/ martes 28 de septiembre de 2021

¿Cómo descolonizar la educación?

Construir relaciones de confianza entre los pueblos indígenas y los no indígenas es una tarea que comienza en la escuela

Murray Sinclair, quien fue presidente de la Comisión de Verdad y Reconciliación de Escuelas Residenciales Indígenas de Canadá, ha dejado en claro la importancia de "forjar y mantener relaciones respetuosas" en el proceso de verdad y reconciliación.

El departamento de estudios urbanos de la Universidad de Winnipeg tiene el objetivo de crear un espacio seguro y de apoyo para los estudiantes indígenas y otros estudiantes en desventaja estructural que de otra manera no asistirían a la universidad.

Esto, además de construir relaciones de confianza entre pueblos indígenas y no indígenas, lo que consideran fundamental para alcanzar lo que consideran “un enfoque descolonizador”.

Y es que, aunque el aprendizaje remoto fue necesario durante la pandemia, también interrumpió la capacidad de involucrar a los estudiantes en el tipo de diálogo significativo, a menudo incómodo, que es fundamental para pasar de la verdad a la reconciliación y la acción.

Esta institución, ubicada en el North End de Winnipeg, un vecindario mayoritariamente indígena que durante mucho tiempo ha luchado y resistido los efectos devastadores de las políticas coloniales, se encuentra en una esquina donde hay también un antiguo hotel vacío, el Merchants Hotel, reconvertido en un edificio de aprendizaje multigeneracional en respuesta a los deseos de la comunidad indígena local.

Así, han encontrado que dar la bienvenida a los estudiantes que desean aprender sobre los problemas del centro de la ciudad en un espacio con personas que experimentan pobreza, racismo y opresión es una parte importante de la reconciliación, en una ciudad que es infamemente conocida por su racismo anti-indígena y división geográfica entre el norte y el sur.

El barrio de North End ha sido el corazón del activismo indígena en la ciudad, como se puede ver en las historias de un libro de próxima aparición en el que colabora la activista indígena Kathy Mallett, quien comparte:

“Muchos pueblos indígenas han trabajado incansablemente, con pasión y compromiso, para resistir el racismo y la colonización sistémicos. Hemos avanzado, apoyándonos en los hombros de nuestros antepasados. El campus de North End en Merchants Corner es uno de los muchos desarrollos orgánicos en el centro de la ciudad de Winnipeg, defendido por la comunidad indígena durante muchas décadas”.

Las investigaciones muestran que los estudiantes con desventajas estructurales prosperan en entornos de aprendizaje físico donde se sienten seguros para cuestionar abiertamente y desafiar activamente los sistemas y estructuras opresivas.

Para los estudiantes indígenas, los entornos de aprendizaje universitario con clases de gran tamaño y donde el racismo, la discriminación y la insensibilidad cultural siguen siendo una realidad, normalmente no funcionan bien.

Para ellos, el significado de ser un "aliado" comienza a convertirse en más que un concepto aprendido de un libro de texto.

Ellos han descrito el aprendizaje en el campus North End como una transformación de la forma en que entienden las divisiones sociales, económicas y raciales en su ciudad.

En sus respuestas a una encuesta, los estudiantes describieron barreras que incluyen el acceso inadecuado a la tecnología, la falta de cuidado infantil y espacios de vida abarrotados sin ningún lugar tranquilo para participar en cursos en línea sincrónicos. Pero la mayor preocupación notada por los estudiantes es perder la interacción con maestros y compañeros.

Los hallazgos preliminares dicen que el aprendizaje a distancia no es un espacio ideal para la reconciliación. No permite que los residentes ingresen a un espacio físico donde puedan concentrarse en sus estudios; no promueve el tipo de construcción de relaciones que sabemos que es importante para la reconciliación; no alienta a los estudiantes no indígenas a alejarse de sus zonas de comodidad física y estar presentes en los espacios indígenas, escuchando activamente, aprendiendo y escuchando las verdades duras de sus compañeros.

Tener conversaciones difíciles a través de plataformas en línea puede ser particularmente problemático para los estudiantes que se desencadenan de esas conversaciones y quieren hablar con sus compañeros, instructores y otras personas en las que han llegado a confiar.

A medida que regresamos al aprendizaje en clase, se ha hablado mucho sobre los beneficios del aprendizaje remoto. La reconciliación es un trabajo duro.

Las instituciones postsecundarias tienen la responsabilidad de crear espacios descolonizadores seguros para este trabajo. Estos son espacios donde se pueden compartir verdades dolorosas, se pueden desarrollar y nutrir relaciones y puede surgir un proceso de reconciliación genuina.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Murray Sinclair, quien fue presidente de la Comisión de Verdad y Reconciliación de Escuelas Residenciales Indígenas de Canadá, ha dejado en claro la importancia de "forjar y mantener relaciones respetuosas" en el proceso de verdad y reconciliación.

El departamento de estudios urbanos de la Universidad de Winnipeg tiene el objetivo de crear un espacio seguro y de apoyo para los estudiantes indígenas y otros estudiantes en desventaja estructural que de otra manera no asistirían a la universidad.

Esto, además de construir relaciones de confianza entre pueblos indígenas y no indígenas, lo que consideran fundamental para alcanzar lo que consideran “un enfoque descolonizador”.

Y es que, aunque el aprendizaje remoto fue necesario durante la pandemia, también interrumpió la capacidad de involucrar a los estudiantes en el tipo de diálogo significativo, a menudo incómodo, que es fundamental para pasar de la verdad a la reconciliación y la acción.

Esta institución, ubicada en el North End de Winnipeg, un vecindario mayoritariamente indígena que durante mucho tiempo ha luchado y resistido los efectos devastadores de las políticas coloniales, se encuentra en una esquina donde hay también un antiguo hotel vacío, el Merchants Hotel, reconvertido en un edificio de aprendizaje multigeneracional en respuesta a los deseos de la comunidad indígena local.

Así, han encontrado que dar la bienvenida a los estudiantes que desean aprender sobre los problemas del centro de la ciudad en un espacio con personas que experimentan pobreza, racismo y opresión es una parte importante de la reconciliación, en una ciudad que es infamemente conocida por su racismo anti-indígena y división geográfica entre el norte y el sur.

El barrio de North End ha sido el corazón del activismo indígena en la ciudad, como se puede ver en las historias de un libro de próxima aparición en el que colabora la activista indígena Kathy Mallett, quien comparte:

“Muchos pueblos indígenas han trabajado incansablemente, con pasión y compromiso, para resistir el racismo y la colonización sistémicos. Hemos avanzado, apoyándonos en los hombros de nuestros antepasados. El campus de North End en Merchants Corner es uno de los muchos desarrollos orgánicos en el centro de la ciudad de Winnipeg, defendido por la comunidad indígena durante muchas décadas”.

Las investigaciones muestran que los estudiantes con desventajas estructurales prosperan en entornos de aprendizaje físico donde se sienten seguros para cuestionar abiertamente y desafiar activamente los sistemas y estructuras opresivas.

Para los estudiantes indígenas, los entornos de aprendizaje universitario con clases de gran tamaño y donde el racismo, la discriminación y la insensibilidad cultural siguen siendo una realidad, normalmente no funcionan bien.

Para ellos, el significado de ser un "aliado" comienza a convertirse en más que un concepto aprendido de un libro de texto.

Ellos han descrito el aprendizaje en el campus North End como una transformación de la forma en que entienden las divisiones sociales, económicas y raciales en su ciudad.

En sus respuestas a una encuesta, los estudiantes describieron barreras que incluyen el acceso inadecuado a la tecnología, la falta de cuidado infantil y espacios de vida abarrotados sin ningún lugar tranquilo para participar en cursos en línea sincrónicos. Pero la mayor preocupación notada por los estudiantes es perder la interacción con maestros y compañeros.

Los hallazgos preliminares dicen que el aprendizaje a distancia no es un espacio ideal para la reconciliación. No permite que los residentes ingresen a un espacio físico donde puedan concentrarse en sus estudios; no promueve el tipo de construcción de relaciones que sabemos que es importante para la reconciliación; no alienta a los estudiantes no indígenas a alejarse de sus zonas de comodidad física y estar presentes en los espacios indígenas, escuchando activamente, aprendiendo y escuchando las verdades duras de sus compañeros.

Tener conversaciones difíciles a través de plataformas en línea puede ser particularmente problemático para los estudiantes que se desencadenan de esas conversaciones y quieren hablar con sus compañeros, instructores y otras personas en las que han llegado a confiar.

A medida que regresamos al aprendizaje en clase, se ha hablado mucho sobre los beneficios del aprendizaje remoto. La reconciliación es un trabajo duro.

Las instituciones postsecundarias tienen la responsabilidad de crear espacios descolonizadores seguros para este trabajo. Estos son espacios donde se pueden compartir verdades dolorosas, se pueden desarrollar y nutrir relaciones y puede surgir un proceso de reconciliación genuina.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Política

Feministas van por registro de partido

Lorena Villavicencio explica que se integrará sólo por mujeres de izquierda y con una posición laica

Finanzas

Empresarios crean alianza El Gran Bajío

Buscarán consolidar a la región como la más competitiva de América Latina y con alcance global

Política

Va por México quiere regresar dinero a municipios

Luis Espinoza Cházaro, líder de los diputados del PRD, dijo que su partido no aprobará la Reforma Eléctrica

Mundo

China vuelve a confinamiento tras varios rebrotes de Covid-19

China identificó 39 nuevos casos de Covid-19 este lunes y más de cien durante la semana pasada.

Política

Presidencia tiene 12 inmuebles con valor de 35 mil mdp

Ya no aparecen Los Pinos, pero el inventario incluye seis sitios adicionales a los que había en tiempos de Peña Nieto

Sociedad

Bajo Observación | México llega a la nueva normalidad

Según datos de Google, durante la última semana la movilidad de personas en lugares no residenciales regresó a los niveles prepandemia

Finanzas

#Data | El acero se ha encarecido 60 por ciento en un año

Durante el último año, el precio del acero corrugado, utilizado en la construcción principalmente, se ha encarecido 60 por ciento en la bolsa de futuros de Londres

Política

Feministas van por registro de partido

Lorena Villavicencio explica que se integrará sólo por mujeres de izquierda y con una posición laica

Cultura

Renace Vivaldi en la Alhóndiga de Granaditas

El violinista español Alejandro Axel y la Orquesta de Cámara Higinio Ruvalcaba, hicieron renacer la obra Cuatro estaciones de Vivaldi