/ viernes 23 de noviembre de 2018

El Brexit se firmaría el domingo

Sigue amenaza de veto español por Gibraltar; defenderé soberanía: May

PARÍS, Francia. La primera ministra Theresa May recibió una estruendosa protesta en la Cámara de los Comunes cuando anunció que llegó a un acuerdo sobre la declaración que terminaría oficialmente a la relación de Gran Bretaña con la Unión Europea.

Como un capitán al timón en medio de la tormenta, la jefa de gobierno resistió los gritos, las invectivas y los abucheos para defender el texto de 26 páginas negociado con Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, órgano ejecutivo de la UE.

Ese documento define las relaciones que, mantendrán la UE y el Reino Unido después de su divorcio definitivo, a partir del 29 de marzo de 2019.

"Detengan el Brexit Tory (conservador)", indica una manta colgada del puente de Westminster, frente al Parlamento en Londres / AFP

También anunció que, tras el retiro de la UE, Gran Bretaña introducirá un nuevo sistema de inmigración que tendrá en cuenta las contribuciones de los indocumentados y confirmó que el futuro acuerdo sobre el Brexit terminará con la jurisdicción del Tribunal de Justicia de la UE.

May concedió que “aún persisten varios puntos de desacuerdo” sobre algunos temas que -en verdad- tienen una importancia crucial para el futuro de esas relaciones, como el tráfico de mercancías, la pesca y Gibraltar.

Este último punto puede convertirse en un escollo capaz de poner en peligro la firma de la declaración final, prevista durante la cumbre extraordinaria de la UE convocada para el domingo próximo en Bruselas.

La primera ministra británica Theresa May / AFP

“Si eso no se resuelve de aquí al domingo, España tendrá que ejercer su derecho de veto (porque) esa es una cuestión que afecta a la esencia de nuestro país, a la esencia de nuestra nación”, advirtió el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez.

May respondió a esa amenaza durante su declaración ante el Parlamento, reafirmando que “la soberanía británica sobre Gibraltar está garantizada y será protegida”.

En medios diplomáticos de Bruselas se estima que la gesticulación de Sánchez obedece a la política interna española, pues en las actuales circunstancias España tiene escaso margen para modificar la situación que existe desde hace 305 años en Gibraltar.

PARÍS, Francia. La primera ministra Theresa May recibió una estruendosa protesta en la Cámara de los Comunes cuando anunció que llegó a un acuerdo sobre la declaración que terminaría oficialmente a la relación de Gran Bretaña con la Unión Europea.

Como un capitán al timón en medio de la tormenta, la jefa de gobierno resistió los gritos, las invectivas y los abucheos para defender el texto de 26 páginas negociado con Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, órgano ejecutivo de la UE.

Ese documento define las relaciones que, mantendrán la UE y el Reino Unido después de su divorcio definitivo, a partir del 29 de marzo de 2019.

"Detengan el Brexit Tory (conservador)", indica una manta colgada del puente de Westminster, frente al Parlamento en Londres / AFP

También anunció que, tras el retiro de la UE, Gran Bretaña introducirá un nuevo sistema de inmigración que tendrá en cuenta las contribuciones de los indocumentados y confirmó que el futuro acuerdo sobre el Brexit terminará con la jurisdicción del Tribunal de Justicia de la UE.

May concedió que “aún persisten varios puntos de desacuerdo” sobre algunos temas que -en verdad- tienen una importancia crucial para el futuro de esas relaciones, como el tráfico de mercancías, la pesca y Gibraltar.

Este último punto puede convertirse en un escollo capaz de poner en peligro la firma de la declaración final, prevista durante la cumbre extraordinaria de la UE convocada para el domingo próximo en Bruselas.

La primera ministra británica Theresa May / AFP

“Si eso no se resuelve de aquí al domingo, España tendrá que ejercer su derecho de veto (porque) esa es una cuestión que afecta a la esencia de nuestro país, a la esencia de nuestra nación”, advirtió el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez.

May respondió a esa amenaza durante su declaración ante el Parlamento, reafirmando que “la soberanía británica sobre Gibraltar está garantizada y será protegida”.

En medios diplomáticos de Bruselas se estima que la gesticulación de Sánchez obedece a la política interna española, pues en las actuales circunstancias España tiene escaso margen para modificar la situación que existe desde hace 305 años en Gibraltar.

Mundo

Abogados de Trump presentan defensa contra juicio político

Los defensores consideraron que se trata de "un ataque peligroso contra el derecho de los estadounidenses a elegir libremente a su presidente"

Sociedad

Es mejor una flauta que un arma: AMLO

El mandatario aseguró que entregarán fondos para la compra de instrumentos musicales que se destinarán a escuelas en Oaxaca

México

Prepara Senado ley que legalizará la marihuana

Propone garantizar el derecho a pacientes con enfermedades de difícil tratamiento para que puedan acceder a medicamentos con sustancias basadas en cannabis

Futbol

Águilas dan el primer aleteo y vencen a Tigres

Las Águilas aletean pronto, la revancha luego de perder la final, arranca bien

CDMX

Se desata trifulca en operativo contra ambulantes en Centro Histórico

El hecho tuvo lugar a las 13:30 horas en el cruce de las calles El Carmen y República de Venezuela

Gossip

Jesucristo Súper Estrella devela placa y Samo debuta

Con el debut del cantautor veracruzano Samo como Pedro, Jesucristo súper estrella reanudó temporada en el Centro Cultural Teatro 1

CDMX

Restablece la UNAM diálogo con paristas de la Prepa 7

Los paristas informarán si adelantan el diálogo para este lunes 20

CDMX

El caso Collins aún no termina: Sheinbaum

La Fiscalía General de Justicia local apelará a la sentencia de un juez de control que lo exonera

Mundo

La sangrienta década sin alcohol

Aprobada el 17 de enero de 1920 como una medida para erradicar la pobreza y el crimen, culminó con más pobreza y violencia