/ martes 12 de febrero de 2019

El Chapo y el juicio del siglo, mejor que una narcoserie

Los propios socios dieron la estocada final a Guzmán Loera

El juicio de Joaquín El Chapo Guzmán fue un fascinante viaje a uno de los mayores y más despiadados carteles de la droga y a la vida cotidiana del capo en la clandestinidad de las sierras de Sinaloa, su estado natal, un drama con un casting impresionante: sus propios protagonistas.

La fiscalía convocó al proceso a 56 testigos, desde exsocios del Chapo a agentes del FBI, la DEA y otras agencias del gobierno, así como a funcionarios de varios países latinoamericanos.

El jurado escuchó conversaciones de El Chapo con sus socios grabadas por soplones a escondidas y otras interceptadas por el gobierno, y leyó decenas de sus mensajes de texto encriptados, así como cartas que le envió a su mano derecha desde la cárcel. También vio ladrillos de cocaína, granadas, lanzagranadas y rifles de asalto incautados o destinados al capo.

Pero, sobre todo, escuchó innumerables relatos de la vida y obra del capo contados por 14 de sus exsocios: secretarios, pilotos, un sicario, un gerente, un contador, sus mayores proveedores de cocaína en Colombia, su mayor traficante en Estados Unidos, su jefe de comunicaciones y hasta una ex amante que se escapó con él desnudo por un túnel.

Estos testigos relataron cómo el capo compraba toneladas de cocaína en Colombia a tres mil dólares el kilo y las transportaba hasta México en submarinos semisumergibles, aviones, barcos pesqueros o contenedores comerciales, a veces con escalas en Ecuador, Guatemala, Belice, República Dominicana y Honduras.

Y cómo la droga llegaba finalmente a Estados Unidos por túneles, escondida en latas de jalapeños en trenes, en camiones de gasolina o en compartimentos secretos en automóviles, y era revendida aquí en hasta por 35.000 dólares el kilo.

Todo gracias a la complicidad de corruptos funcionarios de México que recibieron millones en sobornos, incluidos hasta supuestamente expresidentes.

El juicio de Joaquín El Chapo Guzmán fue un fascinante viaje a uno de los mayores y más despiadados carteles de la droga y a la vida cotidiana del capo en la clandestinidad de las sierras de Sinaloa, su estado natal, un drama con un casting impresionante: sus propios protagonistas.

La fiscalía convocó al proceso a 56 testigos, desde exsocios del Chapo a agentes del FBI, la DEA y otras agencias del gobierno, así como a funcionarios de varios países latinoamericanos.

El jurado escuchó conversaciones de El Chapo con sus socios grabadas por soplones a escondidas y otras interceptadas por el gobierno, y leyó decenas de sus mensajes de texto encriptados, así como cartas que le envió a su mano derecha desde la cárcel. También vio ladrillos de cocaína, granadas, lanzagranadas y rifles de asalto incautados o destinados al capo.

Pero, sobre todo, escuchó innumerables relatos de la vida y obra del capo contados por 14 de sus exsocios: secretarios, pilotos, un sicario, un gerente, un contador, sus mayores proveedores de cocaína en Colombia, su mayor traficante en Estados Unidos, su jefe de comunicaciones y hasta una ex amante que se escapó con él desnudo por un túnel.

Estos testigos relataron cómo el capo compraba toneladas de cocaína en Colombia a tres mil dólares el kilo y las transportaba hasta México en submarinos semisumergibles, aviones, barcos pesqueros o contenedores comerciales, a veces con escalas en Ecuador, Guatemala, Belice, República Dominicana y Honduras.

Y cómo la droga llegaba finalmente a Estados Unidos por túneles, escondida en latas de jalapeños en trenes, en camiones de gasolina o en compartimentos secretos en automóviles, y era revendida aquí en hasta por 35.000 dólares el kilo.

Todo gracias a la complicidad de corruptos funcionarios de México que recibieron millones en sobornos, incluidos hasta supuestamente expresidentes.

Política

Estampa de Corazón de Jesús protege a AMLO en la tierra de El Chapo

Por primera vez en la historia, Badiraguato es visitado por un presidente

Política

PRD expulsa a Mauricio Toledo de sus filas

Mediante un comunicado de prensa la Dirección Nacional Extraordinaria reiteró que “no tolerará indicios ni actos de corrupción de parte de ningún militante"

Mundo

Tiroteo en Aurora, Chicago deja al menos 5 muertos

Cuerpos policiacos y de emergencia rodearon la manufacturera Henry Pratt Company donde se reportó el incidente

Valle de México

Pánico en plazas comerciales del Edomex por artefactos explosivos

En Mundo E estaba programada para detonar a las 15:02 horas, mientras en Power Center Coacalco el aparato fue llevado a un área de seguridad

CDMX

¿Insegura? Negocios de CDMX apoyan mujeres en caso de violencia en la calle

"Amiga si alguien te está siguiendo o molestando acércate a este puesto y te ayudaremos #NiUnaMás", así es como comerciantes se suman a la causa

Política

PRD expulsa a Mauricio Toledo de sus filas

Mediante un comunicado de prensa la Dirección Nacional Extraordinaria reiteró que “no tolerará indicios ni actos de corrupción de parte de ningún militante"

Política

"Yo sigo chambeando aquí" dice García Alcocer, presidente de la CRE

Guillermo García Alcocer aseguró que seguirá desempeñando sus funciones por el tiempo que le resta en el cargo

Sociedad

Estampa de Corazón de Jesús y trébol protegen a AMLO en la tierra de El Chapo

Antes de partir a Badiraguato, Sinaloa, mostró sus amuletos y expresó: "Detente enemigo, el corazón de Jesús está conmigo"

Futbol

Diego Lainez en el once ideal de la Europa League

Los reconocimientos para el joven mexicano en el Viejo Continente empiezan a llegar