/ miércoles 1 de marzo de 2023

El peor accidente ferroviario en Grecia fue por error humano; van 38 muertos

El choque entre un tren de pasajeros que viajaba entre Atenas y Tesalónica y un convoy de mercancías se produjo sobre la medianoche

La colisión entre un tren de pasajeros y un convoy de mercancías en Grecia se debió a "un trágico error humano", aseguró el primer ministro al día siguiente del peor accidente ferroviario en la historia del país, que dejó al menos 38 muertos.

"Todo demuestra que, lamentablemente, el drama se debe a un trágico error humano", dijo el jefe de gobierno griego, Kyriakos Mitsotakis, durante una alocución televisiva.

Te puede interesar: Derrame en Ohio: es seguro beber agua donde volcó tren con gases tóxicos, dice gobernador

El "terrible accidente de tren no tiene precedentes" en Grecia y será investigado "a fondo", añadió. El choque entre un tren de pasajeros que viajaba entre Atenas y Tesalónica y un convoy de mercancías se produjo sobre la medianoche del martes cerca de la ciudad de Lárisa, en el centro del país.

El accidente dejó al menos 38 muertos y 57 personas siguen hospitalizadas, seis de ellas en cuidados intensivos, según un nuevo balance de los bomberos. Aún hay varios desaparecidos. Las autoridades decretaron un duelo nacional de tres días.

Foto: AFP

El ministro de Transportes, Kostas, Karamanlis, dimitió unas horas después de la tragedia. "Cuando se produce algo tan trágico, no podemos seguir como si nada hubiera ocurrido", afirmó en un comunicado.

Foto: AFP

En Atenas, la policía dispersó una protesta con gas lacrimógeno después de que algunos manifestantes lanzaran piedras hacia las oficinas del operador ferroviario, Hellenic Train.

Ningún sistema de seguridad

El tren de pasajeros transportaba más de 350 personas y ambos convoyes llevaban "varios kilómetros" circulando por la misma vía por una razón todavía desconocida, indicó el portavoz del gobierno, Yiannis Oikonomou.

Por la violencia del choque, las locomotoras y los vagones delanteros quedaron pulverizados y los dos conductores murieron de forma instantánea.

La colisión se produjo a la salida de un pequeño túnel por encima del cual pasa una autopista que une Atenas con Tesalónica.

El jefe de la estación de Lárisa, de 59 años, fue detenido varias horas después del accidente y acusado de homicidio por negligencia.

Pero los sindicalistas ferroviarios afirmaron que el jefe de estación era probablemente un chivo expiatorio, ya que las deficiencias de seguridad de la línea ferroviaria que une las dos principales griegas eran conocidas desde hace años.

Cuando llegó al lugar, el presidente del sindicato de conductores de trenes OSE, Kostas Genidounias, señaló la falta de seguridad en esta línea.

"Toda (la señalización) se hace de forma manual. Desde el año 2000 los sistemas no funcionan", se quejó a la cadena Ert.

"Un gran terremoto"

Las imágenes mostraban vagones carbonizados en una maraña de metal y ventanas rotas. Otros vagones menos dañados quedaron volcados de costado mientras los rescatistas usaban escaleras para intentar sacar a los sobrevivientes.

"Nunca he visto nada así en toda mi vida. Es trágico. Cinco horas después encontramos cuerpos", dijo un socorrista.

El presidente de la Unión de Médicos de Lárisa, Konstantinos Giannakopoulos, explicó que el trabajo de los bomberos y de los rescatistas era muy difícil. Los socorristas desplegaron inmensas grúas en el lugar del accidente para intentar retirar los escombros y enderezar los vagones.

"Tuvimos que romper los cristales con las valijas y logramos salir", contó un pasajero a la cadena de televisión Skai.

Angelos, un pasajero de 22 años, contó a la AFP que sintieron la colisión "como un gran terremoto".

"Afortunadamente, estábamos en el penúltimo vagón y salimos con vida. Hubo un incendio en los primeros coches y se produjo pánico. Vivimos una pesadilla (...) Todavía estoy temblando", agregó.

El ministro griego de Salud, Thanos Plevris, dijo que "la mayoría de los pasajeros eran estudiantes" que volvían a Tesalónica, tras un fin de semana largo en Grecia a raíz de un día feriado. Cerca de 500 personas participan en los rescates, según el portavoz del gobierno.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, transmitió sus condolencias a través de Twitter. "Conmocionado por las noticias y las imágenes de la colisión de los dos trenes", escribió en griego.



ESCUCHA EL PODCAST⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

La colisión entre un tren de pasajeros y un convoy de mercancías en Grecia se debió a "un trágico error humano", aseguró el primer ministro al día siguiente del peor accidente ferroviario en la historia del país, que dejó al menos 38 muertos.

"Todo demuestra que, lamentablemente, el drama se debe a un trágico error humano", dijo el jefe de gobierno griego, Kyriakos Mitsotakis, durante una alocución televisiva.

Te puede interesar: Derrame en Ohio: es seguro beber agua donde volcó tren con gases tóxicos, dice gobernador

El "terrible accidente de tren no tiene precedentes" en Grecia y será investigado "a fondo", añadió. El choque entre un tren de pasajeros que viajaba entre Atenas y Tesalónica y un convoy de mercancías se produjo sobre la medianoche del martes cerca de la ciudad de Lárisa, en el centro del país.

El accidente dejó al menos 38 muertos y 57 personas siguen hospitalizadas, seis de ellas en cuidados intensivos, según un nuevo balance de los bomberos. Aún hay varios desaparecidos. Las autoridades decretaron un duelo nacional de tres días.

Foto: AFP

El ministro de Transportes, Kostas, Karamanlis, dimitió unas horas después de la tragedia. "Cuando se produce algo tan trágico, no podemos seguir como si nada hubiera ocurrido", afirmó en un comunicado.

Foto: AFP

En Atenas, la policía dispersó una protesta con gas lacrimógeno después de que algunos manifestantes lanzaran piedras hacia las oficinas del operador ferroviario, Hellenic Train.

Ningún sistema de seguridad

El tren de pasajeros transportaba más de 350 personas y ambos convoyes llevaban "varios kilómetros" circulando por la misma vía por una razón todavía desconocida, indicó el portavoz del gobierno, Yiannis Oikonomou.

Por la violencia del choque, las locomotoras y los vagones delanteros quedaron pulverizados y los dos conductores murieron de forma instantánea.

La colisión se produjo a la salida de un pequeño túnel por encima del cual pasa una autopista que une Atenas con Tesalónica.

El jefe de la estación de Lárisa, de 59 años, fue detenido varias horas después del accidente y acusado de homicidio por negligencia.

Pero los sindicalistas ferroviarios afirmaron que el jefe de estación era probablemente un chivo expiatorio, ya que las deficiencias de seguridad de la línea ferroviaria que une las dos principales griegas eran conocidas desde hace años.

Cuando llegó al lugar, el presidente del sindicato de conductores de trenes OSE, Kostas Genidounias, señaló la falta de seguridad en esta línea.

"Toda (la señalización) se hace de forma manual. Desde el año 2000 los sistemas no funcionan", se quejó a la cadena Ert.

"Un gran terremoto"

Las imágenes mostraban vagones carbonizados en una maraña de metal y ventanas rotas. Otros vagones menos dañados quedaron volcados de costado mientras los rescatistas usaban escaleras para intentar sacar a los sobrevivientes.

"Nunca he visto nada así en toda mi vida. Es trágico. Cinco horas después encontramos cuerpos", dijo un socorrista.

El presidente de la Unión de Médicos de Lárisa, Konstantinos Giannakopoulos, explicó que el trabajo de los bomberos y de los rescatistas era muy difícil. Los socorristas desplegaron inmensas grúas en el lugar del accidente para intentar retirar los escombros y enderezar los vagones.

"Tuvimos que romper los cristales con las valijas y logramos salir", contó un pasajero a la cadena de televisión Skai.

Angelos, un pasajero de 22 años, contó a la AFP que sintieron la colisión "como un gran terremoto".

"Afortunadamente, estábamos en el penúltimo vagón y salimos con vida. Hubo un incendio en los primeros coches y se produjo pánico. Vivimos una pesadilla (...) Todavía estoy temblando", agregó.

El ministro griego de Salud, Thanos Plevris, dijo que "la mayoría de los pasajeros eran estudiantes" que volvían a Tesalónica, tras un fin de semana largo en Grecia a raíz de un día feriado. Cerca de 500 personas participan en los rescates, según el portavoz del gobierno.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, transmitió sus condolencias a través de Twitter. "Conmocionado por las noticias y las imágenes de la colisión de los dos trenes", escribió en griego.



ESCUCHA EL PODCAST⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Elecciones 2024

Acusaciones de corrupción protagonizan segundo debate CDMX

Taboada relacionó a Brugada con el “Señor de las Ligas” y la morenista insiste en ligarlo con el Cartel Inmobiliario

Finanzas

Coparmex pide no tocar ahorro de vivienda de cuentas inactivas

El Pleno de la Cámara de Diputados discutirá este lunes el dictamen que propone crear un Fondo de Pensiones para el Bienestar, el cual piensa financiarse con los recursos de las cuentas inactivas de personas de 70 años o más que no hayan retirado sus recursos en el Infonavit y de la Afore

CDMX

CDMX sufre inundaciones en las calles y el Metro por las lluvias

Varios puntos de la CDMX se vieron severamente afectados por la lluvia de este domingo

Elecciones 2024

Capturan a presunto asesino de candidato del PAN a la alcaldía de Ciudad Mante, Tamaulipas

Será puesto a disposición de la autoridad jurisdiccional correspondiente que determinará su situación jurídica

CDMX

Balacera afuera del Hospital Balbuena deja al menos un muerto

Presuntamente una mujer resultó lesionada durante el ataque; los responsables se dieron a la fuga

Sociedad

Más de 50 heridos por volcadura de autobús en Nuevo León

Al parecer, el chofer del autobús perdió el control al dormitar y la unidad terminó volcada