/ viernes 9 de abril de 2021

Crean falsa página web de belleza para ayudar a mujeres agredidas

Una joven creó un sitio web que anuncia productos de belleza, pero su fin es ayudar a mujeres víctimas de violencia

Preocupada por el aumento de la violencia doméstica durante el confinamiento por la pandemia, Krysia Paszko, una polaca de 18 años, creó un sitio web que parece una tienda de productos de belleza, pero que, en realidad, ofrece ayuda discretamente a las víctimas.

"La inspiración de esta idea viene de Francia, donde, cuando vas a la farmacia y pides la mascarilla número 19, puedes indicar que eres víctima de un abuso", declaró, en una entrevista con la AFP, este estudiante de liceo de Varsovia.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

La joven estima que Polonia necesita también una especie de código durante la pandemia, cuando familias permanecen encerradas 24 horas bajo el mismo techo, con importantes riesgos de estrés y de violencia.

Durante el primer confinamiento, el Centro para los Derechos de las Mujeres, una oenegé polaca, registró un aumento del 50% de las llamadas a su número de emergencia que ofrece apoyo en caso de violencia doméstica.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) también actúa un aumento de este tipo de agresiones en Europa.

Krysia Paszko creó su tienda Rumianki i Bratki (Camomilas y Pensamientos) en Facebook en abril de 2020.

Con fotos de jabones de lavanda y mascarillas de salvia, la falsa tienda parece real.

Pero en lugar de vendedores, al otro lado de la pantalla hay un equipo de psicólogos voluntarios del Centro para los Derechos de las Mujeres.

"Si alguien realiza un pedido y da su dirección, eso es una señal para nosotros de que necesita que la policía actúe de inmediato", explica la joven.

Quienes únicamente quieren hablar, pedirán más información sobre un producto y los psicólogos les harán más preguntas en clave: "¿Cómo reacciona la piel de la persona al alcohol?" o "¿Necesita realmente cosméticos para niños?".

- "Vigilada constantemente" -

El equipo ha ayudado hasta ahora a unas 350 personas, proponiéndoles sobre todo asesoría jurídica gratuita y planes de acción.

Paszko señala que "cuantas más restricciones hay, cuanto más difícil es irse de casa e incluso ir a ver a un amigo", más gente les escribe.

Cortesía | Rumianki i bratki

"Y, a menudo, los agresores se vuelven más activos cuando el período es difícil, cuando hay más contagios, más restricciones, más miedo a la pandemia", afirmó.

La mayoría de las personas que los contactan son mujeres de menos de 30 años. El abuso puede ser físico o psicológico, por parte de una pareja o de un progenitor.

Entre el 10% y el 20% de los casos dieron lugar a una llamada a la policía.

"Recuerdo una joven que estaba tan vigilada constantemente por su pareja que solo podía escribirnos cuando bañaba a su hijo", explica Paszko.

La mujer ya había intentado dejar la relación, pero su pareja, alcoólico y agresor, se negaba a marcharse.

Gracias a la intervención de su equipo, la policía llegó y "le devolver las llaves, informándole de las consecuencias si volvía", indicó Paszko. "Por suerte, fue el fin de la violencia".

- Convención de Estambul -

Por sus esfuerzos, Paszko obtuvo el premio a la solidaridad civil de la Unión Europea (UE), una recompensa de 10.000 euros (casi 11.900 dólares) para iniciativas vinculadas al covid.

La joven lamenta que Polonia "ignore un poco y deje de lado" el problema de la violencia doméstica. "Se necesita un apoyo adicional del gobierno".

El partido nacionalista conservador Ley y Justicia, en el poder, quiere retirar a Polonia de la Convención de Estambul, un tratado internacional para proteger a las mujeres de la violencia machista.

En 2020, el ministro de Justicia anunció que lanzaría el proceso de retirada del tratado, al considerar que contiene disposiciones que socavan los valores conservadores sobre la familia.

A pesar de las protestas en Polonia y en el extranjero, el proceso continúa.

El proyecto, que debate el parlamento a iniciativa de la organización ultraconservadora Ordo Iuris, propone una nueva convención que prohíbe el aborto y el matrimonio homosexual.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Preocupada por el aumento de la violencia doméstica durante el confinamiento por la pandemia, Krysia Paszko, una polaca de 18 años, creó un sitio web que parece una tienda de productos de belleza, pero que, en realidad, ofrece ayuda discretamente a las víctimas.

"La inspiración de esta idea viene de Francia, donde, cuando vas a la farmacia y pides la mascarilla número 19, puedes indicar que eres víctima de un abuso", declaró, en una entrevista con la AFP, este estudiante de liceo de Varsovia.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

La joven estima que Polonia necesita también una especie de código durante la pandemia, cuando familias permanecen encerradas 24 horas bajo el mismo techo, con importantes riesgos de estrés y de violencia.

Durante el primer confinamiento, el Centro para los Derechos de las Mujeres, una oenegé polaca, registró un aumento del 50% de las llamadas a su número de emergencia que ofrece apoyo en caso de violencia doméstica.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) también actúa un aumento de este tipo de agresiones en Europa.

Krysia Paszko creó su tienda Rumianki i Bratki (Camomilas y Pensamientos) en Facebook en abril de 2020.

Con fotos de jabones de lavanda y mascarillas de salvia, la falsa tienda parece real.

Pero en lugar de vendedores, al otro lado de la pantalla hay un equipo de psicólogos voluntarios del Centro para los Derechos de las Mujeres.

"Si alguien realiza un pedido y da su dirección, eso es una señal para nosotros de que necesita que la policía actúe de inmediato", explica la joven.

Quienes únicamente quieren hablar, pedirán más información sobre un producto y los psicólogos les harán más preguntas en clave: "¿Cómo reacciona la piel de la persona al alcohol?" o "¿Necesita realmente cosméticos para niños?".

- "Vigilada constantemente" -

El equipo ha ayudado hasta ahora a unas 350 personas, proponiéndoles sobre todo asesoría jurídica gratuita y planes de acción.

Paszko señala que "cuantas más restricciones hay, cuanto más difícil es irse de casa e incluso ir a ver a un amigo", más gente les escribe.

Cortesía | Rumianki i bratki

"Y, a menudo, los agresores se vuelven más activos cuando el período es difícil, cuando hay más contagios, más restricciones, más miedo a la pandemia", afirmó.

La mayoría de las personas que los contactan son mujeres de menos de 30 años. El abuso puede ser físico o psicológico, por parte de una pareja o de un progenitor.

Entre el 10% y el 20% de los casos dieron lugar a una llamada a la policía.

"Recuerdo una joven que estaba tan vigilada constantemente por su pareja que solo podía escribirnos cuando bañaba a su hijo", explica Paszko.

La mujer ya había intentado dejar la relación, pero su pareja, alcoólico y agresor, se negaba a marcharse.

Gracias a la intervención de su equipo, la policía llegó y "le devolver las llaves, informándole de las consecuencias si volvía", indicó Paszko. "Por suerte, fue el fin de la violencia".

- Convención de Estambul -

Por sus esfuerzos, Paszko obtuvo el premio a la solidaridad civil de la Unión Europea (UE), una recompensa de 10.000 euros (casi 11.900 dólares) para iniciativas vinculadas al covid.

La joven lamenta que Polonia "ignore un poco y deje de lado" el problema de la violencia doméstica. "Se necesita un apoyo adicional del gobierno".

El partido nacionalista conservador Ley y Justicia, en el poder, quiere retirar a Polonia de la Convención de Estambul, un tratado internacional para proteger a las mujeres de la violencia machista.

En 2020, el ministro de Justicia anunció que lanzaría el proceso de retirada del tratado, al considerar que contiene disposiciones que socavan los valores conservadores sobre la familia.

A pesar de las protestas en Polonia y en el extranjero, el proceso continúa.

El proyecto, que debate el parlamento a iniciativa de la organización ultraconservadora Ordo Iuris, propone una nueva convención que prohíbe el aborto y el matrimonio homosexual.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Justicia

Extraditan a "El Cadete", operador financiero del Cartel de Sinaloa

El ahora extraditado fue detenido en mayo de 2016 por elementos de la Secretaría de la Marina en San Miguel de Allende, Guanajuato

Política

Morena prepara en el Senado ley para la revocación de mandato

Ricardo Monreal señaló que la iniciativa plantea al INE como el responsable de llevar a cabo el computo del ejercicio, entre otras tareas

Sociedad

Controlan incendio de contenedor en refinería de Dos Bocas

De acuerdo con información a la que Reuters tuvo acceso, no se presentaron heridos; sin embargo, Pemex no ha emitido un comunicado oficial

Sociedad

Maru Campos da positivo a Covid-19 tras reunión con Marko Cortés

La gobernadora electa ya había salido negativa en una prueba; sin embargo, se realizó una nueva por la presencia de síntomas

Sociedad

Sicarios acribillan a policía municipal en Isla de La Roqueta

Sujetos armados dispararon en varias ocasiones contra un policía municipal que pasaba su día de descanso en compañía de su familia

Política

Reporta INE incidentes menores en consulta popular

Los incidentes han sido menores, 476 que comparados con los 6 mil 604 del pasado 6 de junio, son el 8% indicó Edmundo Jacobo Molina

CDMX

Cierran Patriotismo durante manifestación por la muerte de una ciclista

Varios colectivos ciclistas se dieron cita para recordar a Carolina Espinsa, quien falleció luego de ser arrollada mientras viajaba en su bicicleta

Futbol

Afición de Toluca y Tigres arman pleito en la reapertura del Nemesio Diez

Cientos de aficionados cruzaron proyectiles, bengalas e insultos; además, varios no portaban cubrebocas

Política

INE acepta falta de traducción de papeletas de la Consulta Popular

El EZLN acusó al INE de no traducir la preguntas a la lengua materna de las comunidades y de no explicarles en qué consistía la Consulta