/ sábado 11 de marzo de 2017

El Papa Francisco va a Colombia para apuntalar el proceso de paz

CIUDAD DEL VATICANO. (OEM-Informex).- Será su cuarto viaje a América Latina. El papa Francisco visitará Colombia del 6 al 11 de septiembre próximo, aceptando la invitación del Gobierno y de los obispos de ese país, como anunció la vicedirectora de la sala de prensa del Vaticano, Paloma García Ovejero. De esta manera, Bergoglio se propone dar un concreto y significativo impulso al proceso de paz en Colombia, después del apoyo de la Santa Sede al acuerdo entre el presidente Juan Manuel Santos y los guerrilleros de las FARC, firmado el año pasado.

En sus cuatro años de pontificado, Francisco ya estuvo tres veces en Latinoamérica: Brasil en julio de 2003, Ecuador, Bolivia y Paraguay en julio de 2015, Cuba y México en enero de 2016.

En Colombia visitará las ciudades de Bogotá, Villavicencio, Medellín y Cartagena. En espera de definir el programa del viaje, es muy probable que, siguiendo el esquema del realizado a México, Bergoglio tenga como base para su estadía la capital del país y desde allí se emplazaría cotidianamente a las otras ciudades.

Francisco será el tercer jefe de la Iglesia católica que visitará Colombia. El primero fue Pablo VI en 1968 en ocasión de la Conferencia del episcopado latinoamericano (Celam) celebrada en Medellín. Papa Montini también visitó Bogotá. El segundo fue Juan Pablo II, quien en 1986 permaneció en el país siete días, visitando diez ciudades y viajando a zona donde se había registrado un gravísimo terremoto que había provocado miles de víctimas.

Es así que el Pontífice argentino hará realidad su deseo de visitar Colombia, ya manifestado el 2 de octubre de 2016, el día en que el pueblo colombiano fue llamado a expresarse con un referéndum sobre el acuerdo de paz. Ese mismo día, durante el vuelo de regreso de su viaje a Georgia y Azerbaigian, Bergoglio reiteró su deseo de ir al país sudamericano “cuando sea seguro el acuerdo”. Sin embargo, contrariamente a las previsiones ganó la formación del “no” al acuerdo encabezada por Álvaro Uribe, considerando que se habían hecho demasiadas concesiones a los exguerrilleros en una sociedad aun herida por las consecuencias de la larga guerra civil.

El pasado 16 de diciembre, Francisco recibió en el Vaticano no solo al presidente Santos que acaba de recibir el premio Nobel, sino también, de manera inesperada, a Uribe. Fue así que presidente y expresidente, ahora adversarios, se encontraron juntos de frente al Papa. Esta audiencia habría tenido una positiva consecuencia en las negociaciones de paz, que al parecer estarían a un paso de concretarse definitiva y oficialmente. También por esto Francisco decidió anunciar su viaje.

CIUDAD DEL VATICANO. (OEM-Informex).- Será su cuarto viaje a América Latina. El papa Francisco visitará Colombia del 6 al 11 de septiembre próximo, aceptando la invitación del Gobierno y de los obispos de ese país, como anunció la vicedirectora de la sala de prensa del Vaticano, Paloma García Ovejero. De esta manera, Bergoglio se propone dar un concreto y significativo impulso al proceso de paz en Colombia, después del apoyo de la Santa Sede al acuerdo entre el presidente Juan Manuel Santos y los guerrilleros de las FARC, firmado el año pasado.

En sus cuatro años de pontificado, Francisco ya estuvo tres veces en Latinoamérica: Brasil en julio de 2003, Ecuador, Bolivia y Paraguay en julio de 2015, Cuba y México en enero de 2016.

En Colombia visitará las ciudades de Bogotá, Villavicencio, Medellín y Cartagena. En espera de definir el programa del viaje, es muy probable que, siguiendo el esquema del realizado a México, Bergoglio tenga como base para su estadía la capital del país y desde allí se emplazaría cotidianamente a las otras ciudades.

Francisco será el tercer jefe de la Iglesia católica que visitará Colombia. El primero fue Pablo VI en 1968 en ocasión de la Conferencia del episcopado latinoamericano (Celam) celebrada en Medellín. Papa Montini también visitó Bogotá. El segundo fue Juan Pablo II, quien en 1986 permaneció en el país siete días, visitando diez ciudades y viajando a zona donde se había registrado un gravísimo terremoto que había provocado miles de víctimas.

Es así que el Pontífice argentino hará realidad su deseo de visitar Colombia, ya manifestado el 2 de octubre de 2016, el día en que el pueblo colombiano fue llamado a expresarse con un referéndum sobre el acuerdo de paz. Ese mismo día, durante el vuelo de regreso de su viaje a Georgia y Azerbaigian, Bergoglio reiteró su deseo de ir al país sudamericano “cuando sea seguro el acuerdo”. Sin embargo, contrariamente a las previsiones ganó la formación del “no” al acuerdo encabezada por Álvaro Uribe, considerando que se habían hecho demasiadas concesiones a los exguerrilleros en una sociedad aun herida por las consecuencias de la larga guerra civil.

El pasado 16 de diciembre, Francisco recibió en el Vaticano no solo al presidente Santos que acaba de recibir el premio Nobel, sino también, de manera inesperada, a Uribe. Fue así que presidente y expresidente, ahora adversarios, se encontraron juntos de frente al Papa. Esta audiencia habría tenido una positiva consecuencia en las negociaciones de paz, que al parecer estarían a un paso de concretarse definitiva y oficialmente. También por esto Francisco decidió anunciar su viaje.