/ martes 12 de febrero de 2019

El Chapo y el juicio del siglo, mejor que una narcoserie

Los propios socios dieron la estocada final a Guzmán Loera

El juicio de Joaquín El Chapo Guzmán fue un fascinante viaje a uno de los mayores y más despiadados carteles de la droga y a la vida cotidiana del capo en la clandestinidad de las sierras de Sinaloa, su estado natal, un drama con un casting impresionante: sus propios protagonistas.

La fiscalía convocó al proceso a 56 testigos, desde exsocios del Chapo a agentes del FBI, la DEA y otras agencias del gobierno, así como a funcionarios de varios países latinoamericanos.

El jurado escuchó conversaciones de El Chapo con sus socios grabadas por soplones a escondidas y otras interceptadas por el gobierno, y leyó decenas de sus mensajes de texto encriptados, así como cartas que le envió a su mano derecha desde la cárcel. También vio ladrillos de cocaína, granadas, lanzagranadas y rifles de asalto incautados o destinados al capo.

Pero, sobre todo, escuchó innumerables relatos de la vida y obra del capo contados por 14 de sus exsocios: secretarios, pilotos, un sicario, un gerente, un contador, sus mayores proveedores de cocaína en Colombia, su mayor traficante en Estados Unidos, su jefe de comunicaciones y hasta una ex amante que se escapó con él desnudo por un túnel.

Estos testigos relataron cómo el capo compraba toneladas de cocaína en Colombia a tres mil dólares el kilo y las transportaba hasta México en submarinos semisumergibles, aviones, barcos pesqueros o contenedores comerciales, a veces con escalas en Ecuador, Guatemala, Belice, República Dominicana y Honduras.

Y cómo la droga llegaba finalmente a Estados Unidos por túneles, escondida en latas de jalapeños en trenes, en camiones de gasolina o en compartimentos secretos en automóviles, y era revendida aquí en hasta por 35.000 dólares el kilo.

Todo gracias a la complicidad de corruptos funcionarios de México que recibieron millones en sobornos, incluidos hasta supuestamente expresidentes.

El juicio de Joaquín El Chapo Guzmán fue un fascinante viaje a uno de los mayores y más despiadados carteles de la droga y a la vida cotidiana del capo en la clandestinidad de las sierras de Sinaloa, su estado natal, un drama con un casting impresionante: sus propios protagonistas.

La fiscalía convocó al proceso a 56 testigos, desde exsocios del Chapo a agentes del FBI, la DEA y otras agencias del gobierno, así como a funcionarios de varios países latinoamericanos.

El jurado escuchó conversaciones de El Chapo con sus socios grabadas por soplones a escondidas y otras interceptadas por el gobierno, y leyó decenas de sus mensajes de texto encriptados, así como cartas que le envió a su mano derecha desde la cárcel. También vio ladrillos de cocaína, granadas, lanzagranadas y rifles de asalto incautados o destinados al capo.

Pero, sobre todo, escuchó innumerables relatos de la vida y obra del capo contados por 14 de sus exsocios: secretarios, pilotos, un sicario, un gerente, un contador, sus mayores proveedores de cocaína en Colombia, su mayor traficante en Estados Unidos, su jefe de comunicaciones y hasta una ex amante que se escapó con él desnudo por un túnel.

Estos testigos relataron cómo el capo compraba toneladas de cocaína en Colombia a tres mil dólares el kilo y las transportaba hasta México en submarinos semisumergibles, aviones, barcos pesqueros o contenedores comerciales, a veces con escalas en Ecuador, Guatemala, Belice, República Dominicana y Honduras.

Y cómo la droga llegaba finalmente a Estados Unidos por túneles, escondida en latas de jalapeños en trenes, en camiones de gasolina o en compartimentos secretos en automóviles, y era revendida aquí en hasta por 35.000 dólares el kilo.

Todo gracias a la complicidad de corruptos funcionarios de México que recibieron millones en sobornos, incluidos hasta supuestamente expresidentes.

Política

IP de la mano con gobierno y ONU para generar desarrollo sustentable: CCE

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar Lomelín, afirmó que al escuchar los 17 objetivos de la agenda 2030 de la ONU, los empresarios se han sumado al cumplimento de estas metas

Justicia

Emilio Lozoya no será detenido porque no lo van a encontrar: abogado

Javier Coello Trejo afirmó que el exdirector de Pemex se encuentra en la Ciudad de México

Sociedad

Explota artefacto en autobús de pasajeros en Uruapan

Tras la explosión, pasajeros del autobús fueron desalojados y de acuerdo con el reporte de Seguridad Publica, no hay lesionados

Mundo

Próxima semana inicia proceso para "remover a millones de ilegales" : Trump

El presidente de EU adelantó en su cuenta de Twitter que Guatemala firmará un acuerdo del Tercer País Seguro

Política

Romo critica que la Agenda 2030 no incluya un sistema financiero

El jefe de la oficina de la Presidencia de la República dijo que permitiría erradicar el desempleo y la pobreza

Doble Vía

Amazon vende pulsera que te "electrocuta" si comes de más

Se trata del brazalete Pavlok, que busca ayudar al usuario a dejar los malos hábitos

New Articles

Ninis dejan “tirado” el trabajo, desertan del programa de apoyos del gobierno

La falta de compromiso y nula obligación ha generado que más de mil doscientos jóvenes sin oportunidades que fueron integrados al programa de apoyos abandonaran la oportunidad laboral

Sociedad

Investigan muerte de directora de TVAzteca Zacatecas

El cuerpo de Blanca Lucía Castillo Mendoza fue encontrado al interior de su casa

Sociedad

Explota artefacto en autobús de pasajeros en Uruapan

Tras la explosión, pasajeros del autobús fueron desalojados y de acuerdo con el reporte de Seguridad Publica, no hay lesionados