirmando que los fiscales estaban descontentos con el perdón presidencial que recibió del exmandatario Barack Obama.

"Aquí el objetivo es volver a litigar el juicio de la corte marcial", dijo Manningantes de entrar al tribunal. "No les gustó el resultado, yo salí libre", afirmó.

La exsoldado fue convocada a principios de año para testificar ante un jurado especial, que opera bajo confidencialidad, sobre su trabajo con Assage y con Wikileaks hace nueve años.

La exanalista de seguridad argumentó que el gobierno está abusando de este tipo de procedimiento jurídico y afirmó que ya respondió a todas las preguntas hace años.

En marzo había sido encarcelada indefinidamente, pero fue liberada hace una semana porque el mandato del jurado que debía escucharla hace dos meses llegaba a su fin.

Manning dijo que ella no puede discutir los detalles específicos del caso pero afirmó que se trataban de una investigación sobre Assange y las acciones de Wikileaks en 2010.

El Departamento de Justicia estadounidense ha pedido al Reino Unido que extradite a Assange para que sea juzgado en Estados Unidos por los cargos de "conspiración" por asistir a Manning para acceder a un ordenador con datos confidenciales del gobierno.

Assange, que está recluido en una prisión británica y que también enfrenta un proceso de extradición de Suecia, afirma que como periodista tiene el derecho a difundir información confidencial filtrada.

Para Manning, una activista transgénero, el nuevo caso ante este nuevo jurado no tiene importancia ya que el Departamento de Justicia ya resolvió sus cargos contra Assange.

"El caso no tiene sentido", afirmó la activista, para quien esto es un nuevo intento de llevarla a prisión.

Sociedad

Cuerpo de bebé encontrado en penal de Puebla viajó 140 kilómetros desde la CDMX

La FGE dijo que ya se identificó a la persona que depositó el cuerpo del menor en el contenedor de basura de la cárcel de San Miguel y que determinará las responsabilidades penales

Sociedad

Tapachula es una buena ciudad para vivir, asegura migrante haitiano

Alexander Derizard salió de su país en 2018, estuvo en Chile y ya trabaja como traductor en la Comar

CDMX

Ausentismo en la CDMX llega hasta el 15%

La Coparmex local calcula que en las próximas semanas el ausentismo laboral podría llegar a 30 por ciento

Sociedad

Cuerpo de bebé encontrado en penal de Puebla viajó 140 kilómetros desde la CDMX

La FGE dijo que ya se identificó a la persona que depositó el cuerpo del menor en el contenedor de basura de la cárcel de San Miguel y que determinará las responsabilidades penales

Cultura

Taller Bñackstone resguarda los últimos trazos de Vicente Rojo

El litógrafo Francisco Lara habla de su colaboración en el último trabajo del artista

Gossip

Eva Longoria retrata en La Guerra Civil la histórica pelea entre Julio César Chávez y Oscar de la Hoya

Eva Longoria presenta La guerra civil, sobre el impacto cultural que tuvo Gloria máxima, la pelea que confrontó a mexicanos y estadounidenses

Mundo

EU envía armamento a Ucrania ante movilización rusa en su frontera

Países occidentales preparan ejercicios de guerra marítimos en el Mar Negro, cerca de costa rusa

Sociedad

Seis de cada 10 menores reportados en la Alerta Amber son localizados

En 10 años, se ha activado mil 379 veces la alerta para localizar a menores y adolescentes en el país

Gossip

Nueva temporada de New Amsterdam rinde homenaje a los médicos

La producción de Star+ presenta en su tercera temporada una serie de historias que narran los traumas que personal de salud ha tenido que enfrentar por la pandemia